El culto



Desde la tradición de la Reforma
hacia una tradición para hoy

P5

Instituto Bíblico Reformado
Por Gary William Van Veen

CONTENIDO

I. El Culto Y La REFORMA
A. Introducción
B. Los Elementos Principales del Culto Reformado
1. La Predicación
2. La Oración
3. La Santa Cena
4. La Ofrenda
C. Una Esquema de la Liturgía de las Iglesias Reformadas en los 1500's
D. Conclusión
II. Las Cuatro Partes Del Culto
A. Introducción
1. Dios Nos Creó para la Su Adoración
2. El Pecado Dirige Erradamente la Adoración
3. La Adoración como un Diálogo
4. La Adoración: La Actividad de Dios Y de los que se Reunen
B. Parte 1: Dios Nos Invita
C. Parte 2: Dios Nos Llama a Confesar
D. Parte 3: Dios Habla con Nosotros
E. Parte 4: Dios Nos Manda al Mundo
III. Puntos De Conclusión
A. El Culto y la Confesión de Fe
B. El Culto y la Evangelización
C. El Culto y la Participación de los Miembros

I. EL CULTO Y LA REFORMA
A. Introducción
El objeto de este librito no es hablar sobre la historia del culto en una manera exhaustiva. Pero quisiéramos apuntar el evento en la historia de la iglesia cuando el culto pasó por cambios drásticos. En este contexto podemos apreciar mejor el culto cuando entendamos los principios de lo que practicamos hoy en día.
Desde el tercer siglo hasta los 1500, el culto llegó a ser algo incomprensible. Por mil años el adorador asistió a un culto latino con poca comprensión. En esencia, la Iglesia Católica Romana le había quitado al miembro el derecho de ser parte del pueblo de Dios. Los adoradores medievales eran observadores de una adoración del clero en vez de ser participantes de una adoración corporal de alabanza y oración.
Llegó la Reforma en los 1500. Mayormente vemos la Reforma como una reforma teológica que tocó varias prácticas no bíblicas que estaba practicando la iglesia. Muchas veces olvidamos el impacto total que tuvo la Reforma para la iglesia. El culto también iba a pasar por cambios profundos que siguen haciendo su efecto en la manera en que hacemos el culto hoy en día.
El cambio más importante logrado por los reformadores fue la participación de los miembros en una lengua inteligible. Pero la participación de los miembros trajo la necesidad de la educación y la preparación de los mismos. La Iglesia Católica se había alejado mucho de sus principios. En el tercer siglo había iglesias que tenían el requisito de tres años de catecismo antes del bautismo. Lutero, Calvino y otros reformadores escribieron varios catecismos para eliminar la ignorancia doctrinal que afligía a los miembros igual que a los líderes. La provisión para la formación doctrinal y bíblica era una característica inseparable de la vida litúrgica de las iglesias de la Reforma.
PREGUNTAS:
1. Qué cambio había pasado al culto desde el tercer siglo
hasta el año 1500?

2. Cuál fue el cambio más importante que los
reformadores introdujeron al culto?

3. Qué papel jugaba el catecismo de la Reforma?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
4. Tenemos algún uso para el catecismo hoy? En qué capacidad podemos usarlo?
______________________________________________

B. Los Elementos Principales del Culto Reformado
Juan Calvino dijo que habían cuatro elementos que tenían que desarrollarser en cada culto: la predicación, la oración, la administración de la Santa Cena y la ofrenda.
1. La Predicación
No fue una sorpresa que la predicación llegara a ser prominente en el culto. Durante los tiempos medievales la predicación había cesado casi completamente porque los sacerdotes no tenían la capacidad de predicar. Ellos eran iletrados teológicamente. Pasaron meses, aún años en los cuales las iglesias pequeñas no recibieron la predicación. Con la traducción de la Biblia a la lengua del pueblo y las numerosas copias hechas por la prensa, la gente tenía otra vez acceso a las Escrituras. Las iglesias de los reformadores estaban llenas de gente lista para escuchar este libro misterioso que estuvo perdido por muchos años.
El hambre de escuchar la palabra de Dios y la siguiente predicación era algo tremendo. La mayoría de las comunidades reformadas tenían dos o tres predicaciones en los domingos, y otras durante la semana. Predicaban por dos o tres horas, un tiempo larguísimo en comparación con el de hoy en día. Sentados en bancos incómodos, el hambre de escuchar la Palabra de Dios permitía a los filigreses aguantar ese tiempo. En Ginebra, donde Calvino se estableció, habían tres puntos de predicación. En una ciudad de 12,000 personas (más pequeña que Sabana Grande de Boyá), la Palabra de Dios era predicada quince veces a la semana.
