La Visión de Pedro



La Visión de Pedro
Por: Trinidad Tercero Lovo
ministerioprofeticoid7.blogspot.com
Redacción: Misael Castro
Recursos Cristianos.Org

Verso Base:
Y volvió la voz hacia él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.” (Hechos 10:15).

Objetivo:
 Explicar el contenido espiritual de La Visión de Pedro y su verdadera interpretación.

Lectura Complementaria: Hechos 10:1-12

Introducción:

La visión del Apóstol Pedro está íntimamente relacionada con la entrada del evangelio y el plan de Salvación a los Gentiles. Encontramos en el relato de Hechos 10:1-8, que Cornelio tuvo una manifestación; en la que un ángel entraba a su casa y le decía: “Cornelio, tus oraciones y tus limosnas han subido en la presencia de Dios” y miramos como un gentil, como lo era Cornelio, Centurión de la Compañía romana llamada “La Italiana” recibe respuesta de parte del señor; indicando con esto que también nosotros los gentiles teníamos suerte y parte en el ministerio de la Salvación; pero el ángel le ordena que envíe hombres a Jope para hacer venir a Pedro, el inmediatamente manda soldados y hacen venir a Pedro hasta su casa. Mientras tanto, los enviados llegaban a la casa donde posaba el Apóstol Pedro, este sintió mucha hambre, mientras Pedro se disponía a orar, como a las 12:00 meridiano; cuando el alimento estaba servido, quiso comer, y cuando se disponía a comer, le vino una visión. Y en la visión vio claramente el cielo abierto, y que descendía un gran lienzo atado a los cuatro cabos y que descendía a la tierra. Y en el aparecían Animales cuadrúpedos de la tierra y reptiles y aves del cielo. Cuando dice “Todos los animales cuadrúpedos de la tierra” se refiere a todos los cuadrúpedos que aparecen en la lista de Animales inmundos. Reptiles, todos ellos inmundos, y aves del cielo, todas ellas inmundas.

Desarrollo:

1.       Mata y Come
“Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. (Hechos 10:13)” En la interpretación de este versículo; el mundo religioso, hace una aplicación errónea de la visión de Pedro; por lo que anteriormente dijimos, que el iba a comer literalmente hablando. Pero en ese momento llega la visión. Y la voz le dijo: “Levántate Pedro; Mata y come” es allí donde el mundo religioso se confunde y afirma que se puede comer de todo: Animales inmundos y bebidas inmundas. Porque hacen una relación con los animales inmundos que venían en el lienzo. Entonces de inmediato el pensamiento les hace afirmar que por esa orden; se puede comer de todo animal inmundo, sin saber que esto se trata de una visión alegórica, que simboliza a las naciones gentiles que al no tener ningún pacto con el señor estábamos considerados como animales inmundos; porque en la ley de Israel había una prohibición que un Israelita se juntase con un Gentil. Por considerarlo un inmundo incircunciso. Esto esta expresado en Efesio 2:11-13 que dice: “Por tanto, acordaos que en otro tiempo vosotros los Gentiles en la carne, que erais llamados incircuncisión por la que se llama circuncisión, hecha con mano en la carne; Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.” El Apóstol Pablo en esta carta a los efesios habla claramente que no estábamos bajo ningún pacto, extranjeros a los pactos y sin ninguna promesa y sin Dios en el mundo, esta es la razón por la que los israelitas consideraban a los gentiles como animales inmundos. Esa fue la razón por la que Dios tuvo que intervenir con esa visión del lienzo para hacer entender a Pedro que era necesario que también los gentiles tuviéramos parte y suerte en el ministerio de la salvación.
Cuando en el trece dice: “Levántate Mata y come” significa lo siguiente: Cuando le dice la voz “Levántate” indica que Pedro tenía que levantarse para ir de inmediato a explicarle el plan de salvación a uno de los primeros gentiles beneficiados como lo era Cornelio. ¿En qué sentido esta expresada la palabra “Mata?  No está hablando, que Pedro iba a matar literalmente animales para comérselos. Sino más bien en el sentido simbólico, como lo expresa Romanos 6:1-4 que a la letra dice “¿PUES qué diremos? ¿Perseveraremos en pecado para que la gracia crezca? En ninguna manera. Porque los que somos muertos al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? ¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.” Llevando el conocimiento de la salvación a todos los gentiles y este pasando a todas las generaciones hasta hoy; nos damos cuenta de la palabra de Dios; al convertirnos al señor ya no podemos seguir en el pecado. Por lo que nos dice el apóstol pablo a los romanos que si ya hemos muerto al pecado no podemos vivir en él. Es la palabra del señor la que nos enseña que, al bautizarnos, somos bautizados en la muerte del señor y somos sepultados juntamente con él, por medio del bautismo y la fe, y así buscamos la manifestación de la nueva criatura a fin de que el hombre viejo con sus manifestaciones de la carne, quede muerto, para que la gracia crezca en nosotros y así darle muerte al pecado. Según lo que nos dice Romanos 6:6 “Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fué crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, a fin de que no sirvamos más al pecado.” Todos estos versículos vienen hablando de la muerte al pecado y la muerte al hombre viejo. Esa era la misión de Pedro, en la expresión alegórica que decía “Mata”.   Cuando la voz le dice a pedro “Come” es una expresión alegórica que significa lo siguiente: no es una orden literal sino más bien una expresión alegórica relacionada con lo que nos dice Job 34:3 de la siguiente manera: “Porque el oído prueba las palabras, Como el paladar gusta para comer.” Nosotros por medio de la predicación comemos alimentando al hombre interior. Cuando se le dijo a Pedro “Mata y come” no se refiere a un alimento material para alimentar el hombre exterior sino una forma alegórica de un alimento espiritual que sirve para sustentar al hombre interior a través de la palabra de Dios; por lo que nos dice San Mateo 4:4 que a la letra dice: “Mas él respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo de pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.” El comer por el oído para saciar el vientre espiritual; eso es servir a nuestro padre Celestial. Lo confirma nuestro señor Jesucristo en San Juan 4:34 “Díceles Jesús: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.” Y San Juan 4:32 que dice: “Y él les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.” Esta comida que es la mismísima palabra del señor, es la que fue a compartir Pedro con Cornelio.  



