El Reino como poder de Esperanza

“Porque el continuo anhelar de las criaturas es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios" Romanos 8:19

El objetivo específico de este artículo es ilustrar que la dimensión presente del Reinado de Dios, se convierte en un poder de Esperanza que transforma la Creación entera.

***

Al tratar de comprender la aplicación de la obra Salvadora de Dios en el ser humano, de pronto olvidamos que la redención de Dios tiene un alcance cósmico= (Todo lo que abarca el universo). Las sagradas escrituras nos enseñan que el pecados del hombre provocó que todo el orden existente cayera en un estado de maldicion (Génesis 3:8-24) de modo que la creación entera aguarda en espera de su liberación.

La humanidad y el resto de la creación no pueden ser cosas tan disociadas: Bíblicamente, el ser humano forma parte del esquema general de la creación (Génesis 1), el hombre fue firmado del polvo de la tierra (Génesis 2:7); ya desde su formación el hombre es integrado al mecanismo de un hábitat natural diseñado especialmente para sostener la vida humana (Génesis 3:15-20), cierto es que el hombre posee la imagen de Dios (Génesis 1:26) pero esta verdad no diluye la Gloria que Dios mismo ha manifestado en su Creación (Salmo 19:1-7). Y ya La misma escritura Contempla, después de la ruptura de todo el orden que ocasionó el pecado, la restauración de todas las cosas bajo el signo de “Cielo nuevo y Tierra Nueva " (Apocalipsis 21:1). El Reinado de Dios es ese poder de esperanza que ha de transformar la Creación entera, incluyendo al ser humano.

El pecado propicio una desintegración entre el hombre y el resto de la creación. Y de aquí surge un problema ético muy importante: ¿Tiene el hombre derecho de Manipular indiscriminadamente la naturaleza, bajo el supuesto de “superioridad" de el hombre sobre ella? O por otro lado, ¿el ser humano es un ser irremediablemente ligado a su hábitat, con el cual conserva una relación vital? Desde luego, la respuesta a cada una de estas dos interrogantes tiene sus propias implicaciones prácticas. Pues una respuesta llevará a crear conciencia y respeto por la creación, mientras que la otra postura seguirá actuando en perjuicio de ella.

Pero es el poder de la “Esperanza" lo que puede reorientar la actual situación humana. ¿Como podemos entender esta esperanza? El concepto Bíblico de esperanza debe entenderse como esa determinación cristiana que mira hacia el futuro con tal seguridad, que comienza a hacer ya, en el aquí y en el ahora, transformaciones concretas de su entorno, y a modificar sus relaciones con toda la realidad que lo circunda, incluida la creación.

CONCLUIMOS EN QUE LA ESPERANZA ES EL PODER QUE TRANSFORMA EL PRESENTE, COMO UNA CELEBRACIÓN JUBILOSA DE LA VICTORIA FINAL DE DIOS Y DE SU REINADO TRANSFORMADOR. PERO ES TAMBIÉN, UN PODER QUE DIRIGE Y LIBERA A LA CREACIÓN ENTERA DE SU YUGO DE CORRUPCIÓN, Y ANTE LO CUAL, LOS CREYENTES TENEMOS UNA PARTICIPACIÓN ACTIVA. PUES SOMOS ESOS HIJOS DE DIOS CUYO TESTIMONIO REQUIERE REFLEJARSE EN TODO EL ORDEN CREADO POR NUESTRO PADRE TODOPODEROSO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.