Tanto para Calvino como para Lutero, la predicación era la parte central de los cultos. Lutero decía la misericordia de Dios se manifestaba en tres señales sacramentales: el bautismo, la predicación del perdón y la Santa Cena. Calvino también decía que las palabras de la predicación eran señales por las cuales Cristo se acercaba al hombre para establecer su reino en el mundo. Con palabras así, se nota un resurgimiento de la predicación que se siente hasta hoy.
2. La oración
El segundo elemento del culto de Calvino era la oración en la que también él incluyó la música. La música iba a pasar por cambios drásticos también. La música de la iglesia católica era cantada con los cantos llanos en la lengua latina. Aun varios sacerdotes estaban frustrados con los cantos llanos por la ininteligible parte que tomaban en el culto. Pero Calvino veía la música del culto como un don de Dios para recrear al hombre. Escribió,
"La música en el culto tiene la fuerza y la energía para mover y encender los corazones del hombre para invocar y adorar a Dios con un celo ardiente."
Los reformadores pusieron los salmos en la melodía métrica haciéndolos más fáciles para cantar a la congregación. La salmodia métrica era una característica notable de las iglesias reformadas que llegó a atraer mucha gente al culto.
Dos generaciones después de la Reforma, las iglesias reformadas todavia usaban el salterio, mientras tanto, los luteranos y los anabaptistas utilizaron varios himnos en la liturgia del culto. Las iglesias reformadas consideraron el canto de los salmos como la adoración a Dios en su propia lengua. Hubo varias razones por las que las iglesias reformadas no aceptaron los himnos como parte de la liturgia. Los salmos representaron un salterio completo y comprensivo para cualquier parte u ocasión del culto. Y un cambio al sistema litúrgico sería difícil porque sería un desafío al sistema entero.
También hubo otra razón que tocaba los principios de la interpretación bíblica. Las iglesias reformadas veían toda la revelación de Dios como Cristocéntrica. El pueblo de Dios del Antiguo Testamento y la iglesia del Nuevo Testamento eran iguales. Y Cristo era la sustancia de los dos pactos. El Antiguo Testamento y los Salmos fueron leídos Cristológica y proféticamente en la vida de la iglesia de aquel tiempo.
Además las iglesias reformadas compartieron los siguientes puntos de vista con los hebreos del Antiguo Testamento: la mano de Dios en todos los eventos de la historia, el pueblo de Dios como una nación santa y la naturaleza como una manifestación de los propósitos históricos de un Dios personal. Con una evaluación profunda del Antiguo Testamento, no es difícil entender la parte esencial que tomaron los Salmos en la liturgia reformada.
Los Salmos era el libro de la Biblia más conocido entre los miembros de aquellas iglesias reformadas. Calvino predicó los domingos exclusivamente del libro de Los Salmos. Los hugonotes(reformados) de Francia, donde había mucha persecución de los reformados, cantaron los salmos de memoria cuando eran encarcelados por su fe reformada. Ellos cantaron los salmos aún cuando iban hacía el lugar donde iban a ser quemados por su fe. Las autoridades les ponían mordazas en las bocas pero se quemaban las mordazas y los cánticos salían de nuevo del humo. Los obispos ordenaron sacarle la lengua a los hugonotes antes de quemarlos para que no se escucharan más los cánticos de estos numerosos mártires. El canto de los salmos llegó a ser la característica más obvia de los protestantes de Francia. Pero en 1661 el canto de los salmos llegó a ser un crimen contra el estado en los territorios de Francia.
Los cantos del salterio era la parte de oración que hacía la congregación. Había otras oraciones hechas por los encargados. Pero Calvino pensaba que no era sabio dejar demasiado en la mano de los pastores o encargados. Podemos ver otro ejemplo de la reacción contra la iglesia católica de aquel tiempo, donde los sacerdotes lo hacían todo, dejando a los miembros como los espectadores.
3. La Santa Cena
Aunque no vamos a tratar el tema de los sacramentos, podemos hablar sobre el cambio que hubo durante este tiempo. Los reformadores creían que la predicación y la administración de la Santa Cena debían andar de la mano. No obstante esa no era la norma cuando llegó la Reforma. En la Iglesia Católica Romana, el simbolismo central de la Cena no era reconocido. No era una acción corporal sino una cena de los ojos. Qué tipo de cena sería en que el mayordomo era el único que tomaba parte y volvió la espalda a los huéspedes? El sentido de la Santa Cena casi se perdió. La mayoría de la gente no se quedaba para asistir a esta parte del culto. Hacia los años 1300 la iglesia obligaba a sus parroquianos a una misa anual; sin embargo eso llegó a ser hizo lo máximo más de la frecuencia normal.
