¿Porque soy iglesia de Dios?

Por: Misael Onan Castro
Publicado en: http://religion-onan.blogspot.com
22 de Mayo del 2009


¿Que es lo que realmente piensa el Mundo de la Iglesia de Dios?, o ¿ que realmente pienso yo como iglesia de Dios?.

Bueno puedo decir que no somos una secta mas o mejor dicho no soy de una secta mas, mas bien creo que desde que tengo uso de razón he aprendido a buscar la verdad en medio de tantas cosas que aparentan ser verdad.


Una lucha entre dos caminos

Nací en una familia de escasos recursos economicos pero con principios Cristianos, cuando tenía aproximadamente 10 años de edad, empence a entender el entorno religioso bajo el cual estaba siendo educado; mis amigos de la cuadra, me hablaban con palabras que no entendia su significado, escuchaba cosas que parecías en mi mente que no eran correctas. A medida pasaban los años el conocimiento de Dios se fue enraizando mucho más  en mi vida, hasta que un dia, unos jóvenes de entre 18 y 24 años se hacercaron a mi vestidos de pantalones de tela y camisas color blanco, con sus corbatas bien arregladas, mientras limpiaba el frente de mi humilde casa, en la colonia Rodas Alvarado, de la ciudad de Danli, El Paraíso, Honduras; aquellos jóvenes que parecían Cristianos se presentaron a mi: ¡Hola! Soy Elder Hackman y yo soy Elder Morales, uno extranjero y otro que no recuerdo si fuese hondureño o guatemalteco; muy amablemente me ayudaron a limpiar, y terminar aquella actividad que poco me gustaba hacer, eso me agradó mucho.

Al terminar la faena y después de beber agua juntos entre risas y bromas me contaron que pertenecían a la Iglesia de Los Santos de los Últimos días, yo nunca había platicado con uno de ellos, me invitaron a las reuniones, oferta que rechacé. Corría el año 1995 ya tenía 14 años, cuando conocí a una vecina por cierto muy bella, y lo más interesante de esta narración es que ella pertenecía a la misma iglesia de los amables misioneros; la joven de quien les habló tenía por nombre Lorena, me agradó mucho y junto con otras amigas me invitaron a la iglesia de los Santos de Los Últimos días, más conocidos como mormones, me presente a las primeras reuniones, luego los  elderes (ancianos) me comenzaron a dar charlas y me dijeron que ya estaba listo para bautizarme. Y saben que no se ¿porque? Pero me bautice, quizar por mi fuerte deseo de conocer a Dios de alguna manera por curiosidad juvenil, para esa edad no tenía ni idea que era eso de la religión en un sentido más maduro. 

Pasados dos meses después de hacerme Mormón, empecé a hacer una comparación entre las doctrinas formuladas en el libro de Mormón el libro para iniciados en la iglesia de los santos de los ultimos dias, encontrandome con algunos desfaces y diferencias en el contexto histórico y cronológico en relación con las Sagradas Escrituras llamadas La Biblia. Aunque algunos conceptos están relacionados con el cristianismo empecé a ver que lo que habia aprendido desde pequeño no lo podía desechar de la noche a la mañana, pues desde que tengo uso de razón el Sábado cada mañana me llevaban a la casa de oración a escuchar la Escuela Sabática que es un estudio exhaustivo de las Sagradas Escrituras. Aquella experiencia en vez de acercarme a aquellas nuevas doctrinas me llevaron a un encuentro y el redescubrimiento de los preceptos y valores que mis padres me habían inculcado desde mi infancia. Llegue a un momento que no pude tolerar más las diferencias doctrinales que chocaban en mi mente y me dificultaba aceptarlas. Hasta que un día decidí no seguir en aquella doctrina cuando en una reunión de discipulado el líder que daba la charla afirmó que Dios (el todopoderoso, el gran yo soy) tenía madre, aquello me llevo a ir a el alto gerarca de la iglesia local (el obispo), le pregunté más no me dió las respuestas que me convencieran de aquella doctrina. Abandoné muy consciente aquella Iglesia, los elderes hicieron todo lo posible para que regresara pero todos sus intentos fueron en vano.


Muchas años despues comentándome mi madre que el día que me bauticé en los mormones no dejo de orar por mi para que descubriese la verdad de las cosas. Aquello me llenó de mucha admiración pues sus oraciones fueron contestadas, desde esa época creció en mi una fuerte convicción y amor por la verdad, una verdad que no me fue inculcada a medias al contrario fue mi encuentro con el Dios verdadero, fue la aceptación total de los valores que una vez me fueron enseñados cada día en la casa, en la iglesia, en la entrada y en la salida, mis padres y mi hermana Eunice fueron esos Ángeles que Dios me regaló para traerme su mensaje de Salvación.

