Jehová pastor de Ovejas

Jehová es mi pastor y nada me faltara, en lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastorear, confortará mi alma; me guiará por sendas se justicia por amor de su nombre.  aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno,  porque tu estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mi en presencia de mis anguatiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa esta rebozando . ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Salmo 23:1-6

En los días que estamos viviendo de mucha tribulación y angustia en toda la faz de la tierra, donde la maldad y la violencia inundando las vidas de millones de personas, la ausencia de paz en el mundo con la proliferación de las guerras y el hambre que embarga a los países africanos y los países pobres del resto del mundo. Todas estos elementos también asechan a las vidas de muchos cristianos en la actualidad, ante todo esto es necesario recibir palabras de aliento y esperanza que levanten los ánimos decaídos, los pies cansados, la fe casi extinta de los seguidores de Cristo Jesús. Es muy común en nuestro medio recibir más palabras de desaliento y desmotivación que quizás palabras de ánimo que nos ayuden a reforzar nuestra motivación a la meta propuesta que es la vida eterna.

Todo Cristiano debe tener presente que nuestro Dios en el que hemos creído siempre estará allí para ayudarnos, para calentarnos, para reforzar nuestros pies débiles y cansados, el se muestra como poderoso guiador a nuestras vidas.

JEHOVÁ ES MI PASTOR
El término pastor proviene de la literación de una actividad que antiguamente le perteneció a un pueblo llamado Hebreo, estos según la historia universal dice que se dedicaban al pastoreo de ovejas de manera nómada en la tierras de Canaan; El pastor desempeñaba su labor en los campos a lejanas distancias del campamento, este tenía como misión cuidar, proteger, sanar y guiar a su rebaño a cargo. Este precioso Salmo escrito por el Rey David, tiene mucha importancia para el entorno cristiano en nuestra vida diaria, en nuestro ir y venir, en cada circunstancia de nuestras vidas sean estas buenas o malas, todo cristiano tiene que tener presente que siempre tendrá a su lado a nuestro Padre Celestial quien funge como un Pastor en nuestras vidas, desde nuestro nacimiento hasta el último día de nuestras vidas. Jehová como nuestro Pastor, nos asegura que todo esta bien, pues Dios no es de doble ánimo el siempre esta allí, el es fiel, aunque como humanos fallamos el esta presente allí en nuestra vida para cuidar de cada uno de nosotros. El cuida de tu vida de cualquier depredador, el sana todas nuestras dolencias, el no colma de favores quizás hasta de una manera inmerecida. Nuestro Señor se muestra como el Pastor de Pastores, en su misión Jesús representa al padre en la tierra, plasma ese título noble y sublime según el evangelio de Juan 10:11-15 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Más el asalariado, y que no es el Pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja a las ovejas y huye, y el lobo arrebata a las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas, yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el padre me conoce; y pongo mi vida por las ovejas.

De lo anterior se desprende una grande explicación muy interesante para llagar a entender el corazón de Dios hacia el hombre, una relación simbiótica que no tiene sentido para la mente humana, pues de esta relación Dios no saca ninguna ganancia, y aun en esto Dios es leal a su palabra, desde la creación del hombre todo tiene que ver con nosotros mismos la creación misma responde a nuestras necesidades desde el aire que respiramos, los alimentos que comemos, el calor el frío, todo, todo cuanto podamos enumerar fue creado por Dios para servicio del hombre, en esto que aveces pasa inadvertido, la actitud pastoral de nuestro creador es fiel y amorosa hacia con nosotros, tal grado llegó el amor de Dios a la humanidad que dio a su único hijo para que todo el que crea en el tenga vida eterna (S. Juan 3:16). La historia misma de Jesús el hijo de Dios es fiel a su llamado el buen pastor su vida da por las ovejas, Cristo cumplió su palabra de dar su vida por todo ser humano, por tus pecados y los míos, perdonando todas nuestras infidelidades, ignorando nuestra deslealtad al padre, restaurando nuestra enemistad y tornado la en amistad, nos vino a buscar, aunque estábamos fuera del redil, cuarando nuestras heridas hechas por el mundo y por el pecado. No existe otro pastor que haga esto y que sienta ese amor, pues aunque existe la labor pastoral dentro de la Iglesia como una sección del ministerio en la Iglesia, No son los pastores terrenales los dueños de las ovejas, Jesús dice, el asalariado, el asalariado representa a todo aquel que trabaja en la obra de Dios y no esta consciente de lo que esta haciendo, para quien trabaja, como tratar al rebaño del Señor, Los pastores de hoy en día no tienen el escrúpulo de tapar sus exigencias materiales y humanas alejándose del principio universal de Cristo Jesús al cuidar de la iglesia desinteresadamente. El gremio pastoral ha sido desacreditado por las mismas acciones de sectas e iglesias que promueven la actitud pastoral como una actividad económica alejándose del verdadero sentido de lo que es cuidar del rebaño del Señor.

