La Nueva Jerusalem en el Reino Milenial de Cristo (Articulo Completo)



La Nueva Jerusalén
“Viene con Cristo Jesús”




Estudio realizado por: Trinidad Tercero Lovo
Palestina, Olancho, Honduras. C. A.

En el entorno cristiano existen muchas posturas referentes al establecimiento de La Nueva Jerusalén en el reinado milenial de Cristo Jesús, por medio del presente tema trataremos de hacer un recorrido por los diferentes versos bíblicos de índole profético que a la luz de las sagradas escrituras y bajo la dirección del Santo Espíritu de Dios discerniremos para tener una mejor comprensión de este tema muy importante para la iglesia.

Dada las diferentes posturas relacionadas con la interpretación de Apocalipsis 21:1-2, en las que se enseña que La Nueva Jerusalén estará en el aire, y que hasta después del milenio se establecerá en la tierra; otros piensan que durante 7 años estará a la altura de las nubes y después asciende al tercer cielo. Otro tercer grupo solamente aduce que se establecerá hasta después del milenio, y que Cristo no trae un solio presidencial como Rey de Reyes y Señor de Señores, sino que gobernará desde una tienda de campaña, otros al no tener una certeza en cuanto a este tema simplemente aducen que gobernara el señor en un edificio cualquiera de La Jerusalén Actual.

Lo que sucede con la interpretación errónea, es que la mayor parte de los lectores siguen el orden cronológico desde el capítulo 20:12-15; así el pensamiento del lector saca una conclusión de inmediato en que La nueva Jerusalén viene después del milenio. Este estudio pretende aclarar y explicar que la profecía apocalíptica no toda sigue el orden cronológico en que fue redactada, pero si hay cosas escritas en las Sagradas Escritura que siguen ese orden cronológico. En el desarrollo del estudio, explicaremos esto, con muchos ejemplos que nos servirán para entender mejor este tema.



Desarrollo:

Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. (Apocalipsis 21:2).”

  Si la escritura nos dice, que desciende del cielo dispuesta como una esposa ataviada para su marido, esto es una alegoría en la cual relaciona íntimamente la venida de Cristo y La Nueva Jerusalén como ciudad.  Simbólicamente hablando esta alegoría habla que como una esposa está ligado íntimamente a su esposo, así la Nueva Jerusalén viene ligada a Cristo Jesús en su venida. Si alguien se presenta para contraer nupcias, desde un punto de vista humano es ilógico que no esté presente la esposa; y que contraiga nupcias él solo, con la promesa que se la entregaran pasados mil años, hablando en sentido literal. Cuando dice que viene ataviada, es que la nueva Jerusalén viene ya construida por la mano de Dios desde el cielo según lo que nos dice Hebreos 11:10 “Porque esperaba ciudad con fundamentos, el artífice y hacedor de la cual es Dios.”
No debe de confundirse el concepto de esposa relacionado en este verso con el concepto de esposa implícito en Apocalipsis 19:7-8 refiriéndose a la Iglesia, porque son dos conceptos muy diferentes.

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos. Apocalipsis 21:3

El versículo tres dice en una de sus partes “he aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos” este tabernáculo representa a Cristo Jesús que morará con su pueblo, este tabernáculo será el centro de la nueva Jerusalén que es su Rey, Cristo Jesús. Pero si la nueva Jerusalén viene después del milenio, ¿Dónde tendrá su morada este tabernáculo y su pueblo?
¿Por qué afirmamos que Cristo es este tabernáculo? Las Sagradas escrituras nos dicen según el apóstol Pablo en hebreos 9:11 “Mas estando ya presente Cristo, pontífice de los bienes que habían de venir, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es a saber, no de esta creación;” confirmado por el evangelio según marcos refiriéndose a Cristo Jesús dice lo siguiente: “Nosotros le hemos oído decir: Yo derribaré este templo que es hecho de mano, y en tres días edificaré otro hecho sin mano.”   y También en Hebreos 8:2 que a la letra dice: “Ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que el Señor asentó, y no hombre.” terminado de confirmarlo el apóstol pedro en su segunda carta capitulo uno verso trece y catorce que dice lo siguiente: “Porque tengo por justo, en tanto que estoy en este tabernáculo, de incitaros con amonestación: Sabiendo que brevemente tengo de dejar mi tabernáculo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado.” Cuando se refiere a Tabernáculo, está hablando de la persona misma de Cristo Jesús que de manera corporal estará presidiendo en la Nueva Jerusalén, y según pedro, igualmente nosotros, humanamente hablando somos un tabernáculo y que habitaremos en conjunto con el verdadero y Santo Tabernáculo “Cristo Jesús”.

