Dios... ¿Sorprendido?




Comentario: Creo en el libre albedrío del hombre. No puedo aceptar que Dios decide por el hombre. Consecuentemente, tampoco creo en la presciencia de Dios. Si el hombre todavía no decide lo que va a hacer, entonces Dios no puede saber de antemano sus acciones.

Contesto:  Cuando Dios se acercó a Adán y Eva en el huerto de Edén, después que estos habían pecado, ellos se escondieron de él. Luego Dios les hace varias preguntas: Noten con cuidado lo que Dios preguntó:

¿Dónde están? (Gen.3:9)
¿Quién les dijo que están desnudos? (3:11)
¿Han comido del árbol prohibido? (3:11)
¿ Qué es esto que han hecho? (3:13)

¿En realidad cree usted que Dios estuvo sorprendido por la acción de la primera pareja de humanos? ¿No sabía las respuestas a sus preguntas aún antes de hacerlas? ¿No sabía de su pecado? ¿No tenía Dios un plan de salvación ya trazado?

Según Juan 17:5 Jesús estaba con el Padre antes de la creación del mundo. Si estuvieron juntos en la eternidad pasada, ¿no planeaban lo que el Hijo de Dios haría después en el tiempo? ¿Realmente era Jesús como un cordero matado desde la fundación del mundo? Si así fue, ¿no habla esto de un preconocimiento de lo que le iba a pasar después?

Ahora, ¿por qué pregunta Dios a Adán y Eva si ya sabía de antemano lo que iban a contestar? Hay razones redentivas y razones que al ser reveladas, glorifican a Dios.

Talvez usted cree que Dios formuló su plan con el paso del tiempo, según la emergencia del día, cambiándolo de acuerdo con el flujo de los eventos. Pero la Biblia no presenta a Dios así. Dios no es como nosotros los seres humanos, con un conocimiento limitado. Dios sabe lo que va a pasar porque ha planeado todo. Su conocimiento, como el resto de su ser, es perfecto.

Isaías 46:8: “Acordaos de esto, y tened vergüenza; volved en vosotros, prevaricadores. 9Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 11que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.”

Hechos 2:22-23: “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús Nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; 23a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole;”

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.