Juan Calvino quería administrar la Santa Cena cada domingo aunque eso no ocurría siempre. La Santa Cena fue administrada en algunas iglesias cada mes, y en otras, cuatro veces al año. La iglesia en aquel tiempo era una iglesia del estado. Por eso, se hacía mucha énfasis en la disciplina y en la preparación para tomar la Santa Cena porque era responsibilidad de todos los ciudadanos tomar la Santa Cena. La disciplina era una parte inseparable de la administración de la Santa Cena. Pero un problema debido a la unión de la iglesia y el estado era sobre quién tenía la autoridad de llevar a cabo la disciplina de la iglesia. Cada comunidad reformada pasaría por un tiempo de discusiones ardientes para resolver este conflicto entre el estado y la iglesia.
Se celebraba la Santa Cena en una manera abierta. Habían tres modos de administrar la Santa Cena. En las iglesias de Calvino, los miembros pasaban al frente de la mesa para recibir los elementos. Los holandeses servían a la gente en mesas grandes. En las iglesias zuinglianas (del movimiento de Ulrico Zuinglio en Suiza) y los anglicanos(de Inglatera), sirvieron el pan y el vino a los miembros en sus lugares. Entre los tres modos, no había preferencias. Lo que era importante era la realidad de que los miembros bautizados podían celebrar y participar de nuevo en la Santa Cena como fue designada por Cristo Jesús.
4. La Ofrenda
La iglesia católica tenía varias maneras de conseguir el dinero de sus parroquianos. Una de las maneras más corruptas era la venta de las indulgencias, en que la gente pagaban algo por sus pecados temporales para no tener que sufrir demasiado en el purgatorio. También muchas de las ofrendas y los impuestos fueron gastados para mantener la prodigalidad de la iglesia.
Calvino asignó la ofrenda para el final del culto. La ofrenda significaba una muestra de la gratitud que cada creyente debía mostrar a Dios. También era para mostrar la gracia de Dios a los que tenían necesidad. El encuentro con Cristo en la mesa de la Santa Cena continuaría en el mundo con la ayuda al prójimo. La ofrenda cambió su sentido. En vez de comprar la gracia de Dios y otros favores de la iglesia, las iglesias reformadas estaban mostrando gratitud, gracia y abundancia que habían recibido de Dios.
C. Un Esquema de la Liturgia de las Iglesias Reformadas durante los años despues de la Reforma
(1) El Llamado a la Adoración: El ministro comenzaba el culto con la frase: "Nuestra ayuda es en el nombre del Señor quien creó el cielo y la tierra. Amén" (o I Timoteo 1:2)
(2) La Oración de Confesión: como un hecho congregacional
(3) Afirmación de Perdón: El ministro leía algunos pasajes dando énfasis en las promesas de perdón del Señor. (I Timoteo 1:15; Juan 3:16; Hechos 10:43 y otros)
(4) La Ley de Dios: lectura de los Diez Mandamientos por la congregación.
(5) La oración por la iluminación del Espíritu en la predicación.
(6) La predicación
(7) La oración después de la predicación acentuando los temas de la predicación en una forma de petición.
(8) La oración de intercesión para los oficiales del estado, líderes de las iglesias y los perseguidos en la forma del Padre Nuestro. Luego se canta el mismo Padre Nuestro, por la congregación.
(9) La administración de la Santa Cena (si era el día asignado)
1. La congregación cantó el Credo de Los Apóstoles mientras el ministro preparaba el pan y el vino.
2. El ministro leía I Corintios 11 advirtiendo a la congregación de no tomar la Santa Cena en ignorancia o con vidas pecaminosas.
3. El ministro leía la narración de la institución de la Santa Cena por Jesús.
4. La administración de la Santa Cena y la congregación cantaba del salterio (Salmo 138)
5. La exhortación expresando la comunión del los santos de siempre: el pasado, el presente y el futuro.
6. El ministro daba gracias al Señor.
(10) La congregación cantaba el cantico de Simeón (San Lucas 2:29-32)
(11) La congregación recibía la bendición de Aarón: "Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel y yo los bendeciré." (Números 6: 24-27)
(12) El ministro despedía la congregación con algunas palabras sobre la limosna o la caridad.
