Los dos espíritus

1QS 3,13-4,26: LA INSTRUCCIÓN SOBRE LOS DOS ESPÍRITUS
F. GARCÍA MARTÍNEZ, Textos de Qumrán, Trotta, Madrid 19924, p. 52-54

Col. III
13 ... Para el sabio, para que instruya y enseñe a todos los hijos de la luz sobre la historia de todos los hijos de hombre, 14 acerca de todas las clases de sus espíritus, según sus signos, acerca de sus obras en sus generaciones, y acerca de la visita de su castigo y 15 del tiempo de su recompensa. Del Dios de conocimiento proviene todo lo que es y lo que será. Antes de que existieran fijó todos sus planes 16 y cuando existen completan sus obras de acuerdo con sus instrucciones, según su plan glorioso y sin cambiar nada. En su mano están 17 las leyes de todas las cosas, y él las sostiene en todas sus necesidades. Él creó al hombre para dominar 18 el mundo, y puso en él dos espíritus, para que marche por ellos hasta el tiempo de su visita: son los espíritus 19 de la verdad y de la falsedad. Del manantial de la luz provienen las generaciones de la verdad, y de la fuente de tinieblas las generaciones de falsedad. 20 En mano del Príncipe de las Luces está el dominio sobre todos los hijos de la justicia; ellos marchan por caminos de luz. Y en mano del Ángel 21 de las tinieblas está todo el dominio sobre los hijos de la falsedad; ellos marchan por caminos de tinieblas. A causa del Ángel de las tinieblas se extravían 22 todos los hijos de la justicia, y todos sus pecados, sus iniquidades, sus faltas y sus obras rebeldes, están bajo su dominio 23 de acuerdo con los misterios de Dios, hasta su tiempo; y todos sus castigos y sus momentos de aflicción son causados por el dominio de su hostilidad; 24 y todos sus espíritus de su lote hacen caer a los hijos de la luz. Pero el Dios de Israel y el ángel de su verdad ayudan 25 a todos los hijos de la luz. Él creó a los ángeles de la luz y de las tinieblas, y sobre ellos fundó todas sus obras, 26 [sobre sus ca]minos todos los trabajos. Dios ama a uno de ellos por todos

