En búsqueda del José Smith histórico

Un joven llamado José, una sorprendente Visión, el nacimiento del Mormonismo; todo comenzó con un gran avivamiento. José Smith dio una vívida descripción del avivamiento que se efectuó en su lugar de origen, el pueblo de su juventud, Palmyra, Nueva York: 
Resultado de imagen para jose smith Durante el segundo año de nuestra residencia en Manchester, surgió en la región donde vivíamos una agitación extraordinaria sobre el tema de la religión. Empezó entre los metodistas, pero pronto se generalizó entre todas las sectas de la comarca. . . . Unos contendían a favor de la fe metodista, otros a favor de la presbiteriana y otros a favor de la bautista... (La Perla de Gran Precio, José Smith — Historia 1:5).
Este avivamiento impactó fuertemente al joven José Smith. Pero, ¿que clase de marca dejó este avivamiento en la Historia? ¿Podríamos localizar con precisión el lugar y la fecha de este evento y verificar que esto realmente sucedió? ¿Podrían los archivos de las diferentes iglesias, en los años inmediatos anteriores y posteriores a este avivamiento al mostrar un repentino aumento en su membresía, decirnos cuando exactamente sucedió esto? ¿Que sucedería si encontramos los registros mencionados pero no la evidencia de tal avivamiento? 
Los autores del libro Inventing Mormonism [Inventando el Mormonismo] Marquardt y Walters, se hicieron estas mismas preguntas y se dispusieron a encontrar históricamente el avivamiento mencionado. Ellos encontraron registros de membresías, minutas de reuniones trabajo de las Iglesias, boletines, periódicos internos, y, una sorpresa inesperada. Todo esto tendría conexión con lo más profundo de los cimientos del Mormonismo. 
Pero, ¿por qué tanta interés en un avivamiento? Porque José Smith ligó toda la narración de su Primera Visión a este evento. Si el avivamiento no ocurrió cuando José Smith dijo que sucedió, su compleja narración sobre la venida del libro de mormón sería sospechosa y podría ser no más que una simple historia fabricada.
La tradición y la primera visión
Hay muy pocas cosas tan fundamentales para la fe de los Santos de los Últimos Días como la narración de la Primera Visión — es decir el relato de José Smith de como el Padre y el Hijo se le aparecieron juntos en una visión. Por ejemplo, un presidente pasado de los Santos de los Últimos Días, Howard W. Hunter, llamó al relato de José Smith sobre el avivamiento y visión de 1820 "El primer pilar de nuestra fe" (Ensign, Septiembre 1994, pág. 54).
Mientras que Ezra Taft Benson se refirió al mismo relato como "La roca de soporte de la teología de la Iglesia (Mormona)" (Teachings of Ezra Taft Benson, [Enseñanzas de Ezra Taft Benson], pag.101).
De acuerdo con el relato de José Smith, un avivamiento afectó a todas las Iglesias del área donde él vivía, y condujo a José y a su familia hacía una mayor conciencia religiosa. Esto lo impulsó a ir hacia un pequeño bosque a orar. Y mientras oraba, recibió una Visión del Padre y del Hijo, quienes le dijeron que todas iglesias estaban equivocadas. Así que, el avivamiento es el histórico catalizador de los eventos que encabezan el inicio de La Iglesia de los Santos de los Últimos Días.
Al Rescate De Un Avivamiento
Usando como guía el relato de José Smith, los autores de este libro, fueron en busca de la evidencia de un avivamiento ocurrido en ó alrededor de 1820. Ellos, meticulosamente peinaron antiguas fuentes de información que incluyeron: reportes de conferencias de las Iglesias, periódicos de la época, periódicos de las Iglesias, registros del Presbiterio, y entrevistas publicadas. Pero el examen de éstas fuentes de 1820-21 no revelaron nada que se ajustara a la descripción detallada por José. No hubo ganancias significativas en la membresía de las Iglesias en Palmyra durante 1820 a 1821 que acompañaran a un avivamiento. Por ejemplo, en 1820, "La primera Iglesia Bautista de Palmyra" solo recibió 8 personas en profesión de fe y bautismo; a la Iglesia Presbiteriana se agregaron 14 miembros, y el circuito Metodista perdió 6 miembros (Inventing Mormonism [Inventando el mormonismo], pág. 17, 18).