D. Conclusión
Tal vez el esquema anterior dé la impresión de un culto cohibido en vez de un culto liberado. Pero tenemos que recordar el punto de comienzo de los reformadores. Al principio los reformadores se consideraron a sí mismos como Católicos reformados. Ellos no se entendieron a sí mismos como personas aparte de la única iglesia existente, la Iglesia Católica. Sin embargo por los cambios necesarios los dividieron en dos grupos, tanto que surgió de la vieja algo completamente diferente y nuevo. El énfasis de la liturgia de los reformadores era poner a los miembros en una posición de participar, más una interacción entre Dios y su pueblo por las prácticas nuevas instituídas por los reformadores.
PREGUNTAS
5. Qué importancia tenían los salmos en las iglesias
reformadas?_____________________________________
______________________________________________
______________________________________________
6. Qué problema existía en la administración de la Santa
Cena entre las iglesias reformadas?__________________
_______________________________________________
______________________________________________
_______________________________________________
Sería un problema hoy?________ Porqué si o no?
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
7. Cuál fue el elemento central de los cultos de las
iglesias de la Reforma? ____________________________
8. Piensa usted que es igual hoy en día? _____________
Cómo lo demostramos ?__________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
9. Qué cambios hicieron los reformadores en cuanto a la
ofrenda? _______________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
10. Debemos pedir ofrendas para el mantenimiento de la
iglesia hoy?____________Porqué si o no?____________
_______________________________________________
______________________________________________
II. Las Cuatro Partes Del Culto Reformado
La mayoría de las iglesias cristianas reformadas hoy en día tienen cuatro partes de la liturgia para guiar la congregación en el culto. Pero antes de hablar sobre eso, sería útil presentar algunas reflexiones teológicas para poner la adoración a Dios en perspectiva.
A.Introducción: Reflecciones Teológicas
1. Dios nos creó para su adoración
Los seres humanos fueron creados como adoradores. Es obvio que todos no asisten a una iglesia cada domingo. Sin embargo, fuimos creados con la capacidad y la tendencia a reconocer un Ser más grande que nosotros y para dar gracia y adoración reconociendo el valor de este Ser y la necesidad y dependencia de Él. Como cristianos, creemos en un Dios trino y uno quien es sólo digno de nuestra adoración. Además Él nos creó a su propia imagen, dándonos la capacidad de comunicarnos y tener una relación personal con Él. Eso es lo natural.
2. El pecado dirige erradamente la adoración
El pecado no ha disminuido nuestro deseo de adorar ni nuestro sentido de ser dependientes de algo. El problema es que nosotros nos rendimos ante otras cosas, u otros dioses para llenar el vacío. Cuando adoramos a la criatura o a la creación en vez de al Creador, suplantamos la adoración con la esclavitud, el hambre de adorar con una adicción, la vista con la ceguera, y la fe con las obras.
3. La adoración como un diálogo.
El contexto del culto es un diálogo entre Dios y su pueblo. Hay un intercambio de palabras expresado en la lectura, la predicación, los cantos y otras partes de la liturgia. El culto es implantado en el pacto de Dios produciendo una comunión rica de relaciones y compromisos entre las diferentes personas involucradas: las relaciones entre la Deidad, las relaciones entre Dios y su pueblo y las relaciones entre el pueblo de Dios. De vez en cuando disminuimos la importancia de las relaciones entre el pueblo de Dios en nuestra adoración. Ofrecemos y hacemos todo a Dios olvidándonos de que la adoración a Dios es un hecho corporal de una comunidad orgánicamente unida a Cristo por el Espíritu. La comunión y las expresiones de amor en el cuerpo de Cristo forman una parte importantísima en la adoración, porque expresa el carácter verdadero de Cristo quien mora en sus elegidos.
4. El Culto: La acción de Dios y de los que se reúnen
Dios es el agente o el que produce el efecto de la adoración. La Biblia nos enseña que siempre era Dios el quien iniciaba una relación entre Él y su pueblo. Dios ha hecho todo lo que es necesario para obtener la salvación y la paz. Jesús dijo:
"Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere." (San Juan 6:44)
Por la acción de Dios, su pueblo se reúne para dar gracias y alabanzas.
Pero no podemos negar la acción de los adoradores en el culto. Sería una equivocación grande de decir que vamos a la iglesia solamente para recibir, como dice un corito. Al contrario, el culto se llama "culto" debido a la actividad de los participantes de "rendir culto"(adoración o alabanza) a Dios. Se llama "servicio", no porque recibimos un servicio, como practicamente se hace en la Iglesia Católica, sino porque nosotros servimos a Dios.
