La llegada del Reino (Parte 2)

Y vendrán del Oriente y del Occidente, del Mediodía, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios" Lucas 13:29

El objetivo específico de este artículo es reafirmar que la consumación plena y definitiva del Reino de Dios habrá de efectuarse cuando todas las condiciones del plan Salvador de Dios tenga su cumplimiento.

***

Así como la primera venida de Nuestro Señor Jesucristo marcó la inauguración del Reinado de Dios, su segunda venida marcará “El principio del fin" de todas las cosas, y y el consecuente establecimiento definitivo de este Reinado, esto es : Su consumación.

En el Nuevo Testamento se observa una tensión entre lo que ha sido llamado el “ya" y “el todavía no"  del Reino. El reino es una realidad presente, y al mismo tiempo una promesa que tiene que cumplirse en el futuro.

Distintas señales habrán de cumplirse, las cuales serán el testimonio de que el tiempo previsto por Dios está llegando a su fin. Estas señales pueden englobarse alrededor de tres acontecimientos principales:

1. La segunda Venida de Jesucristo.

Sobre este tópico el evangelio según Mateo 24:27 nos dice así: “porque como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del hijo del Hombre ".

Los Hechos de los Apóstoles 1:11 nos dice: “Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿Porque estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo".

2. La resurrección y el Juicio:

Las escrituras nos hablan en 2 Corintios 5:10 lo siguiente: “porque es necesario que todos nosotros  comparezcamos ante el Tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo".

Y 1 Tesalonicenses 4:16 nos dice: “porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de Arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero".

3. Supresión de cualquier fuerza opositora al Reinado de Dios.

1 Corintios 15:24-27 nos dice así: “Luego el fin, cuando entregue el Reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que el reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujeto debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas".

Pero ante todas estas expectativas de lo futuro, hoy la Iglesia de Jesucristo sigue afirmando su esperanza en la Justicia de Dios y en su Reino; testificando hoy con hechos y palabras cual es la Voluntad  Salvadora de Dios. La Iglesia avanza hacia la confirmación de una nueva humanidad.

LA DOBLE DIMENSION DEL REINO, TANTO PRESENTE COMO FUTURO, NOS AYUDA A COMPRENDER LA MISIÓN DE LA IGLESIA HOY

Es en el ahora de la Salvación que el creyente vive y comparte la Gracia infinita de Dios según nos lo dice 1 Pedro 2:9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación Santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a la Luz admirable".

PERO TAMBIÉN, LA MISIÓN QUE LA IGLESIA CUMPLE HOY SE UBICA EN FUNCIÓN DE AQUELLA ESPERANZA FINAL, CUANDO DIOS RENUEVE TODO EL ORDEN EXISTENTE, LA IGLESIA ES UNA REALIDAD INACABADA.

Apocalipsis 21:1 nos dice: Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

Apocalipsis 22:3-5 nos dice: “Y no habrá más maldicion; y el trono de Dios y el Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lampara, ni de luz de sol, Porque Dios el señor los iluminará; y reinará por los siglos de los siglos".

CONCLUIMOS EN QUE AHORA, NUESTRA VIDA DE IGLESIA TRANSCURRE LA PRIMERA Y SEGUNDA VENIDA DE CRISTO. Y ESTE ESPACIO DE TIEMPO ES UNA OPORTUNIDAD EN LA QUE NUESTRA MISIÓN DEBE RENOVARSE CONTINUAMENTE. SABEMOS CON CERTEZA QUE TODO ESTA EN MANOS DE DIOS, Y LO QUE PODEMOS HACER ES SUMARNOS A ESE PROYECTO SUYO (SU REINADO) Y AVANZAR CON JESUCRISTO HACIA ESA PLENITUD DE TODAS LAS COSAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.