Col. IV
1 los tiempos eternos, y en todas sus acciones se deleita por siempre; del otro, él abomina sus consejos y odia sus caminos por siempre. ... 2 ... Éstos son sus caminos en el mundo: iluminar el corazón del hombre, enderezar ante él todos los caminos de justicia y de verdad, instalar en su corazón el temor de los preceptos 3 de Dios; es un espíritu de humildad, de paciencia, abundante misericordia, bondad eterna, inteligencia, comprensión, sabiduría poderosa que confía en todas 4 las obras de Dios y se apoya en la abundancia de su gracia; un espíritu de conocimiento en todos los planes de acción, de celo por los preceptos de justicia, de planes 5 santos con inclinación firme, de abundante misericordia con todos los hijos de la verdad, de pureza gloriosa que odia todos los ídolos impuros, de conducta modesta 6 con prudencia en todo, de discreción acerca de la verdad de los misterios del conocimiento. Éstos son los consejos del espíritu a los hijos de la verdad en el mundo. Y la visita de todos los que en él marchan será para curación, 7 paz abundante en una larga vida, fructuosa descendencia con todas las bendiciones perpetuas, gozo eterno con vida sin fin, y una corona de gloria 8 con un vestido de majestad en la luz eterna. ... 9 ... Pero al espíritu de falsedad le pertenece la avaricia, la debilidad de manos en el servicio de la justicia, la impiedad, la mentira, el orgullo y la altanería de corazón, la falsedad, el engaño, la crueldad, 10 mucha hipocresía, la impaciencia, mucha locura, celo insolente, obras abominables cometidas con espíritu de lujuria, caminos inmundos al servicio de la impureza, 11 lengua blasfemadora, ceguera de ojos, dureza de oídos, rigidez de nuca, dureza de corazón para marchar por todos los caminos de tinieblas, y la astucia maligna. Y la visita 12 de todos los que marchan en él será para abundancia de castigos a manos de todos los ángeles de destrucción, para condenación eterna por la ira abrasadora del Dios de la venganza, para error perpetuo y vergüenza 13 sin fin con la ignominia de la destrucción por el fuego de las regiones tenebrosas. Y todos los tiempos de sus generaciones se pasarán en llanto acerbo y amargos males en los abismos de tinieblas hasta 14 su destrucción, sin que haya un resto o un sobreviviente entre ellos. ... 15 ... En ellos está la historia de todos los hombres; en sus [dos] divisiones tienen su heredad todos sus ejércitos, por sus generaciones; en sus caminos marchan: toda obra 16 que hacen cae en sus divisiones, según sea la herencia del hombre, grande o pequeña, por todos los tiempos eternos. Pues Dios los ha dispuesto por partes iguales hasta el tiempo 17 final, y ha puesto un odio eterno entre sus divisiones. Los actos de injusticia son abominación para la verdad, y todos los caminos de verdad son abominación para la injusticia. Hay una feroz 18 disputa sobre todos sus preceptos, pues no caminan juntos. Dios, en los misterios de su conocimiento y en la sabiduría de su gloria, ha fijado un fin a la existencia de la injusticia, y en el tiempo 19 de su visita la destruirá por siempre. Entonces la verdad se alzará por siempre en el mundo que se ha contaminado en caminos de maldad durante el dominio de la injusticia hasta 20 el momento decretado para el juicio. Entonces purificará Dios con su verdad todas las obras del hombre, y refinará para sí la estructura del hombre arrancando todo espíritu de injusticia del interior 21 de su carne, y purificándolo con el espíritu de santidad de toda acción impía. Rociará sobre él el espíritu de verdad como aguas lustrales [para purificarlo] de todas las abominaciones de falsedad y de la contaminación 22 del espíritu impuro. Así los rectos entenderán el conocimiento del Altísimo, y la sabiduría de los hijos del cielo instruirá a los de conducta perfecta. Pues a ellos los ha escogido Dios para una alianza eterna, 23 y a ellos pertenecerá toda la gloria de Adán. No habrá más injusticia, y todas las obras de engaño serán una vergüenza. Hasta ahora los espíritus de verdad y de injusticia disputan en el corazón del hombre 24 y marchan en sabiduría o en necedad. De acuerdo con la heredad del hombre en la verdad y en la justicia, así odia él la injusticia; y según su parte en el lote de injusticia obra impíamente en ella, y así 25 abomina la verdad. Pues Dios los ha dispuesto en partes iguales hasta el final fijado y la nueva creación. Él conoce el resultado de sus obras por todos los tiempos 26 eternos, y los ha dado en heredad a los hijos de los hombres para que conozcan el bien [y el mal], para que determinen el lote de todo viviente de acuerdo con el espíritu que hay en él [en el tiempo de la] visita.



1QS 3,13-4,26: LA INSTRUCCIÓN SOBRE LOS DOS ESPÍRITUS
F. GARCÍA MARTÍNEZ, Textos de Qumrán, Trotta, Madrid 19924, p. 52-54

Introducción
Col. III
13 ... Para el sabio, para que instruya y enseñe a todos los hijos de la luz sobre la historia de todos los hijos de hombre, 14 acerca de todas las clases de sus espíritus, según sus signos, acerca de sus obras en sus generaciones, y acerca de la visita de su castigo y 15 del tiempo de su recompensa.

Prólogo. Dios, Creador de todo
Del Dios de conocimiento proviene todo lo que es y lo que será. Antes de que existieran fijó todos sus planes 16 y cuando existen completan sus obras de acuerdo con sus instrucciones, según su plan glorioso y sin cambiar nada. En su mano están 17 las leyes de todas las cosas, y él las sostiene en todas sus necesidades. Él creó al hombre para dominar 18 el mundo,