La adoración aceptable es algo hecho posible por Dios. Los reformadores y las iglesias reformadas hoy en día vemos eso en la proclamación de la Palabra de Dios y en los sacramentos donde Dios está presente y trabajando espiritualmente. Cuando entendemos el carácter de la adoración a Dios, podemos evitar el peligro de hacer del culto una representación teatral para ser evaluada. El culto no es, primeramente, cómo predicaba el pastor o cómo cantaba el coro. El culto es un drama actual donde los creyentes participan activamente, un encuentro entre Dios y su pueblo, entre los cielos y la tierra. El béisbol y el baloncesto prosperan o tienen éxito por el ánimo y los gritos de los espectadores. Al contrario el culto no tiene espectadores, sino, participantes en el drama de encuentro con Dios.
PREGUNTAS:
11. Cuál es nuestra tendencia hacia la adoración de un Ser y cómo la afecta el pecado?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
12. El culto tiene solamente el propósito de adorar a Dios?
Si o no? ______________ Y de qué manera?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
B. Las Cuatro Partes del Culto
1. El Llamando a la Adoración: Dios Nos Invita
Perspectiva Teológica: Desde el tiempo de Adán y Eva, el hombre tenía miedo de acercarse a un Dios Santo y Todopoderoso. Cuando un pecador comprende la majestad de Dios, la reacción es de esconderse de ese Dios. A pesar de esta realidad, Dios inicia y nos invita a entrar en su presencia. Él hizo lo imposible para que nos acerquemos en santidad delante de Él. Esta no es una invitación casual sino un encuentro entre el Creador y sus criaturas. Por eso la primera parte del culto exalta la dignidad de Dios. Reconocemos que estamos en la presencia de un Dios Santo que requiere que seamos santos. El profeta Isaías exclamó:
"Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu para hacer vivir el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los quebrantados." (Isaías 57:15)
Aquí tenemos las dos perspectivas de Dios: De un lado Él está por encima de nosotros, inaccesible. Por otro lado se acerca a nosotros para tener comunión con sus hijos. Nosotros entramos en su presencia con reverencia y gracias.
Perspectiva Práctica: El culto comienza con una invitación de Dios. Aquí reconocemos que El es el Creador de todo, digno de nuestra adoración. Los salmos presentan una tradición riquísima para comenzar un culto con la adoración. (Salmo 145:1-3; 146:1-2; 147:1; 148:1-5; 149:1-4; 150)
Sabiendo que nuestro Creador, nuestro Salvador nos ha llamado para tener comunión con Él, le damos gracias por este gran privilegio. Escoge un coro o himno que expresa nuestra gratitud hacia El.
2. Dios nos llama para confesar
Perspectiva Teológica: El Dios Santo nos invita a estar en
su presencia. El culto nos ha dado la oportunidad de confesar nuestros pecados de una manera corporal. No se encuentra este detalle en los libros del Nuevo Testamento. Pero no quiere decir que la iglesia del N.T. no practicó esta confesión corporal. Sabemos que el culto del N.T. prestó mucho del culto de la sinagoga. Y sus tradiciones venían de las prácticas del Antiguo Testamento. Aquí encontramos una tradición muy amplia de la confesión corporal. El sistema de ofrendas estaba dado para enseñar al pueblo de Israel sobre la necesidad de acercarse al Dios Santo como santos. La lectura de la ley también dio los requisitos de mantener la santidad. En el libro de Levíticos tenemos un ejemplo de la confesión corporal:
"....y pondrá Aarón sus manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre el macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto" (Levíticos 16:21)
Por el sacrificio de Cristo, nuestros pecados están puestos encima de él. Pero tenemos que reconocer nuestra condición pecaminosa y nuestra necesidad del perdón y de la gracia de nuestro Padre. No son cosas para darse por sentado. En el momento de confesar nuestros pecados, reconocemos la seguridad de que el Padre va a perdonarnos. El apóstol Juan dijo:
"Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." (I Juan 1:9)
Al final de esta parte, muchas iglesias reformadas leen los diez mandamientos como una guía para mantener la vida que corresponde al deseo de Dios. Es interesante notar que las liturgias luteranas ponen los diez mandamientos antes de la confesión como una guía de autocrítica o un examen de conciencia. Según la tradición calvina, las iglesias cristianas reformadas ponen los diez mandamientos después de la parte que expresa nuestra seguridad del perdón con el propósito de que sea aquello que nos guía en una vida de obediencia y gracia.
