Se nego a hacer lo malo

La caravana de mercaderes avanza por las riveras de gran río Nilo. El aire es cálido y esta cargado con el aroma de los lotos y otras flores acuáticas. José puede percibirlos al respirar. Aquí y allá salen volando una garza o un ibis, asustados por la larga hilera de hombres y camellos. ¡Que lejos esta José de las montañas de Hebrón, el hogar del que fue arrebatado! !Que mundo tan distinto es este!

En las copas de las palmeras y los sicómoros que bordean el río se escuchan los gritos y el parloteo de los monos. El idioma de la gente con la que jose se cruza en el camino debe soñarle igual de incomprensible. El joven trata de captar todas las palabras que puede. Mas vale que aprenda pronto, lo mas seguro es que jamás vuelva a casa.

José es apenas un adolescente de 17-18 años y ya tiene problemas que asustarían a muchos adultos. Sus hermanos lo envidiaban por ser el favorito de su padre. Lo odiaban tanto que habían planeado asesinarlo, pero al final cambiaron de opinión y lo vendieron a los comerciantes con los que esta ahora (Génesis 37:2, 5, 18-28). Tras varias semanas de viaje, sus dueños se sienten cada vez de mejor humor, ya que están a punto de llegar a la gran ciudad donde venderán a José con el resto de sus mercancías y obtendrán jugosas ganancias. ¿Que hará el joven para no dejarse aplastar por la tristeza y la angustia? ¿Como podemos nosotros evitar que las dificultades y los obstáculos acaben con nuestra fe? Sin duda tenemos mucho que aprender de la historia de Jose.

JEHOVÁ ESTUVO CON JOSÉ
El relato bíblico continúa. Una vez llegados a su destino, los mercaderes venden a José a un egipcio llamado Potifar. Este hombre no es ni mas ni menos que el Jefe de la guardia personal de faraón, el rey de Egipto (Génesis 39:1). José debe sentirse humillado al ser vendido por segunda vez. ¡lo están tratando como simple mercancía! Allí va, caminando detrás de su nuevo dueño, recorriendo las abarrotadas calles de la ciudad por entre tiendas y bazares. Se dirige a su nuevo hogar.

Hogar es un decir, por supuesto; el lugar donde vivirá ahora no se parece en nada al hogar que abandono a la fuerza. José viene de una familia de nómadas, quienes viven en tiendas y se mudan de un lugar a otro con sus rebaños. En cambio, la casa de Potifar es como la de muchos egipcios ricos:
Elegante y bellamente pintada. Según los arqueólogos, a los antiguos egipcios les gustaba tener hermosos jardines con arboles frondosos y estanques con papiros, flores de loto y demás plantas acuáticas. Algunas casas estaban en el mismo centro de un gran jardín y tenían terrazas donde se podía disfrutar de la brisa, ventanas altas, muchas habitaciones, un amplio comedor y cuartos para los criados.

Resumen:

Para evitar que las dificultades acaben con nuestra fe es poner en practica la fe en el todopoderoso y aprender a igual que Jose a tener templanza en nuestros principios.

Génesis 39:2

Salmo 145:
 18  Cercano está Jehová á todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras.

Santiago: 1:12
Bienaventurado el varón que sufre la tentación; porque cuando fuere probado, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido á los que le aman.

Tema expuesto por:
Carlos Carranza
Aldea palo herrado
27 de Septiembre del año 2015

Bibliografía:

La Atalaya (1 de nov de 2014)
Paginas 12-15

Recurso Cristianos.org
Año 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.