A) Los dos espíritus
y puso en él dos espíritus, para que marche por ellos hasta el tiempo de su visita: son los espíritus 19 de la verdad y de la falsedad. Del manantial de la luz provienen las generaciones de la verdad, y de la fuente de tinieblas las generaciones de falsedad. 20 En mano del Príncipe de las Luces está el dominio sobre todos los hijos de la justicia; ellos marchan por caminos de luz. Y en mano del Ángel 21 de las tinieblas está todo el dominio sobre los hijos de la falsedad; ellos marchan por caminos de tinieblas. A causa del Ángel de las tinieblas se extravían 22 todos los hijos de la justicia, y todos sus pecados, sus iniquidades, sus faltas y sus obras rebeldes, están bajo su dominio 23 de acuerdo con los misterios de Dios, hasta su tiempo; y todos sus castigos y sus momentos de aflicción son causados por el dominio de su hostilidad; 24 y todos sus espíritus de su lote hacen caer a los hijos de la luz. Pero el Dios de Israel y el ángel de su verdad ayudan 25 a todos los hijos de la luz. Él creó a los ángeles de la luz y de las tinieblas, y sobre ellos fundó todas sus obras, 26 [sobre sus ca]minos todos los trabajos. Dios ama a uno de ellos por todos
Col. IV
1 los tiempos eternos, y en todas sus acciones se deleita por siempre; del otro, él abomina sus consejos y odia sus caminos por siempre. ...

B) El espíritu de la verdad: caminos y retribución
2 ... Éstos son sus caminos en el mundo: iluminar el corazón del hombre, enderezar ante él todos los caminos de justicia y de verdad, instalar en su corazón el temor de los preceptos 3 de Dios; es un espíritu de humildad, de paciencia, abundante misericordia, bondad eterna, inteligencia, comprensión, sabiduría poderosa que confía en todas 4 las obras de Dios y se apoya en la abundancia de su gracia; un espíritu de conocimiento en todos los planes de acción, de celo por los preceptos de justicia, de planes 5 santos con inclinación firme, de abundante misericordia con todos los hijos de la verdad, de pureza gloriosa que odia todos los ídolos impuros, de conducta modesta 6 con prudencia en todo, de discreción acerca de la verdad de los misterios del conocimiento. Éstos son los consejos del espíritu a los hijos de la verdad en el mundo. Y la visita de todos los que en él marchan será para curación, 7 paz abundante en una larga vida, fructuosa descendencia con todas las bendiciones perpetuas, gozo eterno con vida sin fin, y una corona de gloria 8 con un vestido de majestad en la luz eterna. ...

C) El espíritu de la falsedad: caminos y retribución
9 ... Pero al espíritu de falsedad le pertenece la avaricia, la debilidad de manos en el servicio de la justicia, la impiedad, la mentira, el orgullo y la altanería de corazón, la falsedad, el engaño, la crueldad, 10 mucha hipocresía, la impaciencia, mucha locura, celo insolente, obras abominables cometidas con espíritu de lujuria, caminos inmundos al servicio de la impureza, 11 lengua blasfemadora, ceguera de ojos, dureza de oídos, rigidez de nuca, dureza de corazón para marchar por todos los caminos de tinieblas, y la astucia maligna. Y la visita 12 de todos los que marchan en él será para abundancia de castigos a manos de todos los ángeles de destrucción, para condenación eterna por la ira abrasadora del Dios de la venganza, para error perpetuo y vergüenza 13 sin fin con la ignominia de la destrucción por el fuego de las regiones tenebrosas. Y todos los tiempos de sus generaciones se pasarán en llanto acerbo y amargos males en los abismos de tinieblas hasta 14 su destrucción, sin que haya un resto o un sobreviviente entre ellos. ...