La Nueva Jerusalén como destino de Las Primicias y de todos los Justos:
Afirmamos que La Nueva Jerusalén como promesa del Dios eterno, es el lugar de destino de los Primogénitos de La fe desde el comienzo de los tiempos hasta la venida de Cristo (Antiguo pacto), y de los creyentes a la fe de Jesús de todas las naciones de la tierra; para morar con Cristo Jesús desde el comienzo de los mil años y por toda una eternidad. El apóstol Pablo nos escribe en Hebreos 12:22-23 lo siguiente: “Mas os habéis llegado al monte de Sión, y a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, y a la compañía de muchos millares de ángeles, Y a la congregación de los primogénitos que están alistados en los cielos, y a Dios el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos perfectos,” Hebreos 12:22 habla que habremos llegado al monte de Sion y a la ciudad del Dios vivo “La Nueva Jerusalén. Sion es el trono presidencial de Cristo que estará ubicado en la Nueva Jerusalén. Y el 23 nos dice que nos hemos llegado a la congregación de los primogénitos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida en los cielos y a los espíritus de los justos hechos perfectos. Si los justos y los perfectos y los primogénitos van a entrar a la nueva Jerusalén será al inicio del milenio por lo siguiente: Esa fue la promesa hecha a nuestro Padre Abraham padre de la fe (Gentiles e israelitas) que inmediatamente de su resurrección él y todos los que hemos creído y obedecido como el, entraríamos de inmediato después de la resurrección y la transformación a esa ciudad por lo que nos dice Hebreos 11:14 -16 que dice lo siguiente: “Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria. Que si se acordaran de aquella de donde salieron, cierto tenían tiempo para volverse: Empero deseaban la mejor, es a saber, la celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos: porque les había aparejado ciudad.” Si Dios le prometió al padre de la Fe y a todos los que nos constituimos como hijos de Abraham por medio de la fe en Cristo Jesús, La Nueva Jerusalén, esto tiene que ser inmediatamente después de la resurrección. Si ellos estaban esperando esta patria y esta ciudad celestial La nueva Jerusalén significa que esta promesa es para que después de la resurrección y la transformación empecemos juntamente con Cristo Jesús a vivir dentro de ella porque este va a ser nuestro hogar para siempre dentro de ella.
Conforme a la promesa hecha a Abraham a Isaac y a Jacob, es que ya no seguirían viviendo en tiendas de campaña, sino que después de su resurrección recibirían la entrada a la ciudad por lo que se consideraría injusto que después de tanto sufrimiento vengan los justos de nuevo a vivir en casas transitorias y pasajeras por lo que nos dice el sabio Apóstol Pablo en Hebreos 11:8-10; porque su fe y espera es la de ser ciudadanos de la nueva Jerusalén cuyo diseñador es Dios: “Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir por heredad; y salió sin saber dónde iba. Por fe habitó en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en cabañas con Isaac y Jacob, herederos juntamente de la misma promesa: Porque esperaba ciudad con fundamentos, el artífice y hacedor de la cual es Dios.” Pues la fe conforme a la promesa de aquellos hombres y mujeres del ayer y también la de nosotros es que estaremos desde un inicio en la nueva Jerusalén con el autor de estas promesas.
  Según Apocalipsis 14:1 que a la letra dice: “Y MIRÉ, y he aquí, el Cordero estaba sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes.” Las escrituras también confirman que los 144,000 que son la compañía de justos de las 12 tribus de Israel; estarán con Cristo Jesús en el monte de Sion que representa como lo hemos dicho anteriormente el solio presidencial de Cristo en La Nueva Jerusalén, y estos desde un inicio entrarán a la nueva Jerusalén juntamente con nosotros. Y no solamente los 144,000 de las 12 tribus de Israel, sino que todos aquellos que creyeron a la fe de Jesús de todas las naciones de la tierra; que al igual que las primicias nunca tuvieron una patria y una ciudad permanente, por lo que ellos (Los gentiles) son coherederos igual que los otros, según lo que nos dice Apocalipsis 7:9 que a la letra dice: “Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos;” si dice que estábamos delante del trono, y el trono está en el centro de la santa ciudad como el solio presidencial de Cristo ¿Entonces de que trono está hablando? Usando el sentido lógico se entiende claramente que este trono, es el solio presidencia de Cristo en la nueva Jerusalén.
Hemos venido enfatizando por reiteradas veces que Sion y Jerusalén son una misma cosa por lo que dice Isaías 52:1 que dice: “DESPIERTA, despierta, vístete tu fortaleza, oh Sión; vístete tu ropa de hermosura, oh Jerusalén, ciudad santa: porque nunca más acontecerá que venga a ti incircunciso ni inmundo.” En el siguiente paralelismo haremos una comparación de dos profetas uno en el antiguo pacto y otro del nuevo poniéndose ambos de acuerdo; que La Nueva Jerusalén viene con cristo:

Antiguo Testamento
Nuevo Testamento
Isaías 52:1
Apocalipsis 21:27
DESPIERTA, despierta, vístete tu fortaleza, oh Sión; vístete tu ropa de hermosura, oh Jerusalén, ciudad santa: porque nunca más acontecerá que venga a ti incircunciso ni inmundo.
No entrará en ella ninguna cosa sucia, o que hace abominación y mentira; sino solamente los que están escritos en el libro de la vida del Cordero.

Isaías afirma que no entrara incircunciso ni inmundo y Juan el teólogo a través del apocalipsis nos confirma lo mismo hablando que no entrara en ella ninguna cosa sucia o que hace abominación, pero el contenido de las palabras significa lo mismo. Entraran a ella sino solamente los que están escritos en el libro de la vida del Cordero según Isaías 26:2 que a la letra dice: “Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades.” Si la santa ciudad viene después del milenio ¿Por qué entonces Isaías y el profeta Juan dicen que en esta ciudad no entrara cualquier persona que no haya alcanzado la Salvación? Porque después del milenio no quedara ningún incircunciso ni pecador que haga abominación porque serán exterminados dice el señor según Malaquías 4:1 y 3 que dice así: “PORQUE he aquí, viene el día ardiente como un horno; y todos los soberbios, y todos los que hacen maldad, serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, el cual no les dejará ni raíz ni rama. Y hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día que yo hago, ha dicho Jehová de los ejércitos.” ¿La gente santa y justa guardadora de verdades; resucitaremos en la primera o en la segunda resurrección? La respuesta a esto es que los justos resucitaremos en la primera, y si el texto dice abrid las puertas a gente santa y justa, entonces las puertas de la santa ciudad quedan abiertas inmediatamente después de la segunda venida de cristo y de la resurrección de los muertos y la transformación de los vivos. Según Isaías 26:2 las puertas de la santa ciudad no se abren después del milenio sino al inicio, para que entre la gente justa y santa; porque la nueva Jerusalén que desciende del cielo, es la madre de todos nosotros, y no tiene ningún sentido que lleguen primero los hijos y después la madre según lo que dice Gálatas 4:26 de la siguiente manera: “Mas la Jerusalem de arriba libre es; la cual es la madre de todos nosotros.” Según lo que nos dice apocalipsis 3:11 “He aquí, yo vengo presto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.” Si dice que el viene presto y nos exhorta que retengamos nuestra corona para que ninguno la valla a tomar, ganar la corona significa tener parte en la primera resurrección. Apocalipsis 3:12 dice: “Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo de con mi Dios, y mi nombre nuevo.” ¿Cuándo es que vencemos nosotros? ¿En la primera resurrección o en la segunda? Claramente que es en la primera. Es allí cuando se nos dará el nombre de pueblo de Dios y ciudadanos de la Nueva Jerusalén.

