EL ESTADO DE LOS MUERTOS

Porque los que viven saben que han de morir: mas los muertos nada saben, ni tienen mas paga; porque su memoria es puesta en olvido. Eclesiastes 9:5.

Las personas al morir van al sepulcro donde es depositado su cuerpo para entrar en un proceso de descomposición hasta convertirse en polvo. Cabe mencionar, que equivocadamente algunos son incinerados en crematorios hasta reducir su cuerpo en cenizas. No obstante, se cumple la sentencia que Dios determinó para el hombre, cuando éste incurrió en pecado: “En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; pues de ella fuiste tomado: pues polvo eres, y al polvo serás tornado. Génesis 3:19.

Las Sagradas Escrituras señalan que las personas muertas se encuentran en el sepulcro en un estado totalmente inconsciente, donde su memoria es puesta en olvido y no tienen mas parte entre las personas que se encuentran con vida en este mundo: LEE, ECLESIASTÉS  9:5,6.

La muerte es la cesación total de la vida. El Señor Jesucristo comparó la muerte con un sueño donde las personas se encuentran durmiendo. Lázaro uno de sus amigos murió, cuando el Señor Jesús recibió la noticia de que había muerto, le dijo a sus discípulos que su amigo se encontraba dormido y que iría a despertarlo de su sueño. Los discípulos entendieron literalmente las palabras que estaban escuchando y le dijeron que si estaba dormido estaría bien físicamente porque estaría descansando para recuperar sus fuerzas. Entonces el Señor Jesús les dijo claramente que Lázaro estaba muerto. LEE, JUAN 11:11-14.

Lucas al momento de relatar la muerte de Esteban, reafirma la enseñanza de considerar la muerte como un sueño: ”Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no le imputes este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió." Hechos 7:60.

Todas las personas cumplirán el siglo de vida que Dios les tiene establecido. Job mencionó que Dios ha establecido un límite a la vida de cada una de las personas del cual no pasará: “Ciertamente sus días están determinados, y el número de sus meses está cerca de ti: Tú le pusiste términos, de los cuales no pasará. Job 14:5.

Desde la antigüedad, las personas han tenido por costumbre dar tributo a los muertos porque creían que regresaban en espíritu para convivir entre los vivos. Esta tradición permanece en el mundo entero hasta nuestros días con los festejos del día de muertos. Sin embargo, la palabra de Dios enseña totalmente diferente: “Los ojos de los que me ven, no me verán más... Así el que desciende al sepulcro no subirá; no tornará más a su casa, ni su lugar le conocerá más. Job 7:8-10.

Gracias a Dios por su palabra, porque nos hace saber que pasará después de morir, bendiciones, paz a vosotros, de Dios el Padre y del Señor Jesucristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.