¿No debía haber tenido el avivamiento descrito por José un mayor impacto? ¿Dónde se efectuó el avivamiento de 1820 descrito por José?
Y entonces lo encontraron. Múltiples fuentes revelaron evidencia de una gran agitación religiosa, con grandes ganancias en la membresía de las Iglesias de todas las denominaciones mencionadas por José.
Pero, en vez de iniciarse en 1820, éste se inició en 1824 y continúo hasta la primavera de 1825. Para fines de Septiembre de 1825 la Iglesia Bautista registró que admitió 94 miembros en profesión de fe y bautismo; la Iglesia Presbiteriana reportó 99 nuevos y el circuito Metodista mostró un incremento de 208 miembros (pág. 27). Estos hechos sí concuerdan con la descripción de José, pero no a la fecha que él dio del evento. Y ¿como cuadraba la fecha de 1824 con otras evidencias relacionadas?
La Muerte Y Los Impuestos
Dos detalles adicionales sobre la familia de José Smith también apuntaron hacia 1824 como la fecha correcta del avivamiento. El primero venía de la madre de José, Lucy Mack Smith. Ella escribió su propia versión de la biografía de José, publicada por la casa editorial de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, llamada Bookcraft (History of Joseph Smith by His Mother [Historia de José Smith por su madre). En su manuscrito preliminar, ella relató la gran tristeza que la familia Smith experimento cuando el hermano mayor de José, Alvin Smith, murió repentinamente — victima de mal cuidado médico.
Lucy escribió:
Todos lloramos unánimemente nuestra irreparable perdida, y parecía que no podríamos ser consolados porque él ya no estaría más con nosotros.  Por ese tiempo, hubo un gran avivamiento religioso y todo el vecindario estaba involucrado activamente en el asunto y  nosotros nos encontrábamos entre la gente congregada en la Casa de Reunión, para ver si había una palabra de consuelo para nosotros que pudiera aliviar nuestros sobrecargados corazones (página 55) [1].
Un avivamiento que siguió a la muerte de Alvin concordaba con la fecha de 1824, ya que Alvin murió en Noviembre de 1823.
El segundo detalle fue la declaración de José Smith de que el avivamiento tuvo lugar "algún tiempo en el segundo año después de nuestro cambio de residencia a Manchester" (La Perla de Gran Precio, José Smith — Historia 1:5)
Una investigación en los registros de la propiedad, indicó que la fecha más exacta del cambio del lugar de residencia de la familia Smith a su granja en Manchester es 1822. Un avivamiento ocurrido dos años después de 1822 concuerda con la fecha del avivamiento de 1824. La combinación de estos hechos históricos no deja la menor duda de que la fecha correcta para el avivamiento mencionado por José Smith es 1824 en vez de 1820.
¿Es Esto Un Problema?
Entonces, ¿importa realmente que la cronología de José Smith este desfasada tan solo cuatro años? No solo importa, sino que esto se convierte en un asunto verdaderamente crítico. El mencionado avivamiento es el arranque de una serie de eventos encadenados uno con el otro. He aquí la cronología tradicional de los eventos basada en el relato de José Smith que encontramos en La Perla de Gran Precio. Un avivamiento religioso que se efectuó en 1820, causó que un joven de 14 años de edad llamado José comenzara a orar, lo que dio origen a la Primera Visión de este. José Smith declaró que tres años después de la primera visión (1823), un ángel le apareció en su dormitorio y le habló acerca de unas planchas de oro. En 1827, cuatro años después de la aparición del ángel, José finalmente pudo obtener las planchas.  Fue entonces que José comenzó a producir el Libro de Mormón y logró imprimirlo por primera vez en el año de 1830.
El avivamiento puede situarse históricamente con certeza en el año de 1824. De acuerdo con la cronología de José Smith, tres años después de este avivamiento (1827) fue cuando el ángel Moroni le apareció por primera vez. José tendría en ese entonces 21 años de edad. Y que pasados otros cuatro años (1831), fue cuando José pudo obtener las planchas de oro y comenzar la traducción, pero para ese entonces el Libro de Mormón ya llevaba un año completo de haber sido impreso.