2.      Ninguna Cosa Común e inmunda
 “Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común é inmunda he comido jamás.” (Hechos 10:14) como el apóstol Pedro conocía los preceptos de la ley de Dios, inmediatamente responde a aquella voz de acuerdo a sus conocimientos “no; porque ninguna cosa común é inmunda he comido jamás.” Por considerar que en ese lienzo no venían animales aptos para comer registrados en la ley de Dios. Por eso el apóstol contesta de esa manera. Porque estaba totalmente en duda como lo dice Hechos 10:17 al no saber de qué trataba aquella visión: “Y estando Pedro dudando dentro de sí qué sería la visión que había visto, he aquí, los hombres que habían sido enviados por Cornelio, que, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta.” Con este texto estamos confirmando que la visión del lienzo se trataba de nosotros los gentiles, porque inmediatamente después de la Visión, el apóstol Pedro entendió claramente a que se refería la visión por cuanto llegaban los hombres que habían sido enviados por Cornelio preguntando por él y manifestándole el propósito de su visita que era la de ir a evangelizar a Cornelio. Fue en ese instante que pedro comprendió aquella visión.

3.  Lo que Dios Limpio, No llames común o inmundo
Y volvió la voz hacia él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común” (Hechos 10:15). Y la voz le repitió por segunda vez “Lo que Dios limpió, no lo llames tú común” ¿Por qué le dijo esto? Es porque el Señor a través de su sacrificio en la Cruz fue que vino a limpiar todo aquello que era común o inmundo tratándose de seres humanos no de animales, porque es una blasfemia decir que cristo Jesús vino a limpiar animales inmundos como ser: Perros, Gatos, Zopilotes, Lechuzas, ratones, Cerdos, Garrobos, conejos etc. Sino a limpiar al ser humano de su pecado; porque somos los seres humanos los que tenemos un alma responsable delante de Dios mientras los animales no. Porque en ninguna parte de las escrituras encontramos que los animales van a comparecer ante el señor para dar cuenta de sus pecados.

4.   Judíos y Gentiles
“Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían juntado. Y les dijo: Vosotros sabéis que es abominable a un varón Judío juntarse o llegarse a extranjero; (Hechos 10:27-28ª). En esta parte de la narración en el libro de los hechos nos muestra el instante exacto cuando los muros de la separación impuestas por el judaísmo caen a tierra y se instaura el nuevo orden del Evangelio a los gentiles. Por lo siguiente: Cornelio invitó a toda su familia y amigos para ir a escuchar el mensaje que Pedro le traía, y el escritor de los hechos nos dice que se habían juntado muchas personas entre ellas gentiles y judíos. En el verso 28, Pedro hace mención de la prohibición de La ley judía que era de allegarse o juntarse a un extranjero (gentil). Pero el a sus hermanos judíos le expresó lo siguiente: “Que el señor le ha mostrado a través de la visión del lienzo que a ningún hombre llame común o inmundo” en la parte final del verso 28 tenemos la aclaración exacta a que se refería esta visión.