El campo o área geográfica donde Cristo Jesús desciende con sus escogidos:
Apocalipsis 21:10 nos dice: “Y llevóme en Espíritu a un grande y alto monte, y me mostró la grande ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo de Dios,” Este grande y alto monte es el monte de las olivas que está en frente de Jerusalén, de donde el señor Jesús ascendió a los cielos según lo que nos dice el libro de los hechos en su capítulo uno versos nueve al doce que dice asi: “Y habiendo dicho estas cosas, viéndo lo ellos, fué alzado; y una nube le recibió y le quitó de sus ojos. Y estando con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él iba, he aquí dos varones se pusieron junto a ellos en vestidos blancos; Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Entonces se volvieron a Jerusalem del monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalem camino de un sábado.” y a este mismo monte regresara en su segunda venida; según lo que nos dice Zacarías 14:4-5 que a la letra dice: “Y afirmaránse sus pies en aquel día sobre el monte de las Olivas, que está en frente de Jerusalem a la parte de oriente: y el monte de las Olivas, se partirá por medio de sí hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un muy grande valle; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el mediodía.
Zacarías 14:4 está afirmando que el Señor regresará al monte de las olivas y también afirma que este monte se partirá en cuatro partes para dar lugar a un gran valle, entones relacionando con lo que leímos en apocalipsis 21:10 donde el revelador Juan miró que la nueva Jerusalén descendía en un alto y grande monte, es entonces en el monte de Las Olivas donde desciende Cristo Jesús con sus escogidos y es ensanchada la nueva Jerusalén en ese gran valle, porque la ciudad desciende de Dios ya construida como lo afirmamos en las citas anteriores. Zacarías 14:5 muestra las magnitudes del espacio geográfico donde se establecera la Santa ciudad y ordena a las gentes a que a que huyan a otro territorio, porque allí vendrá a reinar Jesucristo  con todos los santos; ¿Y si no fuese que el señor Jesús va a bajar allí con sus escogidos y la nueva Jerusalén? ¿Para que ordena que se aparten de allí? Porque si no lo hacen quedaran aplastados por la ciudad que viene del cielo.
Esto se confirma con lo que nos dice Zacarias 14:5 de la siguiente manera (haciendo énfasis en la parte final del verso): “Y huiréis al valle de los montes; porque el valle de los montes llegará hasta Hasal; y huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzzías, rey de Judá: y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos. 
En apocalipsis encontramos que la nueva Jerusalén desciende en un gran y alto monte, en Zacarías encontramos la confirmación del nombre de ese monte; en ningún otra parte de las escrituras encontramos otro nombre ni espacio geográfico donde pueda descender Cristo Jesús y sus escogidos y la Santa Ciudad.

El contexto del gobierno de cristo y sus apóstoles en la nueva Jerusalén durante el milenio y su relación con el contexto del reino eterno.
No existe en las páginas de la historia de La Antigua Jerusalén que haya tenido doce puertas con el nombre de las 12 tribus de Israel, y con el nombre de los 12 apóstoles; es entonces, la nueva Jerusalén la única que con la venida del señor Jesucristo trae marcada en sus doce puertas el nombre de las 12 tribus de Israel y el nombre de los 12 apóstoles. Esto lo confirmamos por lo descrito en Apocalipsis 21:12-14: “Y tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres escritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel. Al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al mediodía tres puertas; al poniente tres puertas. Y el muro de la ciudad tenía doce fundamentos, y en ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.”

¿Por qué se da esto entonces de que la nueva Jerusalén venga marcada sus doce puertas con nuevos nombres? Esto se da así por lo siguiente: Son los 12 apóstoles los que gobernarán a las 12 tribus de Israel durante el milenio según lo que nos dice Lucas 22:28-30 que dice: “Empero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis tentaciones: Yo pues os ordeno un reino, como mi Padre me lo ordenó a mí, Para que comáis y bebáis en mi mesa en mi reino, y os sentéis sobre tronos juzgando a las doce tribus de Israel.” , si la nueva Jerusalén viene después del milenio, ¿En qué ciudad van a gobernar los doce apóstoles durante el milenio a las 12 tribus de Israel, y en qué ciudad van a estar escritos esos nombres? Porque después del milenio, los doce apóstoles ya no tienen autoridad sobre las doce tribus de Israel; porque el mismo señor Jesucristo entregara el reino al padre y la santa ciudad según lo que nos dice 1 corintios 15:23-25: “Mas cada uno en su orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Luego el fin; cuando entregará el reino a Dios y al Padre, cuando habrá quitado todo imperio, y toda potencia y potestad. Porque es menester que él reine, hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies.” y el verso 28 que a la letra dice: “Mas luego que todas las cosas le fueren sujetas, entonces también el mismo Hijo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea en todas las cosas en todos.” Lo anterior significa, que la nueva Jerusalén viene con Cristo Jesús porque es allí donde el señor les dará la oportunidad a los discípulos de gobernar a las doce tribus de Israel.
Muchos pueblos en el valle de la decisión: porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión. El sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor.

