¿Está Elías en el Cielo?


¿Está Elías en el cielo? o ¿fue llevado por el Espíritu a un lugar específico de la tierra?
Un estudio realizado por: TRINIDAD TERCERO LOVO
ministerioprofeticoid7@gmail.com
Año 2017

Verso Base:
"Y aconteció que, yendo ellos hablando, he aquí, un carro de fuego con caballos de fuego apartó á los dos: y Elías subió al cielo en un torbellino." (2 Reyes 2:11)
Eruditos y estudiantes de Las sagradas Escrituras conforme a sus creencias dogmáticas utilizan este evento que sucedió en la vida de Elías para enseñar dos cosas: Primero que Elías fue llevado a la presencia de Dios en el tercer Cielo y La segunda es que enseñan que los creyentes así como Elías, también van para el Cielo. Pero ambas afirmaciones son erróneas; Elías no fue llevado al tercer cielo, ni el reino de los justos es en el cielo donde está Cristo Jesús, porque el mismo Señor Jesús va a venir a instaurar su reino aquí en la tierra (Apocalipsis 5:10 y Apocalipsis 11:15).

En el presente estudio trataremos de explicar con claridad y base escritural sobre estos hechos históricos relacionados con la manera de que El Dios de Israel transportaba a sus siervos tanto en los hechos históricos acaecidos en el antiguo testamentos así como con ejemplos del nuevo testamento, indicando con esto que estos varones no eran llevados al tercer cielo si no a lugares específicos aquí en la misma tierra. 

DESARROLLO
Cuando el Señor hizo esto con Elías, es porque el rey Acab buscaba al profeta para matarlo, que él era el único profeta que luchaba contra la idolatría de Jezabel. según 1 Reyes 18:22 que dice:


"Y Elías volvió a decir al pueblo: Sólo yo he quedado profeta de Jehová; mas de los profetas de Baal hay cuatrocientos cincuenta hombres."

Porque él era el único profeta que había quedado en todo el reino, Luchando contra los profetas de baal apoyados por el rey Acab para complacer a su esposa Jezabel. 

1 Reyes 18:7-12 nos relata lo siguiente:
"Y yendo Abdías por el camino, topóse con Elías; y como le conoció, postróse sobre su rostro, y dijo: ¿No eres tú mi señor Elías? 
Y él respondió: Yo soy; ve, di á tu amo: He aquí Elías. 
Pero él dijo: ¿En qué he pecado, para que tú entregues tu siervo en mano de Achâb para que me mate? 
Vive Jehová tu Dios, que no ha habido nación ni reino donde mi señor no haya enviado á buscarte; y respondiendo ellos: No está aquí, él ha conjurado á reinos y naciones si no te han hallado. 
¿Y ahora tú dices: Ve, di á tu amo: Aquí está Elías? 
Y acontecerá que, luego que yo me haya partido de ti, el espíritu de Jehová te llevará donde yo no sepa; y viniendo yo, y dando las nuevas á Achâb, y no hallándote él, me matará; y tu siervo teme á Jehová desde su mocedad."
La narración anterior nos relata que Abdias yendo por un camino se encontró con el profeta Elías, reconoció este que aquel varón era el profeta Elías, se saludaron y tuvieron un diálogo que consiste en lo siguiente: "¿No eres tú mi señor Elías? Y él respondió: Yo soy; ve, di á tu amo: He aquí Elías. Pero él dijo: ¿En qué he pecado, para que tú entregues tu siervo en mano de Achâb para que me mate? vive Jehová tu Dios, que no ha habido nación ni reino donde mi señor no haya enviado á buscarte, ¿Y ahora tú dices: Ve, di á tu amo: Aquí está Elías? Y acontecerá que, luego que yo me haya partido de ti, el espíritu de Jehová te llevará donde yo no sepa; y viniendo yo, y dando las nuevas á Achâb, y no hallándote él, me matará; y tu siervo teme á Jehová desde su mocedad.

Encontramos en este relato de 1 Reyes 18:7-12 que era muy común en Israel que los profetas fuesen enemigos de los reyes de Israel por causa de la verdad de Dios. Y también era común que Jehová para salvarles la vida les escondía de la presencia de estos reyes como sucedió en el caso del profeta Elías que fue arrebatado en un carro de fuego.

Conforme a lo que nos relata 1 Reyes 18:16 Abdías fue y dio el aviso al rey Acab y este vino al encuentro de Elías precisamente en ese lugar. Allí se vieron frente a frente y comenzó la gran discusión, Elías en ese preciso lugar dio a conocer que el era el profeta de jehová y que Dios era el único Dios en toda la tierra; humillando de esa manera al dios baal quien era venerado por acab y su esposa y gran parte del pueblo israelita a través de aquel gran duelo entre el dios baal y el Dios de Israel, quedando humillado baal y sus seguidores y Elías saliendo victorioso y con esto manifestando el gran poder del verdadero Dios. 


