La Iglesia Fiel (El mensaje a La Iglesia en Filadelfia)



 
La Iglesia Fiel
El mensaje a Filadelfia
Φιλαδέλφεια

Por: Misael Onán Castro Méndez
Recursos Cristianos.Org
Año 2016

Verso Base:
“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.” Apocalipsis 3:10.

v Lectura Complementaria:
Apocalipsis 3:7-13

v Objetivo:
Llevar al creyente de hoy al camino de la sabiduría, a llevar una vida de paciencia y confianza en Jesucristo, a utilizar sus oídos espirituales para que comprenda lo que el Espíritu de Santo dice a La Iglesia;  Mostrar cuan necesario es tanto hoy como lo fue en el primer siglo: Demostrar que pese a la trayectoria de las iglesias apostatas existe una que se esfuerza por mantenerse fiel a pesar de las nuevas ideologías que han surgido.

v Introducción:
La Iglesia de Dios también tuvo su cede en el pequeño pueblo de Filadelfia actualmente llamada Alasheir, en la actual Turquía. Fue fundada en el año 189 a. C. por el rey Eumenes II de Pérgamo; cuyo poderío se extendió desde el año 197 al 160 antes de Cristo. Este rey le dio este nombre de Philadelphus por amor a su hermano Attalo II, rey que vivió entre el 159-138 a. C. debido a la lealtad de Attalo y por ser el sucesor de Eumenes se ganó el epíteto de Filadelfo que significa literalmente “el que ama a su hermano.”

Geográficamente hablando Alasheir está ubicada   aproximadamente a 100 millas al este de Esmirna y a 26 millas al suroeste de Sardis en el rio Cogamis, un tributario del rio Hermus.  Ubicada a 162 Metros sobre el nivel del mar, la ciudad antigua estaba situada en una placa tectónica de constantes temblores. Atalo III Filometór el último de los reyes de la dinastía Atálida de Pérgamo, dono su reino, incluida Filadelfia a sus aliados romanos cuando murió en el año 133 a. C. Roma estableció la provincia de Asia en el año 129 a. C. al combinar Jonia con el antiguo reino de Pérgamo.

Durante el siglo 1 d. C. La ciudad fue afectada por diversos terremotos, esto se dio en el 17 y 23 d. C. que la dejó en puros escombros; Fue reconstruida por Tiberio (14-17 d. C), bajo Vespasiano (69-79 d. C.) llevo el nombre de Flavia. Filadelfia sufrió un terremoto desastroso, hasta dejarla en escombros. Más tarde fue reconstruida por el emperador romano llamado Nerva (96-98 d. C). Después de esta devastación le cambiaron su nombre a Neocesarea. Después de la muerte de Nerva, Atalo IV le devolvió su nombre anterior “Filadelfia”.

Según algunos historiadores la ciudad fue tomada por cristianos (muy posiblemente católicos romanos) al igual que otras ciudades mencionadas en el Apocalipsis, y es precisamente en esta ciudad donde las persecuciones por parte de la Iglesia con poder (Es decir Cristianos católicos contra cristianos adversos a la doctrina de los anteriores) posiblemente fue que se dieron las primeras manifestaciones de inquisiciones religiosas aunadas a las del imperio romano que terminaron antes del 313 a. C. siglos más tarde cuando las invasiones turcas asediaban la mayoría de las ciudades del Asia menor, filadelfia salió ilesa, pero quedo aislada de las principales ciudades y del imperio bizantino (Imperio romano de oriente) durante los siglos que duro su apogeo que finalizo en el año de 1453 d. C. en el año de 1390 y después de muchas incursiones al fin cayó  bajo el dominio de los otomanos, siendo este el último de los asentamientos Cristiano-Griegos autónomo del oeste de Asia menor, después de esto tomo su nombre actual Alasheir. Sus antiguos habitantes griegos lograron habitar la ciudad hasta el año de 1923 cuando fueron expulsados debido al tratado de  Lausana, estos se radicaron en las tierras griegas donde fundaron Nea Filadelfia (Νέα Φιλαδέλφεια) hasta hoy.