Contexto de La nueva Jerusalén y su relación con la gran tribulación como hechos previos a su establecimiento en la tierra:
Joel 3:14-16 dice: “Y Jehová bramará desde Sión, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra: más Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel.” En este verso el Profeta Joel nos está hablando de La Guerra del Armagedón, que es uno de los eventos que están enmarcados en los 21 juicios que trae el señor a la tierra; luego, en el verso 15, nos está hablando de los últimos eventos de la gran tribulación que son: El sol y la luna se oscurecerán y las estrellas retraerán su resplandor. La Gran tribulación, queda sellada con broche de oro, con estos eventos antes mencionados; como lo dice El evangelio según Mateo 24:29 de la siguiente manera: “Y luego después de la aflicción de aquellos días, el sol se obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas.” Y también en mateo 24:30 afirma que es el momento que aparece la señal del hijo del hombre viniendo en las nubes del cielo: “entonces se mostrará la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria.” Todos estos eventos de La gran tribulación hasta su parte culminativa, están relacionados con La Venida de Cristo y La Nueva Jerusalén, según lo que nos dice Joel 3:16 de la siguiente manera: Y Jehová bramará desde Sión, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra: más Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel.” Entonces después de haber estudiado con claridad, el ultimo evento que antecede la venida de Cristo Jesús, dice el profeta Joel, que bramará desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén. Esto es porque el señor Jesucristo toma posesión aquí en la tierra, gobernando desde Sion que es el solio presidencial y que es la misma Jerusalén la ciudad Santa. Y Joel 3:17 lo confirma: “Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito en Sión, monte de mi santidad: y será Jerusalem santa, y extraños no pasarán más por ella.” También lo reconfirma Isaías 2:3 que a la letra dice: “Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalem la palabra de Jehová.” Este versículo en su parte final dice: “Porque de Sion saldrá la Ley, y de Jerusalem la palabra de Jehová” pues Cristo viene a establecer un nuevo orden mundial, entonces; de Sion, que es el trono del gran rey, saldrán todas las nuevas leyes para gobernar el planeta tierra. Y de Jerusalén la Palabra, de la gran ciudad la Nueva Jerusalén saldrá la ejecución de la Palabra de esas nuevas Leyes que gobernaran todas las naciones de la Tierra. Esto lo confirma Isaías 2:4 que dice: “Y juzgará entre las gentes, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces: no alzará espada gente contra gente, ni se ensayarán más para la guerra.” Si los reyes y presidentes paganos gobiernan desde sus capitales, y lo hacen desde grandes y lujosas mansiones, cuanto más será, de mayor decoro y dignidad que El Rey de Reyes y Señor de Señores; gobierne desde una gran ciudad como lo es La Nueva Jerusaelm. Y que también su pueblo que seremos Reyes y Sacerdotes, seamos también dignos de una gran ciudad donde estemos con nuestro Rey.

El contexto de Israel y el establecimiento de la nueva Jerusalén en el reinado milenial de Cristo Jesús en la tierra:
El Apóstol Pablo en su carta a los Romanos dice claramente lo siguiente: “Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, Que quitará de Jacob la impiedad; Y este es mi pacto con ellos, Cuando quitare sus pecados.” (Romanos 11:26-27). El Reino Milenial de Cristo y el establecimiento de La Nueva Jerusalén es el comienzo de una nueva oportunidad para el Pueblo de Dios “Israel” el Apóstol pablo nos confirma que Sion será el centro desde donde el señor apacentara a su pueblo Israel y La Nueva Jerusalén también es parte de esta dispensación que durara también mil años para Israel; confirmándolo esto, también, el profeta Zacarías de la siguiente manera: “Y le preguntarán: ¿Qué heridas son éstas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.” (Zacarías 13;6). Y desde este solio presidencial esta nueva dispensación hacia su Pueblo Israel implica un reencuentro con Las Nuevas leyes y una nueva vida para el pueblo que fue desechado por causa de su pecado y extravío y por lo cual fueron expulsados de su tierra y esparcidos por las naciones, pero ya en el milenio todo esto queda en el olvido por lo que dice el Apóstol Pablo en su carta a los Hebreos de la siguiente manera: “Por lo cual, este es el pacto que ordenaré a la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Daré mis leyes en el alma de ellos, Y sobre el corazón de ellos las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo: Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor: Porque todos me conocerán, Desde el menor de ellos hasta el mayor. Porque seré propicio a sus injusticias, Y de sus pecados y de sus iniquidades no me acordaré más.  (Hebreos 8:10-12).

