El Arrepentimiento detiene el Juicio

Fondo Bíblico: El libro de Jonás

Verdad Central: Los que se arrepienten de sus pecados, hallarán la gracia y el perdón de Dios.

“Y los hombres de Nínive, creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos..." (Jonás 3:5).

PROPÓSITO:
Resumir en una sola frase la actitud de Dios con respecto a los que no son salvos. Contribuir para traer a otros al arrepentimiento y arrepentirnos nosotros mismos del mal.

INTRODUCCIÓN:
¡Cuan poco comprendemos la grandeza del amoroso corazón divino! Les exigimos a los demás que se ajusten a nosotros en cuanto a tendencias políticas o religiosas, educación y nivel social antes de aceptarlos. En cambio, Dios sólo exige que se aparten del mal. La persona de Jonás es un magnífico ejemplo de la visión estrecha y nacionalista que necesitaba ajustarce a la perspectiva de Dios. Su libro no sólo contiene una profecía para Nínive; también es profético en cuanto a la universalidad del Evangelio, y que se revela a través de Jesucristo.

Nos sorprende leer que un profeta se haya atrevido a rechazar las órdenes de Dios. Jonás sabía que los asirios tenían un ejercito capaz de destruir a Israel, y que aquello mismo era lo que pensaban hacer. El quería que Dios los destruyera, no que los perdonará. Por supuesto, Jonás sabía que no podría escapar de la presencia del Señor. Sin embargo, sus acciones demuestran lo mucho que deseaba y quería evitar esa misión. Nínive estaba al este de Palestina, Jonás se dirigió a Tharsis en el sur de España, situado al extremo oeste del mundo conocido. En la mentalidad y conocimiento geográficos de aquellos tiempos, no podría haber escogido un lugar mas lejano.

Jonás sufrió reconvenciones divinas y anuncia el castigo a los ninivitas. El pueblo no espero las órdenes de su rey. Antes que este publicará su decreto, proclamaron un ayuno, se vistieron de cilicio y se cubrieron con ceniza. No hubo excepciones. Todas las clases y edades participaron. Todos se arrepintieron.

“Y vió Dios lo que hicieron" (v. 10). Los ojos que todo lo ven, y que por tanto tiempo habían visto una escena de degradación moral y brutalidad, veían ahora a un rey y su pueblo, e incluso su ganado, revestidos con atuendos de penitencia. Cuando el pueblo de Nínive  manifestó su actitud penitente, se puso en la situación necesaria para recibir la gracia divina. Los ninivitas se “convirtieron de su mal camino". El verdadero arrepentimiento va más allá de los sentimientos, hasta situarse en una desición consciente de volverse a Dios. Esto comprende el repudio del pecado y la aceptación de las leyes y normas divinas como la única forma de vida. La respuesta de Dios se resume en tres palabras: “No lo Hizo".

PREGUNTAS PARA ESTUDIO

1. ¿CUAL ES LA MEJOR PRUEBA QUE TENEMOS DE QUE LOS SUCESOS RELATADOS EN EL LIBRO DE JONÁS SON AUTÉNTICOS?

2. ¿QUE SIMBOLIZAN TODAS LAS SEÑALES EXTERNAS DE LA REACCIÓN DE LOS NINIVITAS A LA PREDICACION DE JONÁS?

3. ¿CUAL ES LA VERDAD ETERNA QUE EMERGE DEL LIBRO DE JONÁS?

CONCLUSIÓN
Si el profeta tuvo lástima de una planta de corta y efímera vida, ¿que clase de Dios seria el que no tuviera piedad de unas almas que vivirían por toda una eternidad? Esta es la lección permanente: El amor de Dios por todo el mundo perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.