Si Podemos Caer de la Gracia, ¿Es Ineficaz la Obra de Cristo?


"¿Quién acusará a los escogidos de Dios? El que justifica es Dios. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, es el que también resucitó; quien, además, está a la diestra de Dios, y quién también intercede por nosotros" --Rom.8:33-34
La palabra escogidos se refiere a las personas que Dios eligió. Si Dios es quien hace la elección, ¿podrá Satanás nulificarla por medio de un corazón rebelde? ¿Cómo? ¿Cómo puede una persona elegida tener un corazón rebelde cuando ha sido salva por la gracia de Dios? ¿No es la doctrina de la regeneración la que enseña que el corazón del pecador es cambiado por Dios?
Una vez que una persona sea salva, ¿puede Satanás hacer una acusación efectiva contra el creyente? ¿Puede persuadir a Dios a entregarle al creyente? Si discutimos así, no estamos proponiendo que la muerte de Cristo y su resurrección no son todopoderosas? ¿Hay una falta en su poder o autoridad?
Además, Pablo dice que Cristo hace intercesión ante Dios el Padre por nosotros. ¿Es el estar a la  derecha de Dios una afirmación de su poder? El poder que dijo tener después de su resurrección --Mat.28:18. Si Cristo está haciendo intercesión por su elegidos, ¿son sus oraciones y argumentos dudosos? ¿Existe la posibilidad de que Dios no vaya a escuchar a su Hijo? ¿No responde a sus oraciones? ¿Tiene Dios el Padre confianza en su Hijo? Piénselo bien.
 
Una Contestación Equivocada:
"El sentido de la palabra escogido no es el mismo que usted entiende. Ser escogido sólo quiere decir que uno tiene la oportunidad de obtener la vida eterna después de que haya sido regenerado. Sin embargo, nada es seguro. Cuando Dios dice quién condena, él no quiere decir que un hombre regenerado no puede cambiar de opinión y vuelva a ser no-regenerado otra vez. El creyente siempre tiene la opción de condenarse por pecar".
 
Mi Contestación:
En otras palabra quiere usted decir que tengo el poder de condenarme aunque Cristo haga intercesión por mí al Padre. Mi poder es tan grande que puede nulificar la elección de Dios Padre y la intercesión del Hijo. Este poder me lo da Dios, y siempre lo tengo. Y por eso Satanás puede tentarme así como hizo a Adán y Eva. Puede apelar a mi autonomía, para que yo me condene solo. Así puede arrebatarme del poder electivo de Dios. Y, la intercesión de Cristo falla otra vez.
Y, ¿por qué no honra el Padre las oraciones de su Hijo? ¿Carecen de algo? ¿No son oraciones que pueden preservar a los elegidos? Si Satanás tienen el poder de voltear la elección del pueblo de Dios, a pesar del poder de las oraciones de Cristo, entonces, ¿qué confianza podemos tener en nuestras humildes oraciones? Si el hombre autónomo puede superar las oraciones de Cristo, ¿no es esto lo mismo que decir que Satanás ha derrotado a Cristo? Y, ¿de qué valor es la oración?

Para estudiar más del tema, lea: Jn.10:28-30; Rom.11:2,5-7; II Tim.2:13.
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.