El contexto de Las Naciones gentiles durante el reinado Milenial de Cristo en la Tierra en La Nueva Jerusalén:
El profeta Isaías afirma: “Y andarán las gentes a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.” (Isaías 60:3). Comenzando con la palabra “Nacimiento” en lo relacionado a la Nueva Jerusalén, esto indica algo que está recién hecho, surgido, creado, una ciudad recién fundada, bajo los parámetros de la santidad, pues es una ciudad “Santa”, santidad que está vinculada a su resplandor lo que significa la Luz de su gloria, La Luz de su majestad, la luz de su eternidad y poder. Cuando dice que los reyes de la tierra andarán a la luz de su resplandor, se refiere a que estos quedaran bajo la autoridad y dominio del rey de reyes y señor de señores, que los estará gobernando desde la nueva Jerusalén, esa ciudad de resplandor tan grande que no ha habido ni habrá otra con este prototipo o diseño, que ha sido diseñada meramente en el cielo por la mano de Dios. Si dice que la nueva Jerusalén recién nace es porque viene con Cristo Jesús, y si dice que será admirada por las naciones de la Tierra ¿Cómo es que viene después del milenio? Porque después del milenio no queda ni raíz ni rama de estas naciones que sobrevivieron a los juicios apocalípticos.  
En relación al contexto de las naciones durante el Reinado de Cristo en La Nueva Jerusalén, El profeta Isaías habla claramente lo siguiente: “Y mamarás la leche de las gentes, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo, y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob. En vez de cobre traeré oro, y por hierro plata, y por madera metal, y en lugar de piedras hierro; y pondré paz por tu tributo, y justicia por tus exactores.” Cuando el profeta Isaías dice que “mamaras la leche de las gentes, el pecho de los reyes mamaras” y cuando dice “y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo, y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob” significa que las naciones gentiles en el milenio, pagaran sus impuestos al rey de reyes y señor de señores en la Nueva Jerusalén. Y en el verso 17 nos afirma con que pagaran ese impuesto: con plata, con oro, con metales, hierro, y este tributo va a ser impuesto a los exactores de Israel, es decir a aquellas naciones que en el pasado hicieron sufrir a Israel en las muchas ocasiones en que fue esparcido, y este tributo servirá como pago para poder alcanzar vivir en paz con el rey de Reyes y Señor de Señores, porque de lo contrario; la nación que no pague esto, será destruida según Isaías 60:12 que a la letra dice: “ Porque la gente o el reino que no te sirviere, perecerá; y del todo serán asoladas.” Este impuesto el Señor Jesucristo y Los redimidos no lo necesitamos, es directamente para ser distribuidos a Las doce tribus de Israel desde La Nueva Jerusalén.
Paralelismos encontrados en Isaías y Apocalipsis que afirman que es la misma ciudad; La Nueva Jerusalén que viene con cristo Jesús:

Isaías
Apocalipsis
Tus puertas estarán de continuo abiertas, no se cerrarán de día ni de noche, para que sea traída a ti fortaleza de gentes, y sus reyes conducidos. (Isaías 60:11)
Y sus puertas nunca serán cerradas de día, porque allí no habrá noche. (Apocalipsis 21:25)
Estos versos son homólogos, dado a su contenido; porque se refieren a la misma ciudad. Ambos profetas a través del espíritu santo se ponen de acuerdo que es la misma ciudad “La Nueva Jerusalén”

Isaías
Apocalipsis
El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará; sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. (Isaías 60:13)
Y la ciudad no tenía necesidad de sol, ni de luna, para que resplandezcan en ella: porque la claridad de Dios la iluminó, y el Cordero era su lumbrera. (Apocalipsis 21:23)
El sol literalmente hablando no servirá para iluminar esta ciudad, porque el resplandor del Señor Jesucristo le va a alumbrar, indicando con esto que La Nueva Jerusalén está ligada junto al Señor Jesús.





Isaías
Apocalipsis
Y mamarás la leche de las gentes, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo, y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob.
En vez de cobre traeré oro, y por hierro plata, y por madera metal, y en lugar de piedras hierro; y pondré paz por tu tributo, y justicia por tus exactores. (Isaías 60:16-17)
Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella. (Apocalipsis 21:26)
Dice apocalipsis 21: 26 “Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.” ¿Quién es ella? Es La Nueva Jerusalén; esto va a ser durante el milenio, por después del milenio; estas naciones pasan a la inexistencia y solo queda el pueblo de los justos. Si la Nueva Jerusalén viene después del milenio ¿Qué naciones llevaran esta honra y gloria a la nueva Jerusalén? Porque después del milenio lo que viene es la segunda muerte en otras palabras el juicio final para todas las naciones y gentes que no lograron entrar en el plan de Salvación por lo que nos dice el revelador en Apocalipsis 20:4-6 de la siguiente manera: “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fué dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Mas los otros muertos no tornaron a vivir hasta que sean cumplidos mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.”

Los redimidos de todas las naciones de la tierra y su estatus de ciudadanos de la Nueva ciudad:
El revelador en Apocalipsis 21.24 nos afirma lo siguiente: “Y las naciones que hubieren sido salvas andarán en la lumbre de ella: y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella” al decir esto el revelador Juan; refiriéndose a los redimidos de todas las naciones de la tierra, específicamente en el enunciado “Y las naciones que hubieren sido salvas andarán en la lumbre de ella” ¿Quiénes son estas naciones? Pues como lo dijimos anteriormente estas naciones son todos aquellos que lograron la salvación a través de la resurrección, y otros la transformación. Confirmado con esto su estatus de ciudadanos dentro de la ciudad “La Nueva Jerusalén” después de haber sido resucitados y transformados, dando a entender con esto que inmediatamente después de estos eventos somos llevados para entrar a vivir con Cristo Jesús en la Nueva Jerusalén; por lo que nos confirma el profeta Isaías que a la letra dice: “¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vió cosa tal? ¿parirá la tierra en un día? ¿nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, parió sus hijos. (Isaías 66:8)” nunca en la existencia de la raza humana se ha visto, un evento tan maravilloso y espectacular como este; que la tierra dé a luz a una nación en un solo día. Cuando dice el profeta “¿parirá la tierra en un día? ¿nacerá una nación de una vez?” se refiere al momento de la resurrección y la transformación de los salvos de todas las naciones de la tierra viniendo a ser ciudadanos permanentes de la nueva ciudad; a esto se refería Juan en apocalipsis 21:24. Estas son las naciones que han sido salvas y que andarán a la lumbre de la Nueva Jerusalén. Y por lo tanto esto es en el milenio no después. Cuando el profeta Isaías dice “Pues en cuanto Sión estuvo de parto, parió sus hijos.” Sion, que es la misma Jerusalén; es la madre de todos los salvos en todos los tiempos según lo que nos dice Gálatas 4:26 que a la letra dice: Mas la Jerusalén de arriba libre es; la cual es la madre de todos nosotros. Es algo ilógico que primero lleguemos los hijos y después llegue la madre, después de mil años.