Allí confirma lo que anteriormente apuntábamos "Solamente Elías era profeta de Dios" 1 Reyes 18:22 toda esta historia la puede consultar en 1 Reyes 18:16-38. Por todos estos acontecimientos que narra las sagradas escrituras es que el profeta Elías tuvo que ser llevado de un lugar a otro debido al grado de enemistad que existía entre él y el rey Acab; pues Jezabel mujer de Acab había hecho juramento de darle muerte de la misma manera en que Elías había ajusticiado aquellos profetas de baal en el monte carmelo. Véase 1 Reyes 19:1.

"Y ACHÂB dió la nueva á Jezabel de todo lo que Elías había hecho, de como había muerto á cuchillo á todos los profetas." 
ARREBATAMIENTO Y TRASPOSICIÓN DE ELÍAS  
Los hechos trascendentales en los que se centra nuestro estudio están narrados en 2 Reyes 2:1-12 de la siguiente manera:


"Y ACONTECIÓ que, cuando quiso Jehová alzar á Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal. Y dijo Elías á Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado á Beth-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron pues á Beth-el. Y saliendo á Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Beth-el, dijéronle: ¿Sabes cómo Jehová quitará hoy á tu señor de tu cabeza? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le volvió á decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado á Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron pues á Jericó. Y llegáronse á Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Jericó, y dijéronle: ¿Sabes cómo Jehová quitará hoy á tu señor de tu cabeza? Y él respondió: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le dijo: Ruégote que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron pues ambos á dos. Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y paráronse enfrente á lo lejos: y ellos dos se pararon junto al Jordán. Tomando entonces Elías su manto, doblólo, é hirió las aguas, las cuales se apartaron á uno y á otro lado, y pasaron ambos en seco. Y como hubieron pasado, Elías dijo á Eliseo: Pide lo que quieres que haga por ti, antes que sea quitado de contigo. Y dijo Eliseo: Ruégote que las dos partes de tu espíritu sean sobre mí. Y él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será así hecho; mas si no, no. Y aconteció que, yendo ellos hablando, he aquí, un carro de fuego con caballos de fuego apartó á los dos: y Elías subió al cielo en un torbellino. Y viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de á caballo! Y nunca más le vió, y trabando de sus vestidos, rompiólos en dos partes." 
Y de Igual manera en la vida de Eliseo años más tarde vemos eventos similares a los anteriores dándonos a entender la historia escritural sagrada que estos eventos eran comunes en los tiempos de los profetas del antiguo Israel. Veamos el siguiente relato en 2 Reyes 6:11-17: 

"Y el corazón del rey de Siria fué turbado de esto; y llamando á sus siervos, díjoles: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel? Entonces uno de los siervos dijo: No, rey, señor mío; sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu más secreta cámara. Y él dijo: Id, y mirad dónde está, para que yo envíe á tomarlo. Y fuéle dicho: He aquí él está en Dothán. Entonces envió el rey allá gente de á caballo, y carros, y un grande ejército, los cuales vinieron de noche, y cercaron la ciudad. Y levantándose de mañana el que servía al varón de Dios, para salir, he aquí el ejército que tenía cercada la ciudad, con gente de á caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos? Y él le dijo: No hayas miedo: porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oró Eliseo, y dijo: Ruégote, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del mozo, y miró: y he aquí que el monte estaba lleno de gente de á caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo." 

En este relato histórico de acontecimientos reales encontramos que el rey de Siria planeaba atacar a Israel pero todo su plan secreto lo sabía inmediatamente el rey de Israel, entonces el rey de Siria pensó que en sus tropas había infiltrados del pueblo de Israel que le informaba todo lo que el planeaba en secreto.

Pero un siervo del rey de Siria le dijo le dijo lo siguiente: "No, rey, señor mío; sino que el profeta Elíseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu más secreta cámara."   Entonces el rey de Siria mandó un ejército numeroso para capturar al profeta Eliseo y rodearon aquella ciudad donde se encontraba el profeta, Y levantándose de mañana, el siervo del profeta he aquí que miro un gran ejército que rodeaba la ciudad y el criado le dijo al profeta ¿Que haremos estamos rodeados? El profeta Elíseo tranquilamente le dijo: "No hayas miedo: porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos" porque los que estaban resguardando al profeta eran ángeles en caballos y de carros de fuego,enviados por el poderoso Dios para salvaguardar la vida del profeta según 2 Reyes 6:17 que dice:    

"Y oró Eliseo, y dijo: Ruégote, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del mozo, y miró: y he aquí que el monte estaba lleno de gente de á caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo."   
Es por eso que enfatizamos en el tema que estos eventos eran comunes en el pueblo de Israel,Caballos de Fuego resguardando la vida de los profetas y de igual manera, caballos de fuego llevándolos para ponerlos en otro lugar, que fue lo que sucedió con Elías y eso era lo que Eliseo le mostraba a su siervo que no tenia por que temer si ellos ya estaban protegidos por carros de fuego enviados por el señor. 