Perspectiva Práctica: Hay muchas maneras de expresar esta parte del culto. Usando los pasajes bíblicos, los cantos e himnos y la oración congregacional son algunas maneras de expresar nuestra actitud de humildad, nuestro deseo de ser perdonados, y nuestra seguridad del perdón y la gracia que sentimos. Algunos ejemplos de pasajes bíblicos son: Gálatas 5:1-6, Efesios 5:1-7, Romanos 12:1-2; 8:1-5. También se puede leer la ley de varios pasajes bíblicos: Exodo 20:1-17; Deut.5:6-21; 6:4-9, San Mateo 22:37-40, I Corintios 13.
3. Dios habla a nosotros: la Predicación
Perspectiva Teológica: Nos reunimos llevando nuestros regalos de adoración al Creador. Hemos confesado nuestro estado pecaminoso y le damos gracias por la seguridad del perdón y de nuestra salvación. Ahora llegamos al punto de oír la palabra de Dios. Llegamos a la predicación, la parte central del culto. En la tradición reformada la predicación muestra un carácter sacramental. La predicación, igual que los sacramentos, es un medio poderoso por el cual Dios realiza su gracia en nuestros corazones por medio de la fe. Es importante notar que nuestra fe no inicia la gracia de Dios. Podemos entender la fe como un fósforo. El fósforo no se enciende sin tocar el lado de la cajita. Dios usa los sacramentos como un lado de una cajita para encender nuestra fe. A este respecto, nuestra fe no inicia la gracia de Dios, sino que la acepta.
Entonces la predicación no es algo solamente para escuchar y/o entender sino que es un encuentro con Dios. Cuando escuchamos las palabras de la predicación, esperamos que Dios nos diga algo. El Espíritu usa las palabras para motivarnos y animarnos hacia un deseo más profundo de adorar y conocer a nuestro Señor. Por ejemplo, había una anciana que asistía a una iglesia donde el pastor era bien conocido por sus mensajes. Y cada domingo esta anciana se acercaba al pastor para saludarlo. Y cada domingo la anciana decía al pastor, "Muchísimas gracias por la enseñanza de hoy," o decía, "Muchísimas gracias por el mensaje de hoy." Por años el pastor deseaba saber por qué algunos domingos la anciana hacía referencia a la predicación como una enseñanza, mientras otros domingos como un mensaje. Finalmente el pastor preguntó a ella sobre esto y ella respondió, "Pastor, cuando tú enseñas yo aprendo algo. Pero cuando tú predicas, yo encuentro a Dios. "
Por la característica sacramental, las iglesias reformadas invocan al Espíritu en la predicación. Tenemos la oración de iluminación antes de la predicación que invoca al Espíritu para abrir nuestras mentes y nuestros corazones respeto a lo que Dios va a decirnos. La oración de aplicación después de la predicación usualmente resume los puntos de la predicación en una forma de peticiones para llevar a cabo en obediencia.
Perspectiva Práctica: La predicación puede ser evangelística, pastoral, didáctica, o profética. Cualquier propósito que se persiga, siempre deberá mantener la integridad de la Palabra de Dios. Cuando usamos un pasaje para predicar nuestra propia agenda, agarramos al Espíritu. Recuerde que Dios está hablando por ti. Segundo, para tener el don de predicar no significa que la persona recibe el mensaje a la hora que predicar. El proceso de preparar el sermón toma tiempo en la oración y en el estudio de un pasaje. Entonces, prepárense bien para que Dios hable por su palabra y por su boca. Finalmente, no importa si has preparado un buen mensaje y el Espíritu está presente para aplicarlo. Si la congregación no ha venido con el deseo de aceptar el mensaje, las palabras van a caer al suelo. Tenemos que entrar en el culto listos para escuchar la Palabra y el mensaje de Dios igual que en la casa de Cornelio:
"Así que luego envié por ti; y tú has hecho bien en venir. Ahora, pues, todos nosotros estamos aquí en la presencia de Dios, para oír todo lo que Dios te ha mandado" (Hechos 10:33).
Para un estudio más completo sobre la predicación, véase al P6 del Instituto Bíblico Reformado.
4. Dios nos manda al mundo.
Perspectiva Teológica: Desde los sacrificios del Antiguo Testamento hacia el concepto en Romanos 12:1,
"Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional,"
la idea de la ofrenda llegó a ser una tradición rica entre el pueblo de Dios. Es importante notar que la necesidad de las personas no es la razón por la cual damos las ofrendas. La ofrenda es primeramente un hecho o una expresión de nuestra adoración a Dios. La segunda razón es que la liturgia del culto es un ejercicio de dos partes que echa un vistazo arriba y un vistazo al mundo. Si no estamos inclinados a mostrar la misma gracia que hemos recibido, nuestro culto es como un camino sin salida. El Apóstol Santiago lo dijo,
"Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma" (Santiago 2:17).