D) La lucha entre los dos espíritus
15 ... En ellos está la historia de todos los hombres; en sus [dos] divisiones tienen su heredad todos sus ejércitos, por sus generaciones; en sus caminos marchan: toda obra 16 que hacen cae en sus divisiones, según sea la herencia del hombre, grande o pequeña, por todos los tiempos eternos. Pues Dios los ha dispuesto por partes iguales hasta el tiempo 17 final, y ha puesto un odio eterno entre sus divisiones. Los actos de injusticia son abominación para la verdad, y todos los caminos de verdad son abominación para la injusticia. Hay una feroz 18 disputa sobre todos sus preceptos, pues no caminan juntos. Dios, en los misterios de su conocimiento y en la sabiduría de su gloria, ha fijado un fin a la existencia de la injusticia, y en el tiempo 19 de su visita la destruirá por siempre. Entonces la verdad se alzará por siempre en el mundo que se ha contaminado en caminos de maldad durante el dominio de la injusticia hasta 20 el momento decretado para el juicio. Entonces purificará Dios con su verdad todas las obras del hombre, y refinará para sí la estructura del hombre arrancando todo espíritu de injusticia del interior 21 de su carne, y purificándolo con el espíritu de santidad de toda acción impía. Rociará sobre él el espíritu de verdad como aguas lustrales [para purificarlo] de todas las abominaciones de falsedad y de la contaminación 22 del espíritu impuro. Así los rectos entenderán el conocimiento del Altísimo, y la sabiduría de los hijos del cielo instruirá a los de conducta perfecta. Pues a ellos los ha escogido Dios para una alianza eterna, 23 y a ellos pertenecerá toda la gloria de Adán. No habrá más injusticia, y todas las obras de engaño serán una vergüenza. Hasta ahora los espíritus de verdad y de injusticia disputan en el corazón del hombre 24 y marchan en sabiduría o en necedad. De acuerdo con la heredad del hombre en la verdad y en la justicia, así odia él la injusticia; y según su parte en el lote de injusticia obra impíamente en ella, y así 25 abomina la verdad. Pues Dios los ha dispuesto en partes iguales hasta el final fijado y la nueva creación. Él conoce el resultado de sus obras por todos los tiempos 26 eternos, y los ha dado en heredad a los hijos de los hombres para que conozcan el bien [y el mal], para que determinen el lote de todo viviente de acuerdo con el espíritu que hay en él [en el tiempo de la] visita.



1QS 3,13-4,26: LA INSTRUCCIÓN SOBRE LOS DOS ESPÍRITUS
F. GARCÍA MARTÍNEZ, Textos de Qumrán, Trotta, Madrid 19924, p. 52-54
Estructuración simétrica de la doctrina de los dos espíritus, 1QS 4,15-26

A 15 En ellos está la historia de todos los hombres; en sus [dos] divisiones tienen su heredad todos sus ejércitos, por sus generaciones; en sus caminos marchan:
B toda obra 16 que hacen cae en sus divisiones, según sea la herencia del hombre, grande o pequeña, por todos los tiempos eternos.
C Pues Dios los ha dispuesto por partes iguales hasta el tiempo 17 final,
D y ha puesto un odio eterno entre sus divisiones. Los actos de injusticia son abominación para la verdad, y todos los caminos de verdad son abominación para la injusticia.
E Hay una feroz 18 disputa sobre todos sus preceptos, pues no caminan juntos.

F Dios, en los misterios de su conocimiento y en la sabiduría de su gloria, ha fijado un fin a la existencia de la injusticia, y en el tiempo 19 de su visita la destruirá por siempre.
G Entonces la verdad se alzará por siempre en el mundo que se ha contaminado en caminos de maldad durante el dominio de la injusticia hasta 20 el momento decretado para el juicio.
H Entonces purificará Dios con su verdad todas las obras del hombre, y refinará para sí la estructura del hombre
I arrancando todo espíritu de injusticia del interior 21 de su carne, y purificándolo con el espíritu de santidad de toda acción impía.
I’ Rociará sobre él el espíritu de verdad como aguas lustrales [para purificarlo] de todas las abominaciones de falsedad y de la contaminación 22 del espíritu impuro.
H’ Así los rectos entenderán el conocimiento del Altísimo, y la sabiduría de los hijos del cielo instruirá a los de conducta perfecta.
G’ Pues a ellos los ha escogido Dios para una alianza eterna, 23 y a ellos pertenecerá toda la gloria de Adán.
F’ No habrá más injusticia, y todas las obras de engaño serán una vergüenza.

E’ Hasta ahora los espíritus de verdad y de injusticia disputan en el corazón del hombre 24 y marchan en sabiduría o en necedad.
D’ De acuerdo con la heredad del hombre en la verdad y en la justicia, así odia él la injusticia; y según su parte en el lote de injusticia obra impíamente en ella, y así 25 abomina la verdad.
C’ Pues Dios los ha dispuesto en partes iguales hasta el final fijado y la nueva creación.
B’ Él conoce el resultado de sus obras por todos los tiempos 26 eternos,
A’ y los ha dado en heredad a los hijos de los hombres para que conozcan el bien [y el mal], para que determinen el lote de todo viviente de acuerdo con el espíritu que hay en él [en el tiempo de la] visita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.