Hilos comunes

 Este breve repaso de algunas mitologías del mundo nos ha indicado algunos rasgos que estas tienen en común, muchos de los cuales se remontan a Babilonia, la cuna mesopotámica de la mayoría de las religiones. Hay hilos comunes, sea con referencia a los hechos de la creación o a relatos sobre un tiempo en que semidioses y gigantes poblaban la tierra y un diluvio destruyó a los inicuos, o con referencia a los conceptos religiosos básicos de la adoración del Sol y un alma inmortal.


 Desde el punto de vista bíblico podemos explicar estos hilos comunes cuando recordamos que, después del Diluvio, por acción de Dios la humanidad se esparció desde Babel en Mesopotamia hace más de 4.200 años. Aunque aquellas personas se separaron, formando familias y tribus con idiomas diferentes, empezaron con el mismo entendimiento básico de la historia y los conceptos religiosos de antes. (Génesis 11:1-9.) A través de los siglos este entendimiento fue torcido y adornado en cada cultura, y el resultado ha sido los muchos relatos imaginarios y las leyendas y los mitos que han llegado hasta nosotros hoy. Estos mitos, divorciados de la verdad bíblica, no pusieron a la humanidad más cerca del Dios verdadero.

 Sin embargo, la humanidad también ha expresado sus sentimientos y pensamientos religiosos de muchas otras maneras: el espiritismo, el chamanismo, la magia, la adoración de antepasados, y así por el estilo. ¿Nos dicen estas prácticas algo sobre la búsqueda de Dios por el hombre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.