Dios nos manda al camino que sale por las puertas de nuestras iglesias hacia el mundo, llevando un testimonio de palabras y hechos.
Sin embargo, Dios no nos manda afuera con las manos vacías. Recibimos la bendición de Dios. Aquí también la tradición es muy rica. En el Antiguo Testamento, una bendición no era simplemente palabras amables o cariñosas, sino que llevaba con ella el poder para que realizara un fin. Una bendición activamente causaba algo bueno. En el Nuevo Testamento la bendición tenía el sentido de impartir la provisión de Dios a otro. Una oración habla a Dios. Una bendición habla por Dios. Dios nos manda al mundo con una bendición, el favor de Él para nosotros de cosas espirituales tanto como materiales.
Perspectiva Práctica: Se puede recoger la ofrenda entre el tiempo de confesión y la predicación, dando énfasis a la gratitud que sentimos por el perdón de nuestros pecados y la seguridad de nuestra salvación. O se puede recoger la ofrenda al final dando énfasis a la gracia que Dios quiere que compartamos a ellos con la necesidad. Los dos reconocen la ofrenda más agradable, el sacrificio del Hijo de Dios de parte de nosotros.
Las bendiciones que podemos usar para despedir la congregación son numerosas en la Biblia: Números 6:24-26, II Corintios13:14, Romanos 15:13, I Corintios 16:23, Gálatas 6:18; Efesios 6:23-24, Filipenses 4:23, I Tesalonicenses 5:23, 28; II Timoteo 4:22, Hebreos 13:20-21; Apocalipsis 22:21; San Mateo 28:18-20.
PREGUNTAS
14. Quién inicia el culto reformado? __________________
Cómo nosotros debemos responder?________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
15. Cómo debemos sentirnos cuando confesamos
nuestros pecados?_________________________________
________________________________________________
________________________________________________
________________________________________________
16. Qué propósito tienen los diez mandamientos en el
culto reformado? __________________________________
________________________________________________
________________________________________________
17 Hay razón para leer los diez mandamientos en nuestros
cultos?______________ Qué razón?________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
18. De qué manera es la predicación semejante a los
sacramentos?____________________________________
_______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
19. Qué significa la oración de iluminación?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
III. Puntos De Conclusión
A. El Culto y La Confesión de la Fe
Cada domingo, y durante la semana, hacemos culto. Nos reunimos con nuestras familias y hermanos para adorar a Dios. Pero nosotros no estamos solos en esta adoración. Hay una relación orgánica que existe entre nosotros y otros cristianos de otros países y raíces para formar un mosaico más amplio. Hemos sentido eso con los grupos norteamericanos que visitan aquí. Hay algo que transcendía la barrera de la cultura y de la lengua para permitirnos adorar a nuestro Señor como hermanos en Cristo. Sin embargo, hay más para completar este mosaico de adoración. Tenemos que vernos como parte de la historia general que Dios ha pintado. En fe llegamos a ser parte de la historia de Abraham y Sara, de Rahab y los espías, de Jesucristo y sus discípulos, de Filipe y el etíope, de Agustín, de Calvino y Lutero, y los demás que forman parte de la historia de los grandes hechos redentivos de nuestro Señor. Somos parte de una tradición de fe que está profundamente basada en el pasado y que representa algo maravilloso. Logramos esto en la confesión de fe.
La confesión de fe es la repitición corporal de lo que creemos. Se hace como una parte intergral del culto. Es tan vieja como el tiempo de los Israelitas (Deut. 6:20-25). La iglesia del Nuevo Testamento continuó esta tradición (Filipenses 2:6-11; Colosenses 1:15-20; I Timoteo 3:16). Y siglos después del Nuevo Testamento la iglesia continuó poniendo en sus labios las confesiones de su fe.
Hay varias razones por las que nosotros debemos continuar esta tradición:
(1) Con la confesión de fe, como la de un credo, estamos declarando los puntos de la fe que compartimos con otras iglesias. Nos concentramos en la unidad que hemos recibido del Espíritu Santo en vez de las diferencias de la cultura, de la raíz, o de la práctica que se presentan en diferentes tradiciones.
(2) Los credos son declaraciones de nuestra fe. Podemos enfocarnos en las creencias verdaderas que defiende nuestra iglesia de la entrada de creencias falsas o de herejías.
(3) Nos damos cuenta de quién es Dios y nuestra relación con Él de una manera corporal. El credo enseña a nuestros hijos sobre esta relación para que ellos continúen la tradición de fe.