El año de 1824 como fecha del avivamiento significa que los eventos tal como José Smith los delineó, no se ajustan al marco histórico de tiempo disponible. Podría ser que el avivamiento no tuviera ninguna relación con el relato de la primera visión de José, ó que los eventos que encabezaron la producción del Libro de Mormón se efectuaron de diferente manera a como José los declaró en su relato. De una o de otra manera, nos encontramos ante serias discrepancias que desafían la autenticidad del relato de José Smith.
Redescubriendo raíces SUD
Esta clase de investigación meticulosa con notables resultados es lo que caracteriza por completo al libro Inventando el Mormonismo. Otros asuntos de interés en el libro son:
·         el descubrimiento de que algunas de las primeras personas que escucharon el relato de José Smith sobre las planchas de oro, recuerdan que en el relato personal de José, figuraba el espíritu de un feroz y sangriento Español que fungía como guardián de este tesoro enterrado (las planchas). Este espíritu repetidamente golpeó a José haciéndole caer al suelo (págs. 92, 94).
·         amigos cercanos y familiares de José (como su esposa Emma, Brigham Young, Martin Harris y David Whitmer) cuentan como José encontró las planchas y las tradujo para producir el Libro de Mormón usando un amuleto, una piedra vidente colocada en su sombrero. Él nunca necesitó o usó las planchas para traducir el Libro de Mormón.
  • la evidencia histórica indica que la Iglesia de Cristo, como se le llamó originalmente a la Iglesia Mormona, tuvo su inicio en el hogar de los Smith en Manchester, Nueva York, y no en Fayette, Nueva York en casa de los Whitmer, como se cuenta.
Con tal atención precisa hacia los detalles importantes, el libro Inventando el Mormonismo examina cuidadosamente la tradición de Los Santos de los Últimos Días, separando la ficción de los hechos reales.
¿Importa Realmente Todo Esto?
Algunos tal vez se pregunten, ¿es toda esta atención a los detalles históricos realmente tan importante? El maestro de la Iglesia de Los Santos de los Últimos Días, T. Edgar Lyon, efectuó una pregunta similar, cuando él cuestionó:
Pero, ¿por qué deben los Santos de los Últimos Días preocuparse por conocer sobre a historia autentica? ¿Cuál es la diferencia para un turista, si su guía le dice verdad o mentira sobre el lugar que visita? Personalmente, yo no aprecio ser victimado por alguien, que mientras ostenta una posición de autoridad, disemina el error; por trivial que este parezca.[2]
El avivamiento y el relato de la Primera Visión están muy lejos de ser asuntos triviales, mas bien son elementales para lo que la Iglesia Mormona proclama ser: la Única Iglesia Verdadera.
El apóstol Mormón Hugh B. Brown, enfocó con claridad el asunto cuando declaró:
La Primera Visión del Profeta José Smith constituye la base fundamental de la Iglesia que posteriormente fue organizada. Si la Primera Visión fue un producto de la imaginación de José Smith, entonces la Iglesia Mormona es lo que sus detractores declaran que es: Una perversa y deliberada impostora (Hugh B. Brown, The Abundant Life [La Vida abundante], págs. 310-311.)
Aunque los autores del libro Inventando el Mormonismo se han abstenido de emitir juicios teológicos, ellos han realizado algo más que una mera crónica histórica de los eventos relacionados con el Mormonismo. Ellos han intentado proveer un amplio y genuino recuento de la vida de José  Smith, del Libro de Mormón y de los orígenes de la Iglesia de Los Santos de los Últimos Días. Su rescate de los hechos ha resultado en un libro que se convertirá en una importante fuente de información para aquellos que quieren que su historia, y su fe, estén basadas en la verdad. 
—     Joel B. Groat
Traducción al español por: Gamaliel Chan
Notas:
1. En el manuscrito original preliminar, alguien ha tachado con rayas la pequeña parte que menciona el “gran avivamiento sobre el  asunto de la religión”  y las ediciones  publicadas lo omiten completamente sin ninguna explicación. Hay una copia del manuscrito original en la biblioteca del Institute for Religious Research [Instituto de investigaciones religiosas].
2. T. Edgar Lyon, “¿Que tan auténticos son los lugares históricos en Vermont y Nueva York?”  Brigham Young University Studies [Estudios de la Universidad de Brigham Young] 9 (primavera de 1969): 349.

***


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.