Un llamado a la lealtad

“y busque de ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese al Portillo delante de mi por la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé" (Ezequiel 22:30).

Fondo Bíblico: Ezequiel 33:7-16.

Objetivo: Revelar el deseo que Dios tenía para Israel, el arrepentimiento que esperaba de su pueblo, su deseo de que se tornase a la obediencia y de este modo ganar nuevamente por su servicio a Dios, sus bendiciones y dirección.

INTRODUCCIÓN
Al presentar el mensaje de Dios a Israel, Ezequiel ponía en aviso al pueblo de su inminente destino. La caída de Israel era segura, especialmente si se oponía a volverse de la impiedad. En tanto que Ezequiel predicaba el mensaje de advertencia de Dios, debió haber sentido en ocasiones, una profunda soledad, puesto que aparentemente sólo él era fiel a Dios.

La búsqueda de de fidelidad era cuestión fútil. Al tener Ezequiel un punto de Vista de las relaciones de los líderes, el liderazgo de los sacerdotes y la actividad física y religiosa del pueblo, parecía como si estuviera hablando al viento; nadie lo quería escuchar.

De este modo, a pesar de la evidencia histórica de las bendiciones otorgadas de parte de Dios y la esperanza de la continuidad de estas bendiciones , según la promesa divina por parte del profeta, la pena y tristeza del mensaje de Ezequiel se llevó a cabo. Israel perdió su poder, gloria, su tierra y las bendiciones. No obstante Dios se comprometía todavía a bendecirles en un futuro; mas por ahora, tenía que recibir una severa lección que probaría, en años posteriores, ser benéfica para su pueblo.

El llamado de Ezequiel para que retornarán a la fidelidad, cubría sus relaciones entre sí mismos dentro de la nación y también sus relaciones con Dios.

La mala nación y rebelde tenía que ser castigada. El abandono de la fidelidad habría de ser triste. La clave para el éxito era una total reformación. Este fue el mensaje y la carga anunciada por Ezequiel profeta que tendría que soportar Israel.

REFERENCIAS
Ezequiel 3:17-21; 11:14-21; 14; 36; 20.

AUTOEVALUACIÓN
1. ¿De que transgresión tenía que volverse Israel y arrepentirse? Isaias 1:21-25. Ezequiel 22:29.

2. La plegaria de Ezequiel abarcaba áreas de los errores de Israel. Note Ezequiel 18:30-31. ¿podia pasarse por alto alguna parte de su pecado como para ganarse las bendiciones de Dios? ¿Como aplicamos lo anterior a nuestro deseo de recibir las bendiciones de Dios? Santiago 2:20; II Pedro 3:14; 1 Juan 1:9.

3. ¿Halló Ezequiel aceptación de su mensaje y un retorno de su pecado de parte de la nación? Ezequiel 22:30.

4. ¿Qué gran verdad y lección podemos aprender por el ejemplo del pecado de Israel y su negativa al arrepentimiento? Ezequiel 22:31; 7:4-9; Romanos 6:23; 1:32; Apocalipsis 22:12.

5. ¿Cual fue la promesa final que Dios hizo a los Israelitas ? Ezequiel 16; 57:63; 20:36-44.

6. En la visión de Ezequiel en cuanto al tiempo en que Dios volvería a guiarlos a su tierra (Ezequiel 44:23-24) ¿Cuan completas serían las bendiciones de Dios? Ezequiel 43:1-9.

CONCLUSIÓN
A través de de dureza de corazón y testarudez, Israel halló difícil atender el llamado de Dios para cambiar sus caminos. El arrepentimiento no fue fácil, mas cuando este llegó las bendiciones divinas en realidad fueron derramadas sobre Israel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.