4.Ningun ser humano es común o inmundo si ha sido limpiado con la sangre preciosa de Cristo Jesús.
más me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo; (Hechos 10:28). Como lo explicamos en el verso anterior Cristo Jesús por medio de su sacrificio en la cruz nos hizo limpios de aquella impureza e inmundicia que nos había dejado el Pecado. Fue así como el apóstol pedro comprendió la visión del lienzo según lo que dice la parte final del verso 28; y explicó a sus hermanos Judíos que Dios no hace acepción de ninguna persona, sino que de cualquier punto de la tierra que le teme se agrada y lo toma como hijo hablando de nosotros los gentiles según hechos 10:34-35 que dice: “Entonces Pedro, abriendo su boca, dijo: Por verdad hallo que Dios no hace acepción de personas; Sino que de cualquiera nación que le teme y obra justicia, se agrada.” Y para confirmar esto de que los gentiles desde ese momento llegábamos a formar parte de los redimidos con la sangre de cristo Jesús, sucedió lo siguiente: Y se maravillaron los fieles que eran de origen Judío que también sobre los gentiles que eran catalogados como incircuncisos, sobre ellos, fuese derramado el Espíritu Santo, por considerarlos que no eran dignos de eso, porque eran comparados como animales inmundos. Según hechos 10:44-45 que afirma: “Estando aun hablando Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el sermón. Y se espantaron los fieles que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, de que también sobre los Gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.” Por este motivo el Apóstol Pedro tuvo que explicarles en un discurso muy prolongado los acontecimientos sucedidos sobre la visión del lienzo, y este discurso explicativo de pedro hacia los judíos lo encontramos en hechos 11:4-18. El Apóstol Pedro en esta narración les explicó, como los gentiles tenían el mismo derecho que ellos tenían, en cuanto al plan de salvación se refiere. Y les explica que era prohibido allegarse a un extranjero o gentil, por considerarse un incircunciso; en otras palabras, un inmundo, y les explico que, por eso en la visión, aparecía aquella gran lista de animales inmundos, y les enseño que aquello era una visión alegórica que simbolizaba el ministerio de la salvación a los gentiles.
En los días del ministerio del señor Jesucristo se dieron algunos ejemplos de estos gentiles que eran vistos como perrillos tal es el caso de Marcos 7:24-30 donde aparece una mujer de origen siro fenicia de genealogía griega y buscaba una migaja de misericordia del señor Jesús para que sanase a su hija, pues el señor le contesto: “Más Jesús le dijo: Deja primero hartarse los hijos, porque no es bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.” Vemos la respuesta del señor Jesucristo en cuanto a los gentiles por cuanto todavía no les había llegado la hora de gozar a plenitud de la misericordia de Dios. Pero la mujer insistió y le dijo: “Sí, Señor; pero aun los perrillos debajo de la mesa, comen de las migajas de los hijos” entonces el señor conmovido de aquella palabra de aquella mujer gentil; le concedió aquella migaja de misericordia y su hija fue sana. Cuando esto Pasó no había sucedido la visión del lienzo en tiempos del Apóstol Pedro. Es por ello, que la respuesta del señor, es severa; porque todavía no había trato con los gentiles y estábamos todavía en el lienzo; en el grupo de los inmundos.

 Y según Mateo 15:22-28 en relación a esta misma historia nos muestra que para esos días del ministerio de Jesús el evangelio solo estaba disponible para la casa de Israel, porque claramente le habla a La mujer Cananea en el verso 24: “Y él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.” No a gentiles, con los cuales aún no había hecho ningún pacto. “Entonces ella vino, y le adoró,” aun con que le adoró, Cristo le dijo “no es bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos” pero ella contestó: “Sí, Señor; más los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores.” La mujer comprendió que aquella migaja de misericordia no era para ella todavía, porque era una gentil y aceptó que era una perrilla porque todavía no era considerada pueblo de Dios. Al señor le agrado tanto la respuesta de aquella gentil que el señor le hizo el milagro. Sintetizando el tema diremos que la visión de Pedro estaba referida a los gentiles con los cuales el señor no tenía ningún pacto y eran considerados como animales inmundos. Pero llegado el tiempo para que también nosotros fuésemos pueblo de Dios el señor dispuso lo siguiente para que ya no siguiéremos siendo comparados como animales inmundos según lo que nos dice el Apóstol Pablo en Hechos 13:46-48 de a la letra dice: “Entonces Pablo y Bernabé, usando de libertad, dijeron: A vosotros a la verdad era menester que se os hablase la palabra de Dios; mas pues que la desecháis, y os juzgáis indignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los Gentiles. Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los Gentiles,
Para que seas salud hasta lo postrero de la tierra. Y los Gentiles oyendo esto, fueron gozosos, y glorificaban la palabra del Señor: y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.”

Conclusión:
Como conclusión diremos que se cerró la gracia para el pueblo de Israel y se abrió la gracia para nosotros los gentiles y dejamos de ser desde ese preciso momento perrillos, o mal llamados “Comunes o inmundos”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.