El Reino: Criterio rector en el Ministerio de Jesús (Parte 2).

“Y rodeaba Jesús por todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y todo achaque en el pueblo" Mateo 9:5

El objetivo específico de este artículo es observar los distintos elementos del Ministerio de Jesús y su confirmación para el anuncio del Reinado de Dios.

***
Hemos puntualizado que una sola frase o acción por si misma no puede definir todo el impacto y significación de esa REALIDAD que pertenece a Dios (Su REINO). Y que evidentemente es distinta de “la realidad de este mundo". Así, cuando las escrituras describen esta realidad humana utiliza conceptos tales como: pecado, enemistad, contiendas, vicios, injusticias, idolatrías, discriminación, opresión, entre otros.

Y vemos que cuando la Biblia desea comunicar la realidad de Dios (Su Reino) lo hace empleando todas las formas posibles que faciliten su comprensión, sean palabras, símbolos o sucesos. A este respecto, el Ministerio de Jesús está compuesto por varios elementos cuya finalidad es exponer la realidad de Dios de una manera clara y concreta. Veamos dos niveles en que se nos presentan estos diversos elementos del Ministerio de Jesús:

1. Los Milagros y las sanidades de naturaleza operados por Jesús no pretenden ser sólo un despliegue de poder que sorprenda o intimide; sino que son una muestra clara de que la creación entera esta bajo la majestad y dominio divinos. De manera similar, las sanidades y curaciones constituyen un testimonio de la infinita misericordia de Dios, y el deseo que el tiene para restaurar a quienes sufren y padecen enfermedades y dolencias físicas.

2. También, las enseñanzas, diálogos y declaraciones de Jesús, están encaminadas a clarificar cual es la voluntad de Dios para la humanidad.

En estos dos niveles, por ponerlo de esta manera, cada uno de los evangelios captó y plasmó, desde su perspectiva, la actividad ministerial de Jesús, por lo que se comprende que lo registrado por los evangelistas no fue exhaustivo, pues ya el mismo evangelio de Juan introduce una nota donde expresa “muchas cosas" quedaron sin escribirse (Juan 21:25). Con todo, para los escritores de los evangelios, lo realmente importante no fue la minuciosidad de sus registros, sino la interpretación de tales acciones y palabras de Jesús como señales de la Realidad Divina que invadía a la realidad de los hombres (El Reino). Así, el mensaje sobre esta Realidad Divina (El Reino) tomó forma en las palabras y acciones, y sobre todo, en la misma persona de Jesucristo el hijo de Dios.

1 comentario:

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.