¿Por Qué Evangelizar?



Pregunta: Si Dios decidió antes de la creación del mundo, quienes serían los salvos y quienes los perdidos, entonces ¿por qué se molestan ustedes en evangelizar?

Contesto: No hay duda de que Dios haya escogido a los salvos aún antes de que ellos tuvieran oportunidad de hacer el bien o el mal:

Rom. 9:10-13:  “Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre 11(pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), 12se le dijo: El mayor servirá al menor. 13Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.”

Efe.1:3-4: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,”

Ahora, aunque un individuo sea elegido, no es automáticamente salvo. Cristo vino para morir en lugar de los elegidos y asegurar su salvación:

Mat.20:28:  “el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

Rom.5:19: “Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.”

Ahora bien, Dios el Padre escoge, el hijo muere por los escogidos, ¿y ahora qué?. Bien, aún así el elegido nace pecador y se encuentra en un estado de perdición. Es necesario que la obra de Cristo le sea aplicada al individuo en una forma práctica. Esta aplicación de la salvación al elegido nosotros comúnmente llamamos “salvación”, “nuevo nacimiento” o “conversión”. Pablo lo expresó de esta manera:

2 Tes.2:13: “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,”

Rom.1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”

Aunque un individuo haya sido elegido para la salvación, su nuevo nacimiento es necesario. Este nacimiento espiritual se logra por creer en el Evangelio:

1 Cor.4:15: “Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio..”

Para poder participar en las bendiciones que Cristo consiguió por su muerte, hay que creer el Evangelio:

Efe.3:6:  “que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,”

Para terminar  cito el siguiente pasaje que para mí, explica el porque de la predicación del Evangelio:

Rom.10:13-15: “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 14¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

***




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.