Profetas Cautivos (Indice)

Es muy grande el interés que los comentaristas de la profecía Bíblica depositan en los libros de Daniel y Ezequiel. La riqueza y también la belleza que contienen estos libros las pueden conocer quiénes estudian las visiones, sueños, profecías y enigmas, con una mente receptiva y que poseen al mismo tiempo un profundo deseo de aprender para, a la vez, hacer una aplicación conveniente.

La mayor parte de la profecía Bíblica puede entenderse por los acontecimientos ya ocurridos. La persona que demuestra interés por conocer las relaciones divinas con Israel, los profetas y naciones del pasado, se sorprenderá al conocer la hermosura de las profecías cumplidas y hallar la comprensión de la edad presente y de los eventos futuros de gran realce.

La profecía debe colocarse en su propio contexto y en el tiempo de la escena, y no aniquilarla con ideas preconcebidas o tergiversadas con fantasías y especulaciones. Gran parte de las profecías se explican por sí mismas. Son muy pocas las que necesitan más explicación de la que con toda claridad proporcionan las escrituras.

Las profecías de Daniel y Ezequiel armonizan sorprendentemente con el resto del volumen sagrado. Investigar los escritos de estos profetas, despertará gran interés a la mente investigadora.


***
Tomado de Escuela para adultos
Iglesia de Dios del Séptimo día, Honduras, C.A.
La verdad presente
Apartado postal No. 300
Tegucigalpa, Honduras.
Año 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.