“Los principios del Reinado de Dios (parte 1)

“Mas el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley" Gálatas 5:22-23.

El objetivo específico de este artículo es tomar una conclusión clara y definida que experimentar la dimensión presente del Reino, se traduce en una vida guiada conforme al Espíritu Santo.

***

El reinado de Dios propone principios, normas y valores, que distinguen a aquellos que ya experimentan la realidad de Dios y que pertenecen a su Reino. Para entender el enlace entre Reino de Dios y Vida en el Espíritu, subrayamos los siguientes elementos:

1. El Reinado de Dios es la nueva realidad que se expresa en el señorío que Dios establece a través de su hijo Jesucristo, y cuyo señorío comienza aplicándose en quienes por la fe se incorporan al cuerpo de CRISTO.

2. El Reino posee una dimensión presente y una futura, esto se refiere a que el señorío de Dios ha comenzado con la primera venida del Señor Jesucristo y que tendrá su expresión plena a partir de la segunda Venida de nuestro Señor Jesús.

3. El Reinado de Dios consiste en la nueva realidad y en esencia se distingue de la realidad de este mundo. Pues la realidad de este mundo (pecado y muerte) por naturaleza se opone y resiste a la realidad de Dios (Salvación y Vida).

4. Al participar del Reinado de Dios, el creyente es transformado en una nueva criatura, pues su vida la vive en Cristo. La nueva vida en Cristo y la Vida en el Espíritu significan lo mismo: La participación verdadera en el nuevo orden de Dios, es decir, su Reinado.

De modo que vivir en Cristo y permitir que la vida de fe sea guiada por el espíritu de Dios tienen, en esencia, la misma significación para le experiencia del creyente.

EL APÓSTOL PABLO EXPLICA LA REALIDAD DE ESTE MUNDO CON UNA DOBLE AFIRMACIÓN: VIVIR EN EL VIEJO HOMBRE, Y VIVIR CONFORME A LOS DESEOS DE LA CARNE.  En referencia podemos leer Efesios 4:20-24 y Gálatas 5:16-17.

CON BASE EN LAS CITAS DE GÁLATAS 5:19-21, EFESIOS 5:25-31, 35; Y COLOSENSES 3:5-9, HAGA UNA LISTA DE LAS COSAS QUE DISTINGUEN UNA VIDA CONFORME AL VIEJO HOMBRE Y CONFORME A LOS DESEOS DE LA CARNE.

Si gusta comentar en este artículo en la sección de comentarios puede aportar su punto de vista referente a este tema, analizando como estas actitudes se oponen a la nueva vida en Cristo. ¿Cree usted que alguien pueda refugiarse en su debilidad humana, para no comprometerse y madurar en Cristo Jesús?

****

CONCLUIMOS EN QUE LA CARNE SE OPONE AL ESPÍRITU, DE LA MISMA FORMA QUE EL MUNDO RESISTE A DIOS. PERO EL NUEVO CREYENTE YA NO PARTICIPA DE LOS PRINCIPIOS QUE RIGEN AL MUNDO. LA VIDA EN EL ESPÍRITU ES LA VIDA DE QUIEN YA ESTA EN CRISTO. ASÍ QUE ¡VIVAMOS POR EL ESPÍRITU Y EXPERIMENTEMOS ESA NUEVA REALIDAD DEL SEÑORIO DE DIOS EN NUESTRAS VIDAS!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.