Organización evangélica Amor Viviente

La organización evangélica Amor Viviente fue fundada en 1974 en Tegucigalpa, Honduras por Eduardo King y Gloria King, una pareja de misioneros menonitas. El éxito del ministerio de esta pareja de misioneros se debió a su estrategia de dirigirse a la población joven por medio de la música contemporánea, y su afán de hacer “de cada creyente, un discípulo”.
Actualmente tienen iglesias en Estados Unidos, Canadá, Nicaragua, Costa Rica, México y Chile.

reverendo Evelio Reyes— no se define oficialmente como una iglesia o denominación, sino como una “organización cristiana”, la “Organización Cristiana Amor Viviente”.
La Enciclopedia Online Anabaptista Menonita la define como un “movimiento”, el cual está asociado con la Conferencia Menonita Mundial, pero que continúa teniendo un contacto muy limitado con los demás grupos de iglesias en Honduras.
Esta organización cristiana es de tipo neo-pentecostal o carismático, con una predicación orientada hacia sectores de clase media, con una estructura de liderazgo centralizada que tiene su apoyo en un sistema de discipulados y en la estructura de “grupos de crecimiento” o “células”. Estos grupos de crecimiento se reúnen en las casas, y son como versiones en pequeño de las “reuniones generales” que se llevan a cabo los sábados.
Comenzaron reuniéndose en escuelas y lugares públicos, atrayendo nuevos miembros por medio de la música cristiana contemporánea. Con el paso del tiempo han ido construyendo sus templos con la ayuda financiera de la Iglesia Menonita de Estados Unidos.
El eslogan de esta organización es “La iglesia de la gente contenta”, y esto en contraste con el estilo de culto de las iglesias evangélicas tradicionales, como la Iglesia Centroamericana, en la que todavía se canta con himnario en mano. Este estilo de culto tradicional es considerado por los miembros de Amor Viviente como “apagado”.
Las manifestaciones de alegría en el culto incluyen una banda de música en vivo, la cual toca música pop contemporánea con letra religiosa. El culto musical se compone de dos partes: una parte de música rápida y alegre, a la que llaman “alabanza”, y una sección de música suave, a la que llaman “adoración”. Se acostumbra a aplaudir durante la alabanza, y a levantar las manos y a orar durante la adoración.
Durante la predicación también hay muestras de alegría, cuando el predicador de turno pone a los fieles a repetir consignas y a dar “gritos de júbilo”. Todo esto demuestra cierta influencia pentecostal, pero edulcorada para no herir la sensibilidad de personas de clase media.
Se hace mucho énfasis en exigir diezmos y ofrendas de los feligreses, justificandose con versículos bíblicos sacados de contexto.
La iglesia Amor Viviente se caracteriza por su agresivo celo propagandístico. Prueba de ellos son las sucursales de la iglesia en el extranjero. En los sermones se exhorta a los fieles a no ser feligreses pasivos, sino a trabajar para la iglesia, actividad que llaman “servir al Señor”. Se puede trabajar para la iglesia colaborando en el culto y la enseñanza , ya sea en los grupos de crecimiento, en el sistema de discipulado o en las reuniones generales.
Actividades humildes como cargar sillas, y barrer las instalaciones deben hacerse con mucho gozo para el Señor, sin cobrar nada. Salvo unos pocos empleados, los únicos que cobran por “servir al Señor” son los jefes de la iglesia, los demás deben trabajar gratis para la iglesia y diezmar y ofrendar puntualmente.
La iglesia Amor Viviente es de corte carismático. Aunque son más mesurados que los pentecostales, insisten en la necesidad de que todo creyente hable en lenguas como evidencia del “bautismo en el Espíritu Santo”, el que se cree que es una experiencia posterior a la conversión que llena al creyente de poder, lo que es especialmente importante para dar testimonio de su fe y ejercer el liderazgo.
La iglesia tiene un programa de discipulado que capacita a sus feligreses para convertirlos en líderes. También se capacitan misioneros para mandarlos a otros países.
El sistema de grupos de crecimiento permite un campo de acción para los nuevos líderes, desarrollando cultos en las casas, que son una versión en pequeños de los cultos en las “reuniones generales” de los sábados. Este sistema de grupos de crecimiento, o “células” ha resultado tan efectivo que incluso ha sido copiado por los grupos católicos.
El programa de discipulados, junto con los grupos de crecimiento, el uso de prácticas carismáticas y la música contemporánea explican el parte el éxito de esta organización en atraer más fieles que las iglesias tradicionales.
Pero a pesar de su compromiso con el liderazgo cristiano y la propaganda religiosa, la organización Amor Viviente es débil en asuntos doctrinales. Esto se debe a que su fuerte pragmatismo los impulsa a despreciar las discusiones teológicas, por considerar que “no edifican”.
Un ejemplo de su debilidad doctrinal es su posición ambigua frente a la Iglesia Católica Romana, con sectores en la denominación que tienden al ecumenismo, frente a otros que defienden la actitud tradicionalmente evangélica de anti-catolicismo.
Al igual que otros grupos evangélicos, la iglesia Amor Viviente ha experimentado la división en su seno. En 1998, año de la devastación del Huracán Mitch en Honduras, el reverendo René Peñalba, entonces pastor de Amor Viviente en Tegucigalpa, decidió formar su propio grupo religioso, después de una disputa por unos terrenos con otros líderes de Amor Viviente.
El pastor René Peñalba era entonces presidente de la Confraternidad de Pastores de Tegucigalpa, pero su acción divisiva molestó a los otros pastores, por lo que lo retiraron de ese puesto.
El reverendo René Peñalba continuó con su propia organización, el Centro Cristiano Internacional (CCI), llevándose a muchos feligreses de Amor Viviente con él. Con la traición de René Peñalba, Amor Viviente perdió a una de sus figuras más carismáticas, y vio diezmada su membresía en Tegucigalpa. En el mismo año de 1998 murió Eduardo King, fundador de la iglesia, de hepatitis.
Hay gente fuera de la organización que considera que “Amor Viviente” es una iglesia elitista de gente adinerada, pero esta apreciación no tiene base en la realidad. A pesar de que su discurso es muy de clase media, a la iglesia también asiste gente humilde, la cual también es esquilmada con los diezmo.

Referencia:
http://cristoensangre.com/2010/03/la-iglesia-amor-viviente.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.