Promesa Firme

Y también el rey habló así: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que ha dado hoy quien se siente en mi trono, viéndolo mis ojos (1 Reyes 1:48).

Objetivo
Comprobar que, a pesar de las luchas por el poder entre las personas, se cumple la promesa de Dios.

Narración
Cuando la vejez y la debilidad se apoderaron de David, su hijo Adonias, a quien no le puso límites, vio la oportunidad de autoproclamarse como el sucesor del trono por su condición de hijo mayor y contar con el apoyo del general del ejército y uno de los sacerdotes. La sucesión es por derecho y no por designación, ¡es su turno!/pero hay otro grupo que no acepta las pretensiones encabezadas por Adonias y que tiene en el profeta Nathan su principal líder. El interviene aconsejando a Bath-sheba que recuerde a David su promesa de dejar el trono a su hijo Salomón y los libre de una muerte segura, si Adonias ocupa el trono.

La intervención de Nathan tiene éxito pues David reacciona pidiendo a sus hombres leales que unjan rey a Salomón. Y Adonias con sus seguidores no tuvieron más opción que subordinarse ante el nuevo rey.

David instruye a Salomón para mantener firme su dinastía, que su trono será sólido si se mantiene fiel a los mandamientos del señor y libra su herencia de la culpa por sangre derramada y de la maldicion proferida contra el rey si asume resolver la muerte de Joab y de Simei.

Providencialmente Joab, Simei y Adonias propician su propia muerte y con la expulsión de Abiathar, se acaba el grupo que buscaba el poder, permitiéndole consolidar su reino con el apoyo del otro grupo que se componía por los hombres leales a su padre: Sadoc al frente del sacerdocio; Benaia al frente del ejército; y Nathan como el profeta de la sucesión davídica.

La promesa de Dios, acerca de la dinastía de David, se ha cumplido. Salomón asegurará un reino de paz, gobernando con sabiduría al pueblo del señor.

Análisis
I.Salomón ocupa el trono de David (1 Reyes 1:1-53)

1.Reflexione sobre las condiciones en que se encuentra el rey (1 Reyes 1:1-4). Estas condiciones, ¿pueden generar dudas sobre su capacidad para nombrar a su sucesor?

2.Según  2 Samuel 3:2-4, ¿a quien le correspondería ocupar el trono? Esto lo tiene presente Adonias, pero ademas por el trato que ha recibido de su padre (1 Reyes 1:5-6) se auto proclama Rey y no invita a los hombres fieles a David. ¿Porque cree que no los invita? (1 reyes 1:1:7-10).

3.¿Que importancia tuvo la intervención de nathan y los hombres leales en la reacción de David (vv. 15-48)

4. Ahora comente sobre la reacción de los convidados al banquete de Adonías (vv. 49-50) y la advertencia de Salomón (vv 51-53).

II. El Legado de David (1 Reyes 2:1-46)

1. Según 2 Samuel 7:12-13, 25. ¿De que dependía la permanencia de la dinastía? (1 Reyes 2.1-4). analice los elementos de la exportación de David a Salomón.

2.Para comprender las razones  que mueven a David para pedirle a Salomón lo registrado en 1 Reyes 2.5, 8, 9 ¿Como ayuda lo descrito en 2 Samuel 21:1-14?

3.David, como superior de Joab no le castigo por sus acciones (2 Samuel 3:27 ; 20:4-10) seguramente fue mal visto por ello y como ejemplo, esta Simei que al maldecirlo le llama "Varón de Sangres" (2 Samuel 16:5-13). ¿Porque le da prioridad a estos pendientes en su legado a Salomón? (1 Reyes 2.6).

4. Reflexione sobre el hecho de que cada uno de ellos es el responsable de su muerte: Joab, Simei y Adonias y sobre la desicion de Salomon de expulsar a Abiathar (vv. 10-46a).

5. Habiendo  muerto todos los enemigos que pudieran haberle arrebatado el trono, Salomon se consolida en su reino (vv. 12, 45 y 46b).

Aplicación:

1.Ante las Innegables consecuencias del pecado (ejemplos de Joab y Simei) que las luchas de poder en la iglesia y fuera de ella no pueden acarrear, esto es lo mejor que podemos hacer: reconozcamoslo, arrepintamonos, confesemoslo, pidamos perdón a Dios y apartemonos del pecado (1 juan 1:8-9; Proverbios 28:13).

2.En ocasiones, Dios pone en nuestras manos una parte importante del cumplimiento de sus planes y el parece mantenerse al margen, aprendamos a identificarlas como Nathan o Bath- Sheba y actuemos con firmeza y fidelidad a Dios.

Conclusión
Habiendo visto como en medio de las luchas de poder y pareciendo que no esta presente, Dios dirigió la sucesión del trono de David de acuerdo a sus promesas, reconozcamos que así lo hará en nuestra vida si: Guardamos su camino, andando delante de Dios con verdad, de todo nuestro Corazón, y de toda nuestra alma (1 Reyes 2:4)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.