Un Pastor con la actitud de Cristo no huye cuando sus hermanos lo necesitan, un verdadero pastor no cierra sus ojos ante las necesidades de su entorno; un Pastor asalariado representa a aquel que no tiene claro cual es su responsabilidad que se la ha delegado. 1 Pedro 5:2.

El trabajo de apacentar le compete en su totalidad a Dios el Salmo 23 en su primeras palabras es claro JEHOVA ES MI PASTOR no existe humano alguno que pueda ostentar a este cargo. Jesús dijo YO SOY EL BUEN PASTOR que da totalmente claro que no hay nadie en la tierra que pueda llenar el 100 % de ese perfil. Como fieles administradores de la obra de Dios nada más le queda a cada siervo de Cristo cumplir su parte, ser fiel en lo poco para poder recibir ese galardón dado por Dios. Mateo 25:31-46.

Como ovejas de Jesús que somos comparados, es necesario poder identificar el llamado de Cristo Jesús, dejar de ser cristianos ficticios, con fe plena a nuestro llamado, siendo luz en el mundo, Jesús dijo mis ovejas oyen mi voz, esas palabras tiene mucho significado, si somos seguidores de Cristo Jesús tenemos que hacer mérito de ese titulo, en el reino animal la oveja es uno de los animales domésticos más apacible y de fácil manejo, a diferencia de la vaca, el cerdo y los caballos no necesitan tanta domesticación, la oveja simboliza al buen seguidor de Cristo Jesús, este debe ser un buen oidor, el apóstol Santiago nos da la siguiente recomendación:  Santiago 1:25 Más el que mira atentamente en la perfecta ley, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace. Jesús necesita tener en su rebaño ovejas que den fruto pero no siempre es en la práctica la realidad de allí que Jesús mismo deja la regla: “Por sus frutos los conoceréis" cada quien sabe como construye su vida, si asume el reto de ser un buen cristiano, un cristiano promedio, o un mal cristiano, pero al final el Pastor de Pastores tratara con cada uno de nosotros  (1Pedro 4:17) y allí se definirá quien estuvo en el redil y quien no.

Por lo tanto y habiendo analizado todo lo anterior debemos de tener cuidado al decir “Jehová es mi pastor" pues es una expresión que tiene mucho significado.

NADA ME FALTARA
La expresión “nada ya puede faltarme" es una expresión de fe, pero que circunstancialmente dependería de analizar el estrato social de donde podría escucharse; no es lo mismo que un hermano se levante de su cama, y la mesa este llena de alimento, con una jugosa cuenta bancaria y con una vida bien holgada, pero mucha diferencia entre un hogar donde se vive al  día quizás hasta escases de los más básico para vivir, tales circunstancias habría que analizarlas para ver el impacto de la expresión “Nada me faltará" de boca de ambos estratos sociales, partiendo desde este punto no podemos criticar ambos, porque el nivel de fe depende del grado espiritual de la persona sin distinción de un estrato social o estatus económico. En el mundo que vivimos existen realidades que no podemos obviar. Los pobres siempre tendrán más fe y mas esperanza que los ricos, Sea cual sea nuestro estado económico hay un pensamiento esencial Si tienes a Dios lo tienes todo, si no tienes a Dios ¿Que tienes?.

La vida Cristiana en esencia esta ligada a un estatus especial y es el siguiente según el Apostó Pablo quien escribe al Joven timoteo lo siguiente Timoteo 6:6-19 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Más tu, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, ala cual así mismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

Tema en redacción....

Romanos 8:35
Isaias 60:11
Romanos 10:9
Mateo 18:11-13
Filipenses 4:19
Mateo 6:33
Apocalipsis
Ezequiel 34:31
Hechos 28:28

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.