Hay una deficiencia en este sentido de la confesión de la fe en muchas iglesias latinoamericanas. El énfasis está puesto en la fe individual de un creyente disminuyendo el sentido de la fe que cruza las barreras de tiempo y del espacio.
B. El Culto Y La Evangelización
Hay iglesias que predican un mismo y único mensaje cada culto: el mensaje evangelístico. El culto lo ha reducido a una simple campaña que solicita nuevos convertidos.
Claro que el evangelismo es una parte sumamente importante en el culto. Pero no debemos reducir el culto sólo al hecho de convertir. La misma evangelización tampoco no es solamente para conversión, sino también para incorporar a los convertidos a la vida y el servicio del cuerpo de Cristo. Tenemos que buscar un balance entre la conversión y el camino de madurez para todos los que asisten al culto.
El amor es el punto clave de la evangelización. No buscamos métodos de otras iglesias, ni poner demasiado énfasis en nuevos convertidos como algo que muestre el crecimiento de un grupo. Nuestra base para evangelizar es el mismo amor que Dios ha rociado sobre nosotros. Si mostramos el amor auténtico en nuestros cultos, esto conquistará aún los corazones más duros.
El culto jamás debe disminuir el evangelismo. Cada miembro entra a la iglesia para adorar a Dios de una manera significativa. Y aunque estamos tratando de alcanzar a aquellos que están afuera, hay diferencias entre los que están adentro y los que están afuera que tenemos que mantener. El Espíritu puede hacer las prácticas y el lenguaje del culto comprensible a los que están afuera.
El otro lado de la moneda es que nosotros no debemos dar demasiado énfasis a la línea entre los que están adentro y los que están afuera. Los líderes del culto tienen que darse cuenta de la parábola del trigo y la ciñaza en Mateo 13:24-30. Jesucristo nos enseña que no es siempre fácil diferenciar entre los creyentes y los no-creyentes. Dentro de todos nosotros se encuentra algo de perdido. La llamada de la fe y del compromiso con el evangelio es algo que tenemos que oír vez tras vez.
C. El Culto y la Participación de los Miembros
Es bueno terminar con este punto. Al principio de la Reforma podemos ver que había un movimiento para reestablecer y acentuar la participación de los miembros en el culto. No necesitamos ya de un sacerdote como mediador para llevar nuestras ofrendas de gratitud y adoración a la presencia de Dios. Porque:
"Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable" (I Pedro 2:10).
El culto no es la única ocasión de adoramos a Dios; no obstante, es el momento principal en que practicamos la adoración corporal. Y en esta adoración corporal, TODOS participan. El Apóstol Pablo dice,
"Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación." (I Cor. 14:26)
El peligro siempre está en poner la mayoría de la liturgia en la mano de uno, el pastor. Muchas iglesias norteamericanas han cometido este mismo error. Casi han regresado a los tiempos de antes de la Reforma. La Reforma inició el comienzo de la participación de la membresía en el culto. Me gustaría acentuar la palabra "el comienzo", para decir que el proceso no es completo. No queremos eliminar el lugar del pastor en el culto sino buscar maneras de incluir a todos en la adoración a nuestro Dios. Si hay un punto característico de las iglesias latinoamericanas, es la manera en que ellos han incluido a los miembros en todas las partes de la liturgia. Esta es su herencia para compartir con otras tradiciones. Sigan adelante!
PREGUNTAS
20. Qué es la confesión de fe?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
21. Cómo podemos dar énfasis a o darnos cuenta de esta tradición?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
22. Debemos diferenciar siempre entre los que están afuera y los que están adentro de la iglesia? ___________
Por qué si o no?__________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
23. Cuál es un punto característico positivo de las iglesias latinoamericanas?
______________________________________________
______________________________________________
______________________________________________
Ejercicio Final:
El propósito doble de este librito es: Primero, enseñar a los hermanos sobre el culto reformado. Segundo, que el libro les haya dado suficiente ánimo y enseñanza para analizar sus propios cultos.
PREGUNTAS 24 y 25. Ejercicio final: Haga una lista de todas las diferentes partes de su culto, y de analizar cada una. Apunte por qué se hacen las cosas así. Cuál es el sentido o propósito de cada parte? Qué cosas se podrían añadir o cambiar para hacerlo más edificante a Dios y para ustedes mismos? Se puede hacer esto con los otros personas de la iglesia que participan en la clase.
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
______________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
NOTAS: _____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
____________________________________________
_____________________________________________
_____________________________________________
____________________________________________
_____________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.