La revelación de Jesucristo

Fondo Bíblico: Apocalipsis 1:1-20

Verdad Central: todo creyente necesita una revelación personal del Cristo vivo en su vida.

“Yo soy... el que vivo, y estuve muerto: más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. (Apocalipsis 1:18)

PROPÓSITO
Renovar nuestra imagen de Cristo como el cordero victorioso de Dios. Llegar a comprender más claramente la perspectiva eterna desde la que ve Dios nuestras vidas.

INTRODUCCIÓN
El señor Jesucristo se halla en el centro de toda revelación bíblica. Si pensamos en Jacob, recordamos su profecía: “No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies... hasta que venga Siloh, y a el se congregarán los pueblos" (Génesis 49:10). Y así podemos seguir enumerando libro por libro del Antiguo Testamento para comprobar que, el Gran mensaje de la Biblia es siempre el mismo: Jesús.
Después de presentar el Libro como la revelación de Jesucristo, Juan le promete una bendición especial a todo aquel que lo lea. Pasa a continuación a saludar al lector con el saludo Cristiano de gracia y Paz. Esta gracia y está Paz son puestas a nuestra disposición a través de la obra de Jesús. El es el testigo fiel que nos ha presentado el padre (Juan 1:14-18).

Cristo es el hijo del hombre, el que vendrá con las nubes del cielo a recibir “dominio, gloria y Reino, para que todos los pueblos, Naciones y lenguas le sirvan" (Daniel 7:14). Sus vestiduras lo identifican como sacerdote y Rey, lo cual cumple la profecía de Isaias y Zacarías. El señor esta en pie en medio de los siete candeleros de oro, que representan a las siete Iglesias de la provincia Romana. Y el oro lo representaba a Él en toda su divinidad y gloria, porque la Iglesia es su cuerpo. El aceite de las lámparas representa el Espíritu Santo que habita dentro de los creyentes y se mueve en la iglesia que el ha comprado con su sangre.

Exégesis Sugerida:
Autor: El Apóstol Juan
Fecha: 70-95 d. C.
Tema: El señor todopoderoso reina.
Palabras clave: Trono, Cordero, vencerás, siete, Yo vi.

Cuatro veces se refiere a si mismo como Juan (1:1,4,9;22:8). Era tan conocido y su autoridad espiritual estaba tan bien establecida entre sus lectores que no necesitó citar sus credenciales. Desde muy temprano en la historia de la Iglesia se atribuye unánimemente este libro al apóstol Juan.

Revelación es la traducción de la palabra griega Apocalipsis, que significa descubrir o revelar una realidad que no había sido antes percibida. Este Apocalipsis vino de Dios a través de Jesucristo, cuya condición y obra pasada, presente y futura es el contenido de la revelación, comunicada a Juan por un ángel. (V. 22:16). El propósito de este libro es manifestar a sus siervos, los genuinos creyentes de todas las épocas, las cosas que deben suceder en el período que abarca la primera venida y la segunda venida de Jesucristo.

Jesús tuvo una estrecha asociación con los Ángeles, Apocalipsis 1:1 nos revela que les encomendaba tareas específicas. Un ángel fue enviado por Dios para que anunciará a Maria y su esposo José el nacimiento de Jesús (Lucas 1:26; Mateo 1:20). También los Ángeles estuvieron presentes en el nacimiento de Jesús y los anunciaron a los pastores (Lucas 2:8). Ángeles protegieron al niño Jesús de la ira y los celos del rey Herodes (Mateo 2:13-22); y algún tiempo mas tarde, en vida de Jesús, y al término de su ayuno de 40 días. Angeles le ministraron y le fortalecieron (Mateo 4:11).