Los testigos de Jehová, en busca del conocimiento:

En una narración como ésta no puedo ocultar algunos lapsos en mi vida y mi encuentro con Dios, pues cada persona tiene y adquiere su propia experiencia en torno al conocimiento de Dios. Desde los doce años me retiré de las escuelas Sabáticas, y de las reuniones infantiles, tuve un lapso de rebeldía que me duró entre los 12 a los 14 años, en que por un momento mis padres pensaron que me perderían. Pero después de los 15 años y en mi afán de entender los designios de Dios, en múltiples ocasiones los misioneros se los testigos de Jehová tocaron a mí puerta, pero un misionero de origen Alemán llamado Joseph Straus me empezó a compartir muchos temas de los cuales no los había escuchado en la Iglesia de Dios, no porque no se estudiarán sino porque no había quien los impartiera. Entre los temas que me facilitó fueron: Las Setenta semanas, El libro del Apocalipsis, La  vida como empezó ¿por evolución o por creación? Pero hubo un último libro que me ayudó mucho a entender el entorno religioso en el que vivimos su nombre es “el hombre en busca de Dios” y después de muchos meses de estudio y de desarrolar una amistad íntima llegó el momento crucial de hablar de las doctrinas esenciales de los testigos de Jehová; aunque se me presentaron muy diferentes a los mormones, Y al no poder llegar a un acuerdo en las doctrinas basica de la iglesia de Dios, como ser: El sábado, Lo sacrificado a los ídolos, las normas de santidad, entre otros puntos de fe, se molestó tanto aquel misionero que me agredió verbalmente en el sentido a que yo como cualquier Católico que fue enseñado en esa religión desde el vientre de su madre, había adquirido los principios de la iglesia de Dios del Séptimo día de manera inducida. Aquello me molesto mucho, quizás por mi corto conocimiento y que no supe contender en ese asunto que me imputaba. El caso es que no me pudo llevar a su congregación, sin afán de desacreditar la institución de Los Testigos de Jehová pero por mucho que hayamos concordado en algunos puntos las diferencias eran palpables.

A los 23 años decidí empezar a formalizar mi vida con Dios hasta que en el año 2006 logre hacer mi pacto con el eterno Dios. Plenamente consciente, convencido que lo que aprendí en mi infancia son los principios que me hacen subsistir en este mundo lleno de maldad. 

Despues de navegar durante 3 años en el camino de la fe, decidí darle vida a varias páginas con el fin de dar a conocer La Religión, Poner a disposición Los diferentes Recursos Cristianos a todos en la Internet y otra página con el fin de mostrar mis puntos de vista en cuanto a lo interno de La Iglesia de Dios del Séptimo día. 


La verdad nos hace libres

Invito a todos los lectores que todavía no han encontrado un sentido a su vida, tanto personal como espiritual, a que busquen la verdad, la verdad dijo el divino Maestro nos hará libres:

*[[Juan 8:32]] RVG* y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Libres del pecado, del pasado triste, de una vida sin propósito, de una existencia fugaz y efímera. La libertad de las ataduras de Satanás.

Compra la verdad y no la vendas:

*[[Pr 23:23]] RVG* Compra la verdad y no la vendas; la sabiduría, la instrucción y la inteligencia.

"Compra la verdad y no la vendas" dice el señor , ¿pero que es comprar la verdad? pienso que comprar la verdad es en el trancurso de los años que se obtiene. Veo el ejemplo de El apostol Pablo; quien paso por muchos años de ceguera espiritual en el judaismo para poder encontrar el verdadero sentido de lo que era la verdad.

cuantas personas pasan años y años reuniendose sin saber el origen de su religion, sin saber de la verdad, sin saber quien es Cristo Jesus.

 Aunque pensemos que estamos en lo correcto la verdad cuesta: dinero, pasión, sacrificio, amor, perseverancia, fe.

Jesus dijo:

Yo soy el camino , la verdad y la vida

¡Búscale y le encontrarás!


Te invito a conocer la Doctrina de La Iglesia de Dios del Séptimo día, si algún día Dios te llama, estos conocimientos te llevarán por el sendero de la Justicia, el amor y la verdad.

Creencias Doctrinales de la Iglesia de Dios (7° día) 

El sistema doctrinal de la iglesia de Dios varía según el país, esto nos ayuda ver que la iglesia de Dios se ajusta a las necesidades de cada nación, a la madurez de sus siervos y a la infraestructura legislativa donde se mueve.


  • FUNDAMENTO DOCTRINAL
    DE NUESTRA IGLESIA


****

Última actualización: 26 de agosto del 2016

****

Recursos Cristianos.org

misaelonancastro@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.