La nueva Jerusalén como enlace entre el cielo y la tierra desde los inicios del milenio:
Según nos relata génesis en el sueño de Jacob en que soñaba con una escalera; según el relato descrito en Génesis 28:10-12 que dice: “Y salió Jacob de Beer-seba, y fué á Harán; Y encontró con un lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto: y tomó de las piedras de aquel paraje y puso á su cabecera, y acostóse en aquel lugar. Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba en el cielo: y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella.” Dice el verso doce que Jacob soñó y miraba una escalera cuya parte inferior estaba en la tierra y su parte inferior tocaba el cielo, y que ángeles subían y descendían por ella; en génesis 28:16 y 17 también dice: “Y despertó Jacob de su sueño, dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo.” En el sueño Jacob miro claramente que este es un lugar donde Dios moraba, y que también ese lugar es Casa de Dios y puerta del cielo, dicho en otras palabras; Jacob durmió y tuvo el sueño exactamente donde descenderá Jesucristo con La Nueva Jerusalén, por lo que dice que es casa de Dios y puerta del cielo, llegando a ser La nueva Jerusalén este enlace entre el cielo y la tierra porque allí bajaran y subirán continuamente los ángeles de Dios desde el trono de Dios en el cielo hasta el trono de Cristo en la tierra. Por lo que nos dice San Juan 1:51 “Y dícele: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre.”

En cuanto a lo que dice apocalipsis 21:23 “Y la ciudad no tenía necesidad de sol, ni de luna, para que resplandezcan en ella: porque la claridad de Dios la iluminó, y el Cordero era su lumbrera.” Enfatizando en la parte final; esto significa los siguiente: El señor Jesucristo gobernando con toda la autoridad y potencia dada por su padre. Por lo escrito en San Juan 14:11 “Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí: de otra manera, creedme por las mismas obras.” Y en san Juan 10:30 “Yo y el Padre una cosa somos.”

“Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. los perros estarán fuera, y los hechiceros, y los disolutos, y los homicidas, y los idólatras, y cualquiera que ama y hace mentira.” (Apocalipsis 22:14-15). Según se entiende: por guardar los mandamientos de Dios, tendremos potencia en el árbol de la vida y tendremos la entrada libre a la santa ciudad. Esto es inmediatamente después de la resurrección y el reencuentro con Cristo en las nubes, más en el 15 nos muestra una lista de pecados de gente que no alcanzo la salvación que no podrán entrar a ella libremente, porque se quedaron fuera de la salvación; esto tiene que ser en el milenio, porque después del milenio; esta genta pecadora, queda destruida para siempre. Cuando dice que los perros estarán fuera no se refiere a los canes de cuatro extremidades, si no al mundo pecador que estará fuera de los muros de La Nueva  Jerusalén. Si viene después del milenio ¿Cómo es que estos estarán fuera rodeando los muros?

El contexto de la culminación del milenio y su relación con La Nueva Jerusalén:
“Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión,
Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, á Gog y á Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró.  (Apocalipsis 20:7-9).” El versículo 7 de apocalipsis capítulo 20, enfatiza claramente que después de los mil años, satanás será suelto de su prisión. Luego el verso 8, enseña que el diablo, después del milenio, volverá a recorrer la faz de la tierra para engañar a Gog y a Magog; esto significa engañar de nuevo a todas las naciones de la tierra. (Naciones que quedaron fuera de la salvación y que durante el milenio gozaron de su paz por lo cual se multiplicaron). Para congregarlos o ajuntarlos con un solo propósito: Para desatar las coyunturas de poder que estará ejerciendo el señor Jesucristo desde la Nueva Jerusalén según lo que nos dice Salmos 2:1-6 “¿POR qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan vanidad? Estarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová, y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus coyundas, Y echemos de nosotros sus cuerdas. El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos. Entonces hablará a ellos en su furor, Y turbarálos con su ira. Yo empero he puesto mi rey Sobre Sión, monte de mi santidad.” Haciendo comparaciones entre salmos 2:4-6, hallamos que tiene la misma similitud con Apocalipsis 20:9. Nos dicen estos versículos que al final del milenio, cuando los malvados y pecadores de todas las naciones inducidos y engañados por el diablo, rodearan la ciudad amada de Dios. Entonces el señor se va reír y se va a burlar de ellos. Y entonces hablara con todo el furor de su ira y todos los perversos quedaran hecho cenizas junto a satanás; a esto es lo que se le llama “La segunda muerte” o “El juicio final.” Porque el señor lo recalca en el Salmo 2:6 con un imperativo categórico; “Yo he puesto mi rey sobre Sion (que es la misma Nueva Jerusalén) sobre el monte de mi santidad” ¿En que se basa el mundo religioso para decir que la nueva Jerusalén viene después del milenio teniendo estas citas tan contundentes? Todas y cada uno de estos versos nos confirman que La Nueva Jerusalén viene junto a Cristo Jesús. Porque la nueva Jerusalén es el lugar que él habitara desde el principio del milenio y para la eternidad con sus escogidos. Porque dice también que a Sion la ha deseado para habitar y reposar para siempre según lo que nos dice el Salmo 132:13-14: “Porque Jehová ha elegido a Sión; Deseóla por habitación para sí. Este es mi reposo para siempre: Aquí habitaré, porque la he deseado. Si dice el señor que la ha elegido, la ha deseado, la ha amado; y que en ella va a reposar para siempre. Entonces, no va a esperar mil años para habitar y reposar en ella, esto es como si usted se casa y que a su esposa se le entregaran después de 100 años. Algo que se elige y se ama, es porque quiere estar junto a ella. Recordando lo que anteriormente hemos dicho; La Nueva Jerusalén es para Cristo “Como su esposa”
Los eventos que siguen después de la culminación del milenio son muy importantes para comprender el contexto del establecimiento de la nueva Jerusalén; Apocalipsis 20:9 afirma: Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró.” Al afirmar esto, esté versículo aparecen en su contenido dos aspectos importantes: El primero el campo de los santos y el otro aspecto es la ciudad Amada, el campo de los santos representa al espacio geográfico de territorio donde estará ubicada la ciudad de la nueva Jerusalén, y la Ciudad Amada es “La Nueva Jerusalén” es por ello que nuestro padre Celestial al amarla tanto como a los que están dentro de sus puertas, es que sale en defensa de ellos y de su ciudad amada, quemara con fuego a estos detractores y a su líder Satanás. Comprendiendo lo anteriormente afirmado; Si hay Una ciudad Amada llama “Nueva Jerusalén” la cual será acechada y rodeada por los malvados al final del milenio ¿Cómo es que la nueva Jerusalén viene después del milenio? Por lo general la gente afirma que la nueva Jerusalén viene después del milenio, pero si fuese así, que rodearía estos malvados que hemos mencionado si ya están quemados y enjuiciados para la eternidad.

