Distintas versiones en el estudio de La Biblia

Wonderly, Guillermo L.
“EL USO DE DISTINTAS VERSIONES EN EL
ESTUDIO DE LA BIBLIA. La Biblia.
En América Latina. Centro de servicio
Bíblico para América Latina A. C.
Vol. 42, No. 174. Ene-Feb. 1987.
Págs. 7-9


El uso de varias versiones ilumina el sentido del texto bíblico, ya que ninguna traducción puede encerrar todas las sutilezas de significado expresadas en el original. Una versión puede hacer resaltar algún detalle que en otra versión no se destaca; o darnos una traducción más feliz o significativa de un pasaje determinado.
Muchas de las diferencias entre las versiones resultan del estilo, propósito e índole de cada versión y no afectan el sentido del texto. Cada una tiene sus propias características que afectan su manera de expresar el sentido del texto original.


1.        VERSIONES ANTIGUAS Y RECIENTES.

Hay versiones tradicionales o antiguas que han llegado a ser veneradas por sus siglos de uso (como por ejemplo, la versión Reina Valera de 1569, en sus varias revisiones desde 1602 hasta 1960). En contraste, hay las versiones más recientes, la mayoría de las cuales intentan comunicar el sentido del texto en un lenguaje actual sin obligarse a mantener el sabor y estilo tradicional (por ejemplo, la Versión Popular - Dios Habla Hoy – de las Sociedades Bíblicas, y la Nueva Biblia Española de Luis Alonso Schoekel y Juan Mateos). Las tradicionales, tienen la virtud de ser conocidas por muchos cristianos ya formados, quienes se han acostumbrado a su estilo y han aprendido en un grado más o menos adecuado el significado de sus palabras y expresiones arcaicas. Las versiones recientes, por su lenguaje actual y más idiomático, son de especial valor para los lectores ya acostumbrados al lenguaje tradicional, ya que hay bastantes pasajes que aun para ellos resulta difíciles o poco claros en las versiones antiguas, de los cuales muchas veces el lector no se da cuenta.

Ejemplos de lenguaje arcaico y lenguaje actual. Un ejemplo curioso del lenguaje arcaico, en las varias versiones de la Biblia Reina Valera, se encuentra en 1 Corintios 7:12-14, Romanos 7:1.


2.        VERSIONES APEGADAS A LA FORMA VS LAS QUE ATIENDE EL SENTIDO.

Hay versiones (especialmente las tradicionales) que se apegan a una tradición bastante literal, a veces palabra por palabra, y mantienen la forma gramatical muy semejante a la del original. Esto se hace aun en casos en que tal forma no es la más natural de la traducción y el literalismo hace que se pierda parte del impacto del mensaje. En contraste, hay versiones en las cuales los traductores han dado atención primero al significado del original, para expresarlo en la forma más clara y natural para el lector, sin que se sintiesen obligados a conservar la forma misma del hebreo o del griego. Nótese, por ejemplo, la versión Reina Valera de Lucas 3:3 en comparación con la de Dios habla hoy y con La Nueva Biblia Española (NBE).


3.        VERSIONES EN DIFERENTES NIVELES DE LENGUAJE.

También entre las versiones hay importantes diferencias en cuando al nivel de lenguaje: hay algunas que emplean un lenguaje elevado y literario, y otras que usan lenguaje más accesible al lector de poca preparación académica. La Versión Popular (DIOS HABLA HOY) emplea lo que se ha llamado “lenguaje común”, o sea un nivel de lenguaje que aprovecha los recursos de la lengua española que son comunes a los lectores cultos y a la vez a los menos preparados, evitando los giros elevados por una parte, y el lenguaje vulgar por otra. Se ha procurado un lenguaje y estilo ACCESIBLE al lector indocto y a la vez ACEPTABLE al más culto. En contraste, la NUEVA BIBLIA ESPAÑOLA, también escrita en lenguaje actual, emplea un nivel mucho más elevado. Nótese la diferencia entre DIOS HABLA HOY y la NUEVA BIBLIA ESPAÑOLA en su traducción de Efesios 1:17-20.


