El nuevo pacto de Dios

Fondo Bíblico: Ezequiel 36:16-38.

Verdad Central: Dios es fiel y cumplirá todas y cada una de sus promesas.

“y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne" (Ezequiel 36:26).

PROPÓSITO: Descubrir los propósitos del Antiguo pacto y del nuevo. Permitirle a Dios que nos limpie y renueve el corazón.

INTRODUCCIÓN: La restitución es un fuerte preventivo contra la caída de la gracia. ¿A quien le gustaría tener que restituir el daño hecho por segunda vez? No se puede tomar el pecado a la ligera después de haber tenido que enfrentarse a sus consecuencias. El cambio de corazón trae como consecuencia un cambio de conducta. El mundo será capaz de ver la diferencia. Israel tuvo que enfrentarse a las consecuencias del pecado y la idolatría durante el cautiverio Babilónico. Al regresar de la cautividad, demostró un cambio de corazón. Regresó a la ley (Nehemías 8:5,6), reconstruyó el templo (Esdras 6:16). De esa forma Israel hizo restitución.

Sin embargo, los falsos profetas habían tranquilizado con frecuencia la conciencia de los israelitas, a no asegurándoles que todo estaba bien, aun cuando se había alejado de Dios. El mensaje de Ezequiel hace un fuerte contraste con el de ellos. Con un lenguaje claro y lleno de energía, Ezequiel se presentó como el vocero de Dios que traía EL MENSAJE DE ACUSACIÓN DIVINA contra la nación. “Inmundicia" es la palabra escogida por Dios para describir el estado de Israel.

Pero Dios actúa. El dice “os Limpiaré ". Ellos no podían limpiarse a si mismos. Como todos los demás humanos, con una naturaleza pecaminosa, no tenían poder alguno para quitarse sus propias culpas.

Sin embargo, el Dios de gracia y misericordia tomará la iniciativa para redimirlos. Se habla de “corazón nuevo". He aquí el milagro de la gracia. Bajo la ley se le  recordaba constantemente al pueblo que no era capaz de guardar los mandamientos de Dios. Esto se aplica a todos, tanto judíos como gentiles. Las leyes no pueden en ningún momento cambiar los corazones.

La razón de que los israelitas volvieron continuamente a la maldad era que su naturaleza tenia esa inclinación. Dios comparó sus corazones a una piedra dura e insensibles. Entonces le prometió quitarles aquella naturaleza pecadora, y poner en su lugar una que fuera delicada y sensible en su Espíritu, “un corazón de carne". Y puesto que Dios pondrá su Espíritu dentro del hombre, una vez restaurados, ellos tendrán sus leyes escritas  en sus corazones, y no en tablas de piedra. Vivirán justamente porque el Espíritu les dará el deseo de hacerlo así. Los creyentes nacidos de nuevo disfrutan ya de esa relación con Dios en el Nuevo Pacto.

Exegesis sugerida:
El fondo Bíblico sugerido en este articulo es un resumen sobre los pecados pasados de Israel y su misericordiosa restauración, pese a las transgresiones de este. Les esparciré por las naciones: Por sus pecados la gente de Judá y la tribus restantes fueron expulsados de la tierra, y ya en el exilio aparentemente no aprendieron la lección (vv.20-22).

Profanaron mi santo nombre: Cuando los israelitas fueron forzados a exiliarse a consecuencia del juicio de Dios, sus enemigos supusieron que habían sido sacados de su tierra porque su Dios no era capaz de protegerlos o rescatarlos. De acuerdo con el plan de Dios, el pueblo escogido seria un pueblo próspero y bendecido, y por su intermedio los incrédulos conocerían la misericordia y justicia divina. Israel había fallado, y como resultado parecía como si hubiese sido derrotado su Dios, cuyo nombre resultaba así profanado.

En el verso 22 Dios dispone que su pueblo sea restaurado, no a causa de los méritos de los exiliados, sino a causa de su SANTO NOMBRE: Con todo, a causa de mi nombre, para para que no se infamase ante los ojos de las naciones en medio de las cuales estaban, en cuyos ojos fui conocido, actué para sacarlos de la tierra de egipto. Ezequiel 20:9; Éxodo 32:12; Números 14:13, Ezequiel 36:21; 39:7. La restauración vindicará a Dios, quien no carece de poder, sino que es un Dios Santo y Justo (Véase Malaquías 1:11).

Esparciré sobre vosotros agua limpia: En el verso 25 el esparcir agua era un ritual que la ley establecía, el que cumplía este rito quedaba automáticamente limpio de todas sus impurezas, (revise Levítico 14:51; Números 19:18, Hebreos 10:22).  Se trata del primer paso para una restauración y una renovación espiritual (Salmo 51:7) y el segundo paso seria recibir un nuevo corazón y un nuevo espíritu (Salmo 51:10).

Ezequiel nos muestra una verdad central en esta parte y es que la piedad no se hereda, cada persona debe buscar a Dios y establecer una relación personal con él, la piedad se recibe por medio de la transformación divina de nuestros rebeldes y endurecidos corazones, no a través del propio esfuerzo.

Ezequiel nos enseña que Dios hará que su pueblo experimente transformación, renovando sus mentes por medio de la plenitud de su Espíritu. Recibe con gozo el nuevo espíritu y el nuevo corazón que Dios le ofrece. Inclínate ante el espíritu de Dios y recibe su ley de vida en tu corazón para ser transformado de verdad.

PREGUNTAS PARA ESTUDIO

1. ¿DE QUE MANERAS UTILIZA DIOS LOS ENEMIGOS DE SU PUEBLO PARA CORREGIR A ÉSTE?

2. ¿EN ATENCIÓN A QUE DECIDIÓ DIOS LIBERAR A ISRAEL DE SUS ENEMIGOS EN TIEMPOS DE EZEQUIEL?.

3. ¿CAMBIA DIOS DE PLANES CUANDO LOS SERES HUMANOS NO LE SOMOS DEL TODO FIELES?

4. ¿SIRVEN LAS LEYES PARA CAMBIAR EL CORAZÓN DE LOS HOMBRES? ¿PARA QUE SIRVEN?

CONCLUSIÓN: Usted vive bajo el Nuevo Pacto ¡puede vencer el pecado! Ya este no tiene dominio sobre su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.