Explicación de apocalipsis 21:1 y algunas comparaciones que tienen la misma similitud en relación al contexto cronológico:
Y VI un cielo nuevo, y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra se fueron, y el mar ya no es. En cuanto a apocalipsis 21:1 explicaremos minuciosamente y con algunos ejemplos su comprensión en lo referente al orden cronológico. Lo que sucede es lo siguiente: Las sagradas escrituras en su interpretación no siempre lleva ese orden cronológico de los hechos pasados o futuros en relación a lo profético. Así como hay muchas profecías que en su cumplimiento han llevado o llevaran ese orden cronológico en que fueron redactadas. Pero en este caso de Apocalipsis 21:1 no se puede seguir este orden cronológico, porque entonces se pierde la perspectiva de la correcta interpretación del tema. Cuando el lector interpreta apocalipsis 21:1 inmediatamente asume que La Nueva Jerusalén viene después del milenio. Pero no es así; entre Apocalipsis 21:1 y Apocalipsis 21:2 hay una diferencia marcada de tiempo de 1000 años entre estos dos eventos. Vamos a explicar ampliamente usando algunos ejemplos de aquí mismo del libro de Apocalipsis.






Tabla comparativa de algunas profecías y su contexto cronológico:

Ejemplo No. 1
Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
LA BESTIA Y EL FALSO PROFETA
Y vi la bestia, y los reyes de la tierra y sus ejércitos, congregados para hacer guerra contra el que estaba sentado sobre el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fué presa, y con ella el falso profeta que había hecho las señales delante de ella, con las cuales había engañado á los que tomaron la señal de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego ardiendo en azufre. (Apocalipsis 19:19-20)
El versículo 19 se cumple, cuando cristo venga a la Tierra y que tenga que enfrentar a la bestia y a todos los ejércitos de la tierra congregados para la batalla del Armagedón en las tierras del medio oriente. Este texto habla que su cumplimiento será en la segunda venida de Cristo. Y el verso 20 se cumple pasados los mil años.
La diferencia cronológica aquí son 1000 años, si usted lo lee tomando el orden cronológico, de manera consecutiva da entender que estos versos se cumplen en la venida de Cristo y esto no es así.

Ejemplo No. 2

Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
LA BESTIA QUE FUE, NO ES, Y AUNQUE ES
La bestia que has visto, fué, y no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición: y los moradores de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán viendo la bestia que era y no es, aunque es. (Apocalipsis 17:8).
Apocalipsis 17: 8 en su parte dice: “la bestia que era y no es, aunque es.”
En esta lectura profética el lector ni siquiera tiene una remota idea a lo que se está refiriendo. 
En esta lectura encontramos tiempo pasado, tiempo indefinido, Tiempo presente. Dada su amplia explicación vea el estudio en



Ejemplo No. 3

Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
LAS DOS RESURRECIONES
“No os maravilléis de esto; porque vendrá hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; Y los que hicieron bien, saldrán a resurrección de vida; más los que hicieron mal, á resurrección de condenación. (S. Juan 5:28-29).”
Tenemos un ejemplo muy peculiar en San juan 5:28-29; el verso 28 dice: “No os maravilléis de esto porque vendrá la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz” el verso 29 dice: “Y los que hicieron bien saldrán para resurrección de vida eterna, mas lo que hicieron mal a resurrección de condenación.” Por lo que dice el verso 28 “y todos” y lo que dice el 29: que los que hicieron bien a vida eterna y los que hicieron mal a condenación. Si lo leemos e interpretamos siguiendo el orden cronológico natural; pareciese que estos dos grandes eventos suceden el mismo día que cristo viene a levantar a su pueblo.
Entre estos dos grandes eventos de la resurrección de los buenos y malos; hay un lapso de 1000 años por lo que doctrina de lo que El Espíritu Santo nos enseña según apocalipsis 20:5 “Mas los otros muertos no tornaron á vivir hasta que sean cumplidos mil años. Esta es la primera resurrección.” y Apocalipsis 20:6. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.



