Prácticas y creencias religiosas

Los ascendientes suizos y alemanes de los amish buscaban diversas reformas dentro del cristianismo protestante, las cuales incluían la insistencia en la separación de la Iglesia y el Estado, el apoyo a un estilo de vida no resistente o de no violencia y la abogacía por el bautismo de adultos.3 Por ello, los amish practican una doctrina tipo anabaptista (no creen que un niño deba ser bautizado, puesto que no es una decisión personal).
Dos conceptos claves que practican los amish son el rechazo al Hochmut («orgullo, arrogancia, altivez») y la elevada consideración que tienen del Demut («humildad») y Gelassenheit («calma, compostura, placidez»), a menudo traducido como «sumisión» o «dejar estar». Gelassenheit como una renuencia a destacarse, autopromocionarse, o auto reivindicarse. La disposición amish de someterse a la «voluntad de Jesús», expresada mediante las normas del grupo, se contrapone con el individualismo que ocupa un sitial tan destacado en la cultura de Estados Unidos. El anti-individualismo amish es el motivo por el que rechazan tecnologías que ahorran trabajo que podrían disminuir la dependencia que se tiene de la comunidad. Innovaciones modernas tales como la electricidad promueve la competencia por bienes que definen un estatus, o las fotografías podrían abonar la vanidad personal.
Para ellos las reuniones religiosas tienen una relevancia especial. Estas se realizan semanalmente el domingo, en un edificio con asientos para todas las familias, el cual funge como iglesia. La interpretación bíblica suele estar a cargo de obispos o ancianos de la congregación.
En las congregaciones amish, se usan versiones de la Biblia traducidas en un lenguaje alemán antiguo con muchas palabras arcaicas, lo que dificulta la lectura del libro de aquellos que no son muy expertos en el idioma, especialmente niños y jóvenes. En diversas comunidades, tienen prohibido leer versiones de la Biblia en idioma inglés, aunque esto no impide que en los últimos años algunos de ellos obtengan (secretamente) Biblias en un idioma que les resulte más comprensible.
La interpretación amish del cristianismo hace un especial énfasis en la importancia y la necesidad de la humildad y el trabajo, y el rechazo de muchos lujos modernos y entretenimientos innecesarios. Es por eso que también se abstienen de usar tecnología, manejar máquinas electrónicas, ver televisión, o escuchar múltiples clases de música, ya que consideran al entretenimiento una táctica que puede ser usada por el diablo para crear maldad, distracción u orgullo. Asimismo tienen prohibido ser grabados con cámaras de video.
Mujeres amish observando el mar
Resalta el valor que tiene para ellos la ayuda mutua y comunitaria, lo que los caracteriza como una comunidad que es muy colaborativa y caritativa los unos con los otros.
De igual forma, es muy importante para ellos el dar gracias a Dios antes de cada comida, lo que hacen con una oración en nombre de Jesús. La oración, pues, es de especial importancia en la privacidad del hogar. Yan, es común que de manera ocasional se canten viejos himnos cristianos en los que participa toda la familia.
Aunque muchas de las creencias amish tienen fundamentos bíblicos y en las enseñanzas de Cristo, hay algunas creencias y prácticas que han sido impuestas por tradiciones pasadas y transmitidas de generación en generación. Algunos amish piensan que las personas que no son amish, no tienen mucha esperanza de salvación y están de camino al infierno. De aquí deriva un aspecto característico de la religiosidad amish, el cual consiste en la posible expulsión o excomunión de los miembros que infringen normas consideradas importantes.
Como es de esperar, durante la historia amish no todos los miembros de estas comunidades han estado de acuerdo con las tradiciones socialmente impuestas por la comunidad. Esto ha causado que unos miembros entre cada generación hayan abandonado las tradiciones amish y/o se hayan convertido a otras vertientes del cristianismo. Actualmente, se ha estimado que un 10-15 % del amish «Orden Antiguo» abandonan la comunidad, lo que deriva en que sean excomulgados de la comunidad amish por las autoridades religiosas amish. Algunos casos documentados incluyen el de Ezra y Barbara Yoder, una pareja ex-Amish que escribió un libro sobre su conversión,4 el pastor Gerry Stoltzfoos, quien creció amish,5 y el matrimonio de Ephraim y Amanda Stoltzfus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.