Durante su agónica Lucha, la noche que fue traicionado, un ángel fortaleció a Jesús, preparándolo para la cruz (Lucas 22:43). Estas criaturas celestiales estuvieron presentes en la resurrección de Jesús (Mateo 28:2) y en su ascensión al cielo (Hechos 1:10). Finalmente, Jesús regresará “en la gloria de su Padre con sus ángeles" (Mateo 16:27) ¡y nosotros nos encontraremos con Él en el aire! (1 Tesalonicenses 4:16-17).

Juan ha dado testimonio verdadero en su vida y en su predicación (véase 1:4-9; 21:2; 22:8). Ahora lo da también en este libro, que es al mismo tiempo la palabra de Dios para la humanidad, y testimonio de Jesús al Padre y a la verdad.

La primera de las siete Bienaventuranzas registradas aparecen en el verso tres; supone una lectura en voz alta ante una reunión de cristianos, que se espera que obedezcan las palabras de esta profecía, el hecho de quw el tiempo está cerca constituye un urgente llamado a la obediencia, no una referencia cronológica precisa.
Juan escribe a las siete Iglesias existentes en la provincia Romana se Asia, las que son representativas de las iglesias locales de todas las épocas, las bendiciones provienen de lo alto, del Padre Celestial. El Padre es descrito en términos de su naturaleza eterna. (Véase Éxodo 3:14). Los siete espíritus representa tan al espíritu Santo en todas sus facetas y perfecta actividad dinámica.

Jesucristo es representado en términos de su sacrificio redentor, su resurrección y su reinado eterno. Jesús como Mesías y Rey es uno de los temas mas importantes del Apocalipsis.

En las primeras lineas del Apocalipsis, Juan se presenta a si mismo como un hermano y compañero en las luchas que todos enfrentamos (verso 9). Sus palabras "en el Reino y la paciencia de Jesucristo" apuntan a la doble realidad del presente triunfo del reino de Cristo, y a la continua presencia del mal, lo cual exige a la iglesia luchar pacientemente para que el Reino avance entre y a través de nosotros. Al presentar el amplio panorama de profecías a punto de ser proclamadas, Juan aborda dos verdades actuales muy importantes:

1. Nosotros los redimidos, somos amados y hemos sido lavados de nuestros pecados, un estado presente. (V. 6).

2. Nosotros, a través de su glorioso dominio, hemos sido designados “Reyes y Sacerdotes" para Dios; un llamado también presente.
Y así, estos dos oficios dan una perspectiva sobre nuestra autoridad y deber y como podemos hacer avanzar, lo más eficazmente posible, el Reino de Dios.

Primero, se dice de nosotros que somos Reyes, en el sentido de que bajo el Rey de Reyes integramos la nueva generación: los renacidos, en quienes Dios ha delegado autoridad para extender y administrar los poderes de su reino. Desde luego, esto implica testimoniar fielmente del Evangelio, en el poder del Espíritu y en servicio de amor a la humanidad en el amor de Dios. Pero ello supone también enfrentar los oscuros poderes del mal, perseverar en la oración, y mantenerse expectante ante las obras milagrosas de Dios. (2 Corintios 10:3-5; Efesios 6:10-20; 1 Corintios 2:4). Sin embargo, esta autoridad se ejerce plenamente al adorar con Espíritu de alabanza, cuando ejercemos el oficio de "sacerdotes".

Algunas traducciones dicen: “Un Reino de sacerdotes", lo cual hace énfasis en el hecho de que el gobierno es eficaz únicamente cuando se cumple fielmente la misión sacerdotal. La adoración es fundamental para el avance del reino. El poder del creyente delante del trono de Dios, adorando al Cordero y exaltándolo en el Espíritu Santo con alabanza, confunde poderosamente al adversario. (Véase Éxodo 19:5-7 y Salmo 22:3).

Dios sella la profecía con la autoridad de su nombre: Alfa y Omega, la primera y última letra del alfabeto griego, declara la completa autoridad de Dios; o sea, que es el señor de la historia (véase Isaias 44:6). Como el único Todopoderoso, el poder de Dios es absoluto. (Véase 4:8; 11:7; 15:3; 16:7-14; 19:15; 21: 22).