4.        VERSIONES CON DIFERENTES BASES TEXTUALES.

LAS VERSIONES diferentes también en su manera de tratar ciertos pasajes cuya base textual es diferente en los distintos manuscritos del hebreo o del griego. Esto es esencialmente notable en el Nuevo Testamento, para el cual las versiones tradicionales (como la de Reina y Valera) usaron el texto griego (el llamado Textus Receptus) que se conocía en el siglo XVI, mientras que las versiones “Nuevas” se basan generalmente en un texto griego que resulta del cotejo de manuscritos más antiguos y más auténticos. Estos manuscritos han sido descubiertos y analizados en tiempos más recientes, y no estaban disponibles a los traductores de siglos pasados. En la versión Dios habla hoy, las más importantes de estas diferencias son indicadas en una nota al pie que dice “Algunos mss. Dicen”, o algo similar.


5. VERSIONES CON DIFERENTES INTERPRETACIONES DE ALGUNOS PASAJES.

ADEMAS, hay diferencias entre versiones en casos donde el original se presta para dos o más interpretaciones, y en una versión se da la otra. En casos así en DIOS HABLA HOY, con frecuencia se da una alternativa de traducción en una nota que dice “Otra posible traducción”. Nótese, por ejemplo, las diferentes traducciones de Mateo 6:27, y también una diferencia notable entre las maneras de entender y traducir 1 Corintios 7:36-38 (véase la nota en DHH).
UN CASO ESPECIAL

Una edición del lenguaje actual que debe ser mencionada, a manera de advertencia, es LA BIBLIA AL DIA, editada por Living Bibles Internacional. Tanto en la portada, con más específicamente en el prefacio, se indica que “… esta Biblia no es una traducción, sino una paráfrasis”; no obstante, su presentación es la de una Biblia, y muchos lectores han de creer que es una traducción como las otras. Sin duda, esta edición ha sido útil a muchas personas, y su redacción de muchos pasajes es fresca y altamente legible. Pero por ofrecerla como una paráfrasis, los autores se han sentido con la libertad de introducir dentro del texto bíblico de cuando en cuando, su propia interpretación o la de su gripo eclesiástico.

La edición castellana es, básicamente, una traducción de THE LIVING BIBLE en inglés, pero en la edición española se han suprimido las frecuentes notas que en el original inglés informan al lector sobre algunas de las ediciones y modificaciones que se han hecho en el texto respecto al hebreo y al griego. Muchos de estos cambios, en su intento de explicar el significado en términos modernos, han servido para distorsionar el sentido en mayor o menor grado. He aquí unos ejemplos especialmente notables en donde la paráfrasis ha afectado el sentido del texto bíblico: En Romanos 1:16, en lugar de traducir lo que dice el texto griego, que el evangelio es “poder de Dios para salvación a todo aquel que cree” (RVR), la Biblia al día dice que “Las Buenas Noticias… constituyen el poderoso método de Dios para llevar al cielo a los que creen”. Pero la salvación es muchísimo más que un simple pase para ir al cielo: ¡es algo que también ahora, en nuestra vida actual, transforma la vida del creyente!

Y en Juan 1:17, la Biblia al día dice: “De Moisés recibimos sólo la ley, con sus rígidas demandas e implacable rectitud”. La inserción de “sólo” y “con sus rígidas demandas e implacable rectitud” es ajena al texto de Juan, y ni siquiera tiene apoyo en otros pasajes de la Biblia; refleja más bien la doctrina “dispensacionalista” del autor de la paráfrasis, según la cual el antiguo pacto no era una manifestación de la gracia de Dios como lo es el nuevo. Luego, en Romanos 4:7 esta edición dice: “Bienaventurados… aquéllos cuyos pecados han sido personados y encubiertos”. Esto podría ser una falla del que tradujo del inglés al español, ya que ninguna teología cristiana enseñaría que Dios encubre (consiente o condona) el pecado en el sentido del uso común de esta palabra, el de ocultar un delito para que no se descubra.

Así que, es necesario tener cierto cuidado en el uso de una paráfrasis de este tipo, especialmente cuando su interpretación difiere de la de otras versiones de la Biblia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes alguna duda, comentario, sugerencia no te olvides de dejarlo para poder mejorar nuestra página.