En el contexto de la historiografía Bíblica otorgada por el escritor Cristiano conocido como el “Medico Amado”, Lucas, nos dejó la más rica y hermosa redacción de hechos importantísimos para los investigadores modernos de Las raíces de la Iglesia en el primer siglo, esta narrativa data desde al año 34 hasta el año que Pablo quedo en casa por cárcel en la ciudad de Roma por causa del testimonio de Jesucristo. (34-65 d. C aproximadamente). El periodo paulino que venimos mencionando en el marco de los 7 mensajes a la Iglesia; este periodo, indica que durante 30 años aproximadamente se sembraron las bases de La Iglesia Cristinas en la mayoría de provincias romanas, bajo la tutela directa del espíritu santo y la presencia viva y ferviente del Apóstol de Los Gentiles. Le atribuimos esto a Pablo de Tarso, cristiano, de la tribu de benjamín, descendiente Israelita, antiguo profesante de la secta de los fariseos, pero que a su conversión, su trayectoria, es el ejemplo vivo de la fidelidad a Cristo Jesús, y esto, hasta haber donado su cuerpo al martirio por causa del evangelio. Sus vínculos con los gentiles que cristianizaron lo llevaron a estar más relacionado con aquellos Israelitas que tenían su nacionalidad en las naciones que el cristianizo, esto es a saber: Timoteo, Lucas, Tito y muchos más que aparecen en sus diversos escritos y con quienes mantuvo una relación de amistad intrínseca, pastoral, evangelística y ministerial. Tras su muerte en el 65 d. C por causa de “La Venganza de nerón” contra los cristianos, Pablo perdió su vida, muerto decapitado, en la ciudad de Roma, así que quienes siguieron su legado en torno al evangelismo de Las provincias romanas fueron Lucas, Timoteo y un grupo prominente de hermanos que sin duda alguna cumplieron su misión a la perfección. Filadelfia como Iglesia surge en el periodo Post-paulino es decir entre el 65 d. C y el 90 d. C. Las escrituras no dan referencia a sus fundadores, columnas que hayan recibido de Pablo o de otro apóstol, solamente los registros de las diferentes incursiones que Pablo desde el 34 al 65 hizo en la ciudad de Éfeso, que era una de las ciudades portuarias más importantes del tiempo de los apóstoles (Siglo I), dado que Éfeso era una importante vía de transito tanto marítima como terrestre, pues las vías de comunicación mejoradas por los romanos, fomentaban que Éfeso fuese el centro comercial más importante de su tiempo, y también para los Misioneros Cristianos del periodo de Pablo y los que le sucedieron después de él. Se cree históricamente hablando que Pablo llego a Éfeso en el año 54 d. C. y antes de partir, estableció el cristianismo sobre el paganismo de su tiempo de toda la Provincia romana de Asia, incluso contra los filósofos de su tiempo, esto es a saber los epicúreos y los estoicos. Dos años de estadía en Éfeso fueron suficientes para establecer la verdad del evangelio, y se formaran las misiones que le darían vida a las 7 Iglesia del Asia Menor, dado que las distancias son cortas entre ciudad y ciudad, esto favoreció su florecimiento y apogeo entre el año 65 y el 90 d. C.

Otro dato curioso que no podemos obviar en esta redacción es que antes de ser desterrado a Patmos, nuestro principal actor de esta historia: “Juan” el discípulo amado del señor, estuvo viviendo en la provincia a la que llego en el año 62 d. C hasta su destierro aproximadamente en los primeros años del dominio de Domiciano (81 d. C), aproximadamente por 20 años colaboró también con el ministerio de Pablo en la predicación del evangelio en las provincias del Asia Menor, por lo que de allí vemos el interés de Jesucristo de mostrarle a juan el estado de las iglesia con las que había convivido muchos años. Y que Dios le preservara la vida durante aproximadamente 15 años que duro su destierro en Patmos, y no fue sino hasta la muerte de su enemigo acérrimo “Domiciano” que pudo escapar de tales prisiones, y traer tan hermoso mensaje a las Iglesias de su tiempo, a las Iglesias de Toda la Historia, y la nuestra: “La Iglesia de Hoy”.  

Filadelfia solamente aparece dos veces en el Apocalipsis en 1:11 y 3:7, la siguiente tabla muestra un aspecto general del contenido del mensaje a La Iglesia de Filadelfia.
    



Iglesia
Elogio
Critica
Instrucción
Promesa
Filadelfia
Persevera en la fe.
Ninguna
Mantén la fe.
Un lugar en la presencia de Dios, un nuevo nombre y la Nueva Jerusalén.



Contenido en proceso de redacion: (Ultima actualización 30/10/2016)


v Análisis:

ü Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:
Hechos 3:14;
1 Juan 5:20;
 Isaías 22:22.


ü Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.
Hechos 14:27; Apocalipsis 2:13

ü He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.
Apocalipsis 2:9; Isaías 49:23; Isaías 43:4

ü Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.
2 Pedro 2:9; Apocalipsis 16:14; Apocalipsis 6:10; Apocalipsis 17:8

ü He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.
Apocalipsis 22:7, 12:20; 2:25; 10

ü Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.
Gálatas 2:9, Apocalipsis 22:4; Apocalipsis 21:2

ü El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.