El Reino: Criterio rector en el ministerio de Jesús (Parte 1)

“Desde entonces comenzó Jesús a Predicar, y a decir: Arrepentíos, QUE EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO" Mateo 4:17.

El objetivo específico de este artículo es identificar qué el anuncio del Reinado de Dios, ocupa el lugar central en la predicación y actividad ministerial de Jesús.

***
Por la evidencia que registran los evangelios, puede  observarse que la presencia y acciones de Jesús tuvieron como referencia el tema del REINADO DE DIOS, o del concepto similar sobre VIDA ETERNA, tal como se explica en el cuarto Evangelio. Pues ambos conceptos “Reinado de Dios" y “Vida Eterna" se refieren al acontecimiento de que Dios inunda la realidad humana, progresivamente y hasta su plenitud, con su reinado de Justicia y Paz.

Y dentro de esta experiencia progresiva del reinado de Dios en la realidad humana, tenemos que los milagros, las sanidades y las enseñanzas de Jesús registradas por los evangelistas, constituyeron la evidencia inequívoca de que ese Reino ya se acercaba a los hombres. Ante este acontecimiento, el hombre se verá obligado a responder a la presencia de Dios y su Reinado. Jesús hace un llamado Urgente: Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado".

El “Arrepentimiento" (gr. metanoia) literalmente significa “Un cambio de Mente", una transformación en la manera de pensar la realidad en que se vive. Este arrepentimiento requerido por Jesús, alude a preparar la MENTE y la VOLUNTAD para percibir y recibir adecuadamente la justicia de Dios que llega al ser humano. De tal modo que este reino que se anuncia por Jesús exige una preparación y disposición en todos los sentidos.

Y aunque Jesús dedico todo su Ministerio, palabras y acciones a explicitar los efectos del reinado de Dios, no encontramos una definición sobre lo que es este reino ¿Porque? Porque la significación e impacto del reinado de Dios no puede contenerse en un solo enunciado o una sola acción. Sino que es la SUMA de todas las enseñanzas, figuras, símbolos, diálogos, y acciones de Jesús, lo que nos da una adecuada dimensión de la amplia significación que tiene el concepto de Reinado.

Jesús no enseñó algún “Concepto" sobre el reino de Dios, sino que trajo consigo el mismo reino de Dios. Así como una cosa es aprender la definición de la felicidad y otra muy distinta es ser feliz. Así, una cosa es conceptualizar  el reino de Dios y otra muy distinta es experimentarlo, sentirlo, verlo y saborearlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.