¿Somete Dios al Hombre A Una Prueba Para Ver Si Va o No al Cielo?  


Deuteronomio 8:2: "Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos."
El arminiano dice que es evidente que este pasaje, y otros similares a este, enseñan que la estancia del hombre en este mundo es una prueba de su obediencia que le llevaría o al cielo o al infierno. Para un mayor entendimiento y para ver si el arminiano tiene razón o no, es conveniente hacer un examen del pasaje:
¿Cuál es este estado de prueba y que es lo que enseña?
1. La prueba de Deut.8:2 no es para probar la fe y la paciencia del hombre. Hablando en términos generales, los hombres no tienen fe y no han saboreado la gracia de Dios. Aquí en este pasaje se habla del pueblo de Dios y no de todos los habitantes de la tierra. En cuanto al mundo, antes de la conversión no hay fe para ser probada, la fe solo puede ser probada en las personas donde se halla, es decir en los salvos.
 
2. Este estado de prueba, si entiendo correctamente el pasaje, es una prueba de la obediencia y conducta de los Israelitas. Su relación con Dios dependía en parte de cómo se portarían durante la prueba.
 
3. No se nos debe olvidar que este pueblo era una teocracia, vivían bajo el gobierno inmediato de Dios mismo. El les imponía leyes que ellos tenían que guardar. Si obedecían como debían, entonces podían seguir gozándose en la tierra de Canaan. Dios estaba dispuesto a probarles en muchas maneras para observar su disposición de ser obedientes. No es que él ignoraba como se portarían en cierta prueba, sino que él quiso que ellos se dieran cuenta de su debilidad y de la gracia y paciencia de Dios.
 
4. Esta prueba no era para salvarles del infierno, sino para el bien temporal de este pueblo. Los del pueblo que eran salvos, se salvaron por la gracia y no por sus propias obras. Además este pasaje no habla del estado de todos los hombres en el mundo y no comprueba lo que el arminiano dice.
 
5. Según el arminianismo, existen muchas amenazas en las Escrituras que requieren que todos los hombres se arrepienten y vuelvan a Dios, y que sería ridículo ofrecer al hombre la salvación cuando ha sido ya predestinado o para el cielo o para el infierno. A esto respondo: Las promesas y amenazas escritas en las Escrituras que tienen que ver con el bien espiritual eterno de los hombres, pueden ser reducidas y comprendidas en estas pocas palabras: "el que cree y es bautizado, será salvo; el que no cree, será condenado". Cuando este mensaje es predicado, es usado por Dios para, por la gracia, atraer a los que ya son predestinados a la felicidad eterna y para justamente condenar a los que desde antes fueron ordenados a destrucción y ahora prefieren ser incrédulos.
 
6. Muchas veces el arminiano usa los siguientes textos para exhortar al incrédulo, pero estos versículos sólo hacen referencia a los santos y no a toda la humanidad:
 
A. Mat.6:13: "Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén."
 
B. Mat.26:41: "velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil."
 
C. Luc.8:13: "Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan."
 
D. I Tes.3:5: "Por lo cual también yo, no pudiendo soportar más, envié para informarme de vuestra fe, no sea que os hubiese tentado el tentador, y que nuestro trabajo resultase en vano."
 
7. Además, dice el arminiano las tentaciones del diablo, quien anda continuamente buscando a quien pueda devorar, no tendría objeto si Satanás ya sabe quienes se van a salvar, pase lo que pase. A esto respondo:
 
A. Satanás no tiene en su posesión el libro de la vida y no sabe quienes son los elegidos y quienes los reprobados. Solo hasta que tome lugar un efecto en el corazón de los elegidos, puede Satanás saber que la persona es elegida. Por eso se esfuerza para frustrar el éxito del Evangelio en la conversión y para destruir a todos los que pueda.
 
B. El texto de I Ped.5:8, conlleva la idea de un estado predeterminado. Este versículo postula que hay quienes Satanás puede devorar y otros a quienes no puede tocar. Estos últimos son las ovejas de Cristo y se hallan en sus manos, de donde el diablo nunca las arrebatará.
 
 
¿En qué sentido están los hombres en un estado de prueba?
 
1. Los ángeles y los hombres ya fueron probados y la prueba dejó a gran número de ángeles y todos los hombres en la ruina espiritual. ¿De qué serviría probarlos otra vez, ya que son condenados de antemano?
 
2. Si toda la humanidad está en un estado de prueba, entonces para que la prueba sea justa todos deben gozar de los mismos privilegios y ventajas. Pero algunos viven en una luz débil, mientras otros gozan de mucha revelación evangélica. Ahora bien, si todos son probados por la misma prueba, ¿no es razonable suponer que tiene que haber igualdad de oportunidad?
 
3. Este supuesto estado de prueba que resulta en una salvación incierta, es contrario al preconocimiento de Dios. Según su conocimiento perfecto, ha escogido y predestinado a ciertas personas para la salvación. Esta elección es certera y segura porque el propósito de Dios según la elección tiene que permanecer
 
A. Rom.9:11: "(pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama),"
 
B. Rom.8:29,30: "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó."
 
4. La idea del arminiano es una idea de salvación por obras. Esto es contrario a las Escrituras, a los méritos de Cristo y a la gracia de Dios y establece una base sobre la cual el hombre puede jactarse.
 
5. Tal estado de prueba contradice todas las Escrituras que presentan a los Santos como estando ahora en un estado salvífico, poseyendo la vida eterna:
 
A. Efe.2:8: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;"
 
B. Jn.5:24: "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida."
 
C. Jn.6:47: "De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna."
***
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.