Historia de Babilonia

'''Babilonia''' fue un antiguo imperio localizado en la región central-sur de [[Mesopotamia]], teniendo su epicentro en la [[Babilonia (ciudad)|ciudad de Babilonia]] y que llegó a extenderse por [[Acad]] y [[Sumeria]], arrebatando la hegemonía a las dinastías amorritas de Isín y Larsa del llamado [[Renacimiento sumerio]]. Su historia se divide en dos etapas principales, separadas entre sí por el período de dominación [[asiria]]; el imperio paleobabilónico o amorrita ([[siglo XVIII a. C.|1792 a. C.]][[siglo XVI a. C.|1595 a. C.]]) y el imperio neobabilónico o caldeo ([[siglo VII a. C.|626 a. C.]][[siglo VI a. C.|539 a. C.]]). El imperio babilónico fue sucedido por el [[Imperio persa|persa]] tras las conquistas de [[Ciro II el Grande]].

En Babilonia se hablaba el [[idioma acadio|acadio]] ([[lengua semítica]]) y mantuvo el lenguaje escrito acadio para uso oficial (el idioma de su población nativa), a pesar de sus fundadores, los [[amorreos]] y sus sucesores los [[casitas]], que no tenían el acadio como idioma nativo. Sin embargo, conservó la [[lengua sumeria]] para un uso religioso, a pesar de que en el momento en que fue fundada Babilonia, probablemente ya no era una lengua hablada. Las antiguas tradiciones acadias y sumerias jugaron un papel importante en la cultura babilonia (y asiria), y la región seguirá siendo un importante centro cultural, incluso en períodos prolongados y largos de gobiernos externos.

Historia:

Los amorreos se establecieron entre los ríos Tigris y Éufrates, haciéndose sedentarios y mezclándose con la población sumeria, como consecuencia subirían al poder dinastías de origen amorrita en distintas ciudades del centro y sur de Mesopotamia.

La más importante en Babilonia, ya que el propio Hammurabi sería amorreo. A los inicios del imperio paleobabilónico la población era pues una mezcla acadio-amorrita.

Los amorreos que se mantuvieron nómadas, fueron contenidos fácilmente al principio pero conforme el imperio de Ur III fue perdiendo su poder, estos se fueron volviendo más peligrosos.

Con la caída de Ur III y acabada la época de dominio sumerio, empieza una época en la que los semitas obtendrían la mayor importancia a través de pueblos como los acadios o los amorreos. Los elamitas apenas disfrutaron su conquista.

Los mayores ganadores de la caída de Ur fueron primero los acadios del reino de Isín y después los amorreos, que en un siglo llenarían Mesopotamia de reinos, quedando lo que fue el imperio de Ur fragmentado en numerosos reinos amorreos y acadios cuyas capitales serían ciudades que hasta ese momento habían tenido poca importancia.

En la alta Mesopotamia, la ciudad de Assur con los reyes de origen amorreo comenzará a ganar importancia tras vencer en una guerra por el control de las rutas comerciales a Ešnunna y Mari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.