TRANSPOSICIÓN DE FELIPE
En el nuevo testamento tenemos otro hecho similar en hechos 8:36-40 

Y yendo por el camino, llegaron á cierta agua; y dijo el eunuco: He aquí agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Y Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro: y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco; y bautizóle. Y como subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató á Felipe; y no le vió más el eunuco, y se fué por su camino gozoso. Felipe empero se halló en Azoto: y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó á Cesarea. 
 Felipe fue arrebatado por el Espíritu Santo y donde efectuó el bautismo de aquel etíope eunuco, desde allí fué tomado y llevado a la ciudad de Azoto conocida hoy como Ash'-dod ('ashdodh, Azotos, Esdud moderno): Una de las cinco principales ciudades de los filisteos antes de la llegada del pueblo hebreo.  Podemos notar en esta narración que ya no es transportado por carros de fuego ni caballos de fuego, sino por el Espíritu Santo. 



Azoto como se conocía en el tiempo de los apóstoles estaba situada a 69.3  Kilómetros de Jerusalén aproximadamente, una distancia similar al lugar de donde fue tomado felipe y llevado por el Espíritu de Dios a dicha ciudad. Una distancia a pie de 14 horas y 16 minutos aproximadamente. Pero con este ejemplo queremos resaltar el hecho de que el Espiritu de Jehova, tomaba a sus siervos de un lugar a otro rompiendo los esquemas de tiempo y distancia, en el Antiguo Testamento por causa de las grandes persecuciones de los reyes contra los profetas y en el Nuevo Testamento por causa del evangelio eterno, pero no es que el señor se los llevaba para el tercer cielo como muchos mal interpretan.

¿QUE ACONTECIÓ A ELÍAS DESPUÉS DE QUE FUE ARREBATADO EN EL CARRO DE FUEGO?
Después de que Elías fue arrebatado en un carro de fuego al final del reinado del malvado Acab en el año 853 a. C. después de muchos años de este evento aparece escribiendo una carta desde un lugar de la tierra al malvado Joram hijo de Josaphat en al año 843 a C. Aproximadamente cerca del final de su reinado. según 2 Crónicas 21:4-6 que dice: 

"Fue elevado, pues, Joram al reino de su padre; y luego que se hizo fuerte, mató a espada a todos sus hermanos, y también a algunos de los príncipes de Israel. Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó ocho años en Jerusalén.Y anduvo en el camino de los reyes de Israel, como hizo la casa de Acab; porque tenía por mujer a la hija de Acab, e hizo lo malo ante los ojos de Jehová."
Entonces el profeta se halló en la ingente necesidad, al saber de la maldad y crueldad de Joram de escribir una carta a este rey condendo sus actos perversos y sentenciandolo a una muerte espantosa.

  853 a. C Termina el reinado de Acab rey de Israel
-843 a. C. Termina el rienado de de Joram rey de Judá
=  10 años 

Entre el reinado de acab rey de Israel y el final del reinado de Joram rey de Judá transcurrieron 10 años, esto nos da a entender que Elías estaba en un lugar especifico aqui en la tierra, cuando escribe esta carta a este rey malvado. (2 Crónicas 21:12-15). 


CONCLUSIÓN
Entonces afirmamos que en el tercer cielo solamente mora Dios y Cristo Jesús con las creaciones Celestiales, lugar que para nosotros los seres terrenales está vedado, conforme a lo que el mismo señor dijo en Juan 7:33-34 que dice:
"Y Jesús dijo: Aun un poco de tiempo estaré con vosotros, é iré al que me envió. Me buscaréis, y no me hallaréis; y donde yo estaré, vosotros no podréis venir." 
Claramente nuestro Señor jesucristo dice que el regresa al cielo al que le envió, y también afirma a los discípulos que donde el va es decir al padre, los discípulos no pueden ir. 
 "Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo." (S. Juan 3:13).
Tomando en cuenta estos dos ejemplos ningún ser humano ha sido llevado al tercer cielo asi que el profeta Elías al igual que todos los héroes de la fe está esperando la promesa de la resurrección de igual manera que todos los demás.

Conforme á la fe murieron todos éstos sin haber recibido las promesas, sino mirándolas de lejos, y creyéndolas, y saludándolas, y confesando que eran peregrinos y advenedizos sobre la tierra. (Hebreos 11:13).

Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, (Hebreos 9:27). 
Está establecido que los seres humanos tenemos que morir una vez, entonces afirmamos que Elías no está en el tercer cielo como piensan la mayoría de estudiantes de las escrituras, sino que yace en el polvo de la tierra, esperando la resurrección de los muertos igual que los demás, que comparten la misma naturaleza de Elías, es decir Peregrinos y extranjeros en esta tierra,en espera de la final trompeta que traerá a la vida a todos aquellos varones y mujeres del ayer y del presente, cuando Cristo venga en su segunda venida. Por lo tanto si Elías está en el cielo los textos anteriores de San Juan y Hebreos tendrían contradicción y perderían su valor doctrinal.


¡Amen! 



     

1 comentario:

  1. Creo que usted esta bien encaminado pero sigue estando equivocado, solo le hare una pregunta, usted dice que nadie subio jamas al tercer cielo,¿Y que paso con Pablo cuando dice que el fue arrebatado hasta el tercer cielo donde vio cosas inefables que no le esta dado al hombre ver ?

    ResponderEliminar

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.