Caín

Según el Génesis (el primer libro de la Biblia) Caín fue el primogénito de Adán y Eva, el primer ser humano nacido fuera del Paraíso y el primer fundador de un asentamiento humano.

Según la Biblia, Adán y Eva concibieron a Caín después de ser desterrados del Paraíso por Dios debido a que habían desobedecido su orden de no comer del Árbol de la Ciencia del Bien y el Mal.[2]

Después de Caín, concibieron a otro varón, su hermano Abel.

Caín se dedicó a la agricultura, mientras que su hermano menor al pastoreo. Según el relato bíblico estos hermanos presentaron sus sacrificios a Dios en sus respectivos altares; al verlos, Dios prefirió la ofrenda de Abel (de los primogénitos de sus ovejas) que el de Caín (del fruto de la tierra),[3] quien enloqueció de celos y mató a su hermano, yéndose, después de esto, a sus cultivos. Al ser interrogado por Dios acerca del paradero de su hermano, Caín responde «¿Acaso soy yo el custodio de mi hermano?».

Sabiendo Dios lo que había ocurrido, castigó a Caín condenándolo a vagar por la tierra, pero le colocó una marca particular para preservar su vida ante los habitantes de la tierra. En su peregrinaje Caín llegó a la tierra de Nod donde edificó la primera ciudad a la cual llamó Enoc, por el nombre de su Hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.