Ejemplo No. 4
Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
EL JUICIO FINAL SEGÚN EL EVANGELIO DE MATEO

“Y cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará sobre el trono de su gloria. Y serán reunidas delante de él todas las gentes: y los apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a la izquierda.” (Mateo 25:31-33)          “Entonces dirá también a los que estarán a la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y para sus ángeles:” (Mateo 25:41).
En Mateo 25:33 dice que pondrá las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Y en el verso 41 emite la sentencia contra los cabritos para los que es destinado el lago de Fuego. Si leemos o interpretamos siguiendo el orden cronológico natural, da entender que esa palabra la va a decir en la misma hora al instante de su venida.
Entre estas dos frases hay un lapso de tiempo de 1000 años para su cumplimiento.








Ejemplo No. 5
Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
LA DIÁSPORA Y JERUSALÉN EN LOS TIEMPOS DE LOS GENTILES
Y caerán á filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones: y Jerusalem será hollada de las gentes, hasta que los tiempos de las gentes sean cumplidos. (Lucas 21:24).
El evangelio según Lucas nos muestra otro ejemplo en donde si el lector no se percata puede mal aplicar el tiempo y forma de su correcta interpretación, La primera parte del verso dice “caerán á filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones:” refiriéndose a el Pueblo judío y su esparcimiento por todas las naciones de la tierra en el año 70 d. C. En su segunda parte el verso habla: “y Jerusalem será hollada de las gentes, hasta que los tiempos de las gentes sean cumplidos.” Refiriéndose a la Jerusalén terrenal que fue destruida en el año 70 d. C por el general Tito hijo del Emperador Vespaciano.
La primera parte del verso se cumplió en el año 70 con la destrucción de Jerusalén y la segunda parte del verso no se ha cumplido hasta el día de hoy, sino hasta el día que cristo venga, por lo que en esta interpretación hay un lapso de tiempo de 2000  años hasta hoy; aproximadamente, y se va a cumplir hasta que Cristo venga y establezca La Nueva Jerusalén en su reino Milenial.




Ejemplo No. 6
Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
EL JUICIO A LA GRAN BABILONIA
Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles. (Apocalipsis 18:2).
Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas; (Apocalipsis 18:4).
Leyendo apocalipsis 18:2 siguiendo la lectura en el orden cronológico natural, dice que cuando cristo venga esta babilonia que representa a roma con sus doctrinas erróneas y paganas será destruida, pero en el 18:4 le está diciendo a su pueblo que salga de ella es decir de babilonia es decir del paganismo, da la confusión y de las herejías promovidas por roma. y al sacar una conclusión podríamos afirmar que se cumple primero el 18:2 y después el 18:4 pero esto no es así.
El verdadero contexto relacionado con la profecía contra Babilonia es que Apocalipsis 18:4 tiene un cumplimiento desde el año 30 en que se comenzó a predicar el evangelio eterno a todas las naciones, en la actualidad y hasta que cristo venga, y Apocalipsis 18:2 se refiere a la destrucción del imperio y poder de Romas y sus herejías y paganismo y sus influencia a las naciones de la tierra implantando Cristo Jesús un nuevo orden mundial con Jerusalén como ciudad Santa; no el vaticano como en la actualidad.








Ejemplo No.7

Profecía
Versículos
Explicación
Contexto cronológico
EL JUICIO FINAL
Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Y el diablo que los engañaba, fué lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás. Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fué abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.  (Apocalipsis 20:9-10 y 12)
Apocalipsis 20:9 Afirma que todos los malvados fueros quemados con el fuego que descendió del cielo. En apocalipsis 20:10 es establecido el lago de fuego para La Bestia y el falso profeta.  Ejecutándose aquí la segunda muerte y el juicio final.
En Apocalipsis 20:12 dice que los muertos grandes y pequeños estaban delante de Dios y fueron juzgados según sus obras por las cosas escritas en los libros. Al leer y llevar la lectura  de manera consecutiva y sinóptica el lector interpreta que las personas estarán ante el tribunal después de ser establecido el lago de Fuego; porque habla de que los libros fueron abiertos y cada uno de ellos fueron juzgados según sus Obras obteniendo una mala interpretación de estos versos pero esto no es así.
El contexto de Apocalipsis 20:12 remarca tiempo pasado, tiempo presente y tiempo futuro, hasta que Cristo venga y sea salvo el ultimo salvo y condenado el ultimo pecador. Por ejemplo ¿hace cuentos años fue que Caín fue condenado y Abel fue justificado para salvación? Aproximadamente hace 6000 años que ambos fueron definidos, Caín juicio de Condenación, y lago de fuego. Y Abel Juicio de Justificación para vida eterna. Cuando se interpreta el texto pareciese que Caín va a comparecer después del lago de fuego y esto no es así.



Conclusión:
Concluimos este estudio esperando que el señor haya iluminado su mente y corazón no sin antes aclarar lo siguiente:
Que algunas profecías de Apocalipsis no están escritas en un orden cronológico específicamente definidos, como el caso que estamos tratando que es Apocalipsis 21:1-2; entre el uno al dos hay una diferencia de mil años, caso muy discutido en el mundo religioso pero hoy haciendo uso del Santo Espíritu de Dios afirmamos y confirmamos sin temor a equivocarnos que esto comprende una explicación “espiritual” y al mismo tiempo lógica; que el cumplimento del 21:2 es primero que se refiere a La segunda venida de Cristo junto a la ciudad amada la Nueva Jerusalén, y el 21:1 esto viene después del milenio porque habla ya de la purificación del cielo y de la tierra y la destrucción del diablo y de sus seguidores para siempre y pasados estos eventos comienza una época en donde el tiempo y el espacio no tienen limite bajo el establecimiento de un Reino que nunca tendrá fin bajo la suprema dirección del Dios de la creación y diseñador de esta fabulosa promesa. ¡amen!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.