Juan comparte con sus lectores LA EXPERIENCIA DE LA TRIBULACIÓN, osea las persecuciones por causa de la fe, con tranquila paciencia con el ánimo dispuesto bajo el injusto sufrimiento. No obstante, pasar por la prueba a que está sometida la vida Cristiana es la Gloria del Reino. Juan esta en el exilio de Patmos, una pequeña Isla de 16 km por 9km, localizada a 96 km al sudoeste de Éfeso, en el mar Egeo. Volcánica y casi despoblada, Los Romanos la usaban como colonia penal, forzando a los prisioneros a trabajar en las canteras de Granito. El destierro de Juan se debió a su fiel testimonio del Evangelio.

El verso 10 se presta para varias interpretaciones ¿cual es la correcta?
1. Existen exegetas que atribuyen la expresión " el dia del Señor" a un día específico como ser el dia domingo (Biblia Plenitud pag. 1710; exégesis al verso 10) primer día de la semana, como una de las primeras referencias al día de reposo secular el día domingo.
2. Existen religiones que se refieren a que el Apóstol es transportado al día del juicio final.
3. La exégesis Sugerida para este verso es sencilla y práctica, en primer lugar la opción 1 no cabe en esta expresión pues la iglesia primitiva cumplió a cabalidad los diez mandamientos especialmente el del día del señor ( El sábado) La opción 2 no aplica porque el día del Señor no sólo se refiere a un dia de 24 horas  sino a todo el proceso que abarca desde que comienzan los juicios para toda la humanidad empezando por su iglesia, La iglesia de Dios.(1 Pedro 4:17; 2 Pedro 4:10-16).

Las siete iglesias están ubicadas en una importante ruta postal Romana, y aparecen mencionadas en el orden que seguiría un mensajero al visitarlas, haciendo un recorrido semicircular desde Éfeso.
1. Éfeso
2. Esmirna.
3. Pérgamo
4. Tiatira
5. Sardis
6. Filadelfia.
7. Laodisea.


Los siete candeleros de oro representan a las Iglesias (v. 20). Las cuales son la luz que iluminan un mundo sumido en la oscuridad.

Las ropas del Señor simbolizan su sacerdocio Real; sus cabellos blancos y sus ojos de fuego simbolizan la eternidad, la sabiduría y la Omnisciencia; el broce bruñido sugiere inmutabilidad y omnipotencia; y las muchas aguas representan su autoridad de mando, sobre todas las naciones de la tierra.

Las siete estrellas representan a los siete pastores mensajeros de las iglesias (1:20) o el ángel guardián asignado a las iglesias. Cuando se refiere a su diestra  infiere ser protegido o sostenido. La espada aguda de dos filos es su palabra (véase 2:12-16; 19:13, 15, 21; Hebreos 4:12). El resplandor del rostro del Señor sugiere Gloria y Majestad indescriptible.(véase Mateo 17:2).

Las llaves del la muerte y el Hades: Jesús es ahora Señor de los dominios de la vida y la muerte, el poder de las prerrogativas de Satanás, a causa de la rebelión original del hombre, ha sido ahora contenido (véase Hebreos 2:14-15).

La frase las Cosas que has visto: se refiere no sólo a la visión de Cristo que Juan acaba de experimentar, sino que anticipa las visiones que vendrán , las cuales pasarán ante sus ojos mientras escribe. Juan tomará nota de los acontecimientos presentes y futuros, muchos de los cuales se repetirán a través de la historia hasta el climax de esta época y las epocas por venir.

  • Equipo de redacción Recursos Cristianos.org.
  • Biblia Plenitud referencias a las páginas 1708-1710 Reina Valera 1960.
  • Comentario y ayuda de obrero Trinidad